Los juegos de azar son tan antiguos como la pasión del hombre por la adrenalina. Su evolución ha ido a la par del mundo, sumando tecnología diversión y ganancias. El Póker, las cartas o el Black Jack son algunos de los juegos de azar más populares, pero si nos vamos a uno que represente la auténtica esencia de los amantes del azar, las máquinas tragaperras son las ideales. Se trata de máquinas que encontramos con frecuencia en bares, cafeterías, casinos e incluso portales online. A pesar de ser un juego que está en el apogeo de su popularidad, la primera versión se inventó hace más de un siglo. Acompáñanos a conocer la interesante historia de las máquinas tragaperras.

El origen de las tragamonedas en el Viejo Oeste

máquinas tragaperras

En la actualidad, si queremos disfrutar de la diversión de los slots, solo basta con una conexión a Internet y acceder a alguno de los principales portales de juegos de azar como Casino Betfair, en los que encontraremos las variedades más completas y las mayores dosis de adrenalina. Pero si lo que nos interesa es conocer el origen de las máquinas tragaperras, tenemos que viajar hasta el Viejo Oeste de los Estados Unidos. La primera máquina de la que se tiene registro en la historia, vio la vio la luz a mitad del siglo XIX y estaba basada en el póquer.

Se trataba de un dispositivo integrado por cinco tambores giratorios con cartas, en los cuales se podían formar las figuras al jugar, con un coste de cinco centavos. La complejidad de combinaciones posibles impedía que dieran premios directos. Es por ello que los jugadores tenían que avisar al dueño del establecimiento para obtener sus ganancias, que generalmente eran en bebidas o tabaco gratis.

Fue en San Francisco durante el año 1895, cuando Charles Fray creó el modelo de máquinas tragaperras con un diseño parecido al moderno, al menos estéticamente. La máquina fue nombrada Liberty Bell, en homenaje a la famosa campana de los Estados Unidos. Contaba con tres carretes con diferentes símbolos y facilitaba premios monetarios directos, cuando el jugador lograba alinear varios símbolos iguales, de los cuales la campana ofrecía el de mayor valor. Había que mover una palanca para comenzar una partida, elemento que hizo que se conociera popularmente como la «bandida de un brazo».

Un éxito que llegó a los rincones de todo el planeta

Historia de los slots

El nuevo modelo de juego de azar se convirtió pronto en un éxito de dimensiones mundiales, creando una nueva industria que copió la máquina original. Nuevas máquinas tragaperras se instalaron en salones, bares y boliches. Durante este período nacieron algunos de los símbolos clásicos que todavía perduran. Los modelos del fabricante Herbert Mills utilizaban las frutas, y sus premios, en vez de dinero, eran chicles de los símbolos ganadores. Por su parte, Bell Fruit Gum Company empleaba el logotipo BAR.

El negocio fue extendiéndose con velocidad y de forma sostenida. A lo largo del siglo XX fueron llegando los populares slots a los más diversos países de todo el globo. Durante los años 40 se inauguraron los primeros casinos en Las Vegas, con el hotel Flamingo Hilton, en donde se combinaba espectáculos y apuestas. Las máquinas tragaperras pasaron a ser un símbolo del juego, presentes incluso en el aeropuerto de la ciudad, donde se han registrado premios importantes a lo largo de los años. España tuvo que esperar hasta la transición para tener tragamonedas: durante la dictadura franquista las apuestas estaban limitadas a quinielas, cupón de la ONCE y carreras de hípica.

La Evolución de las máquinas tragaperras

Evolución de las tragaperras

La diversión que representan los juegos de azar ha experimentado una constante evolución a lo largo del tiempo, y las máquinas tragaperras no son la excepción. Los primeros modelos utilizaban sistemas de engranajes bastante mecánicos. Los avances tecnológicos han permitido que éstos sean sustituidos por circuitos electrónicos. Luego, la irrupción del internet también representó grandes cambios. En los últimos años encontramos máquinas digitales con cientos de temáticas diferentes, que pueden jugarse directamente desde los teléfonos móviles y en la comodidad de nuestro hogar.

En efecto, la explosión de los negocios por internet permitió que muchos rubros migraran o abrieran operaciones en el entorno digital. Los casinos fueron sin duda uno de los sectores que mejor supo aprovechar la explosión web, ofreciendo a sus usuarios las más modernas opciones. Encontramos las más variadas ofertas de casinos online, y en ellos, las tradicionales máquinas tragaperras, que ahora nos muestran sus luces y colores desde la pantalla del celular o el ordenador.

Estas máquinas, desde su lejana aparición hace más de un siglo, han conquistado a los jugadores profesionales y aficionados a lo largo y ancho del planeta. Su vigencia permanece más consolidada que nunca, y su evolución no se detiene. En este sentido, al parecer los slots nos prometen muchos años más de juego, diversión, adrenalina y ganancias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here