¡Hola Supercurioso! Antes de leer el artículo nos gustaría que conocieras una nueva forma de descubrir nuestro curioso mundo, ¡a través de Youtube! Tenemos un canal del que nos encantaría que formaras parte. ¡Puedes suscribirte y conocerlo aquí –> YouTube Supercurioso!

Hay frases que lo cambian todo. Desde un “Hola” con una coma en el lugar equivocado hasta un “te quiero” sin la entonación adecuada pueden llegar a ser verdaderos suicidios sociales. Por eso, importan las palabras e importa lo que se dice. Una de las situaciones en las que más necesitamos de estas herramientas, denominadas habilidades sociales, es cuando queremos que nos hagan un favor. Pero, ¿sabías que recientemente se ha descubierto una fórmula (casi) mágica para conseguir que los demás nos ayuden? Te lo contamos todo acerca de este experimento sociológico y lingüístico.

La fórmula que hará que SIEMPRE te hagan un favor

El investigador en comunicación Christopher Carpenter fue quién publicó sus análisis acerca de este curioso hecho en 2013. En él, se propuso un supuesto muy sencillo. Con la ayuda de dos de sus compañeros, realizó el estudio en un centro comercial. El procedimiento era muy simple.

hagan un favor habilidades sociales

Solo tenían que acercarse a una persona que estuviera sola en el supermercado y preguntarles lo siguiente:

“Disculpe, le importaría darme unas monedas que me faltan para el AUTObÚs, por favor? “

Diciendo esto, parece que todos conocemos la respuesta pero los investigadores añadieron una frase que resultó mágica:

“…pero, por supuesto, siéntase libre de hacerlo o no (but you are free to accept or to refuse)”

Quizás en castellano se resolvería con algo parecido a “no se sienta obligado”. El resultado fue un éxito.

Pero, ¿cuál es el motivo por el que conseguirás que te hagan un favor tan solo diciendo “siéntete libre de rechazarlo o aceptarlo”?

Este experimento que tuvo lugar en Francia y que, después, se desarrolló en otras ciudades del mundo, sirvió para que se entendieran mejor los patrones de comportamiento humanos.

Tal y como aseguró Carpenter, no eran unas palabras u otras las que habían conseguido el efecto deseado de obtener lo que se solicitaba, sino que los sujetos habían respondido positivamente porque se les había dado opción, una salida para rechazar o aceptar “libremente” (obviamente, no eran del todo libres si los investigadores estaban haciendo uso de ese truco para que aceptaran la petición de ayuda).

hagan un favor2

Así que, ya sabes, la próxima vez que quieras que te hagan un favor, no dejes de ofrecer a tu interlocutor una salida, una posibilidad de decir “no”. Si lo haces, es muy probable que nunca vuelvas a escuchar esta palabra.

¿Crees que aprender a obtener lo que quieres de esta manera es manipulación o que, simplemente, es mejorar las habilidades sociales? Descubre si esta es una de las 10 cosas de tu infancia que tiene efecto en tus logros como adulto. ¡Te sorprenderá!

Imágenes: koldunov / 123RF Foto de archivo, belchonoksun / 123RF Foto de archivo, KenWelieverRed Channel ,  .

Compartir

Dejar respuesta