¡Hola Supercurioso! Antes de leer el artículo nos gustaría que conocieras una nueva forma de descubrir nuestro curioso mundo, ¡a través de Youtube! Tenemos un canal del que nos encantaría que formaras parte. ¡Puedes suscribirte y conocerlo aquí –> YouTube Supercurioso!

Son muchas las veces que utilizamos siglas sin preguntarnos a qué están sustituyendo. Algunas son tan comunes y su significado tan claro que no parece que pueda haber una explicación detrás, pero no es así, y por eso en Supercurioso nos hemos preguntado: ¿Por qué se llama Punto G? ¡Y hemos hallado la respuesta!

¿Por qué se llama Punto G?

Puesto que las siglas están formadas con la letra inicial o grafema de cada una de las palabras que la componen, ya tenemos una pista. La G de “Punto G” proviene de una sola palabra que empieza con esa grafía.

Entre las décadas de 1940 y 1950, un ginecólogo de origen alemán llamado Ernst Gräfenberg estudió la uretra y el papel que ésta podía tener en el orgasmo femenino. Durante sus investigaciones, describió una “zona erótica” en la parte interior de la vagina siguiendo el curso de la uretra. El ginecólogo afirmaba que su existencia era perfectamente demostrable. Sin embargo, fueron el Dr. Frank Addiego y su equipo, en 1981, los primeros que llamaron a esa zona concreta “Punto G” en honor al Dr. Gräfenberg. En 1982, el término fue ampliamente popularizado por Alice Kahn Ladas, Beverly Whipple y John Perry en su libro “El Punto G y otros recientes descubrimientos sobre la sexualidad humana”. La existencia del Punto G ha sido durante más de 60 años un tema muy controvertido, aunque actualmente la mayoría de investigadores concluyen que la zona que describió Gräfenberg realmente existe.

¿Por qué se llama Punto G?

La vida del Dr. Gräfenber estuvo a punto de terminar, antes de descubrir el Punto G, por culpa del régimen nazi, ya que era de origen judío. Gräfenber, como médico, había participado en la Primera Guerra Mundial obteniendo la Cruz de Hierro de Primera y Segunda Clase y además era el ginecólogo preferido por las mujeres de los altos cargos nazis y quizá por estos dos motivos se sentía a salvo. A pesar de que fue expulsado de su puesto en el hospital, no hizo caso de las advertencias y siguió ejerciendo su profesión. En 1939 le fue retirado el título de medicina y arrestado. En 1940, la activista a favor del control de la natalidad Margareth Sanger consiguió rescatarlo y trasladarlo a EE.UU. donde siguió ejerciendo su profesión. Es interesante mencionar que el estudio en que descubrió el llamado “Punto G” le llevó a la creación del “anillo de Gräfenberg” que fue el primer dispositivo intrauterino o DIU.

¿Por qué se llama Punto G?

Si te ha interesado este artículo, quizá quieras leer el post: Infanticidio, aborto y contracepción en la Antigua Grecia.

Imágenes: (c) Can Stock Photo / ammentorpXdon elias

Compartir

Dejar respuesta