Si estás pensando en ir de vacaciones a Japón en el futuro, debes saber que el país nipón está repleto de sorpresas, las cuales cambiarán dependiendo de la época del año. Por lo tanto, si decides hacer un viaje en primavera y otro en otoño, percibirás diferencias como las flores de cerezo de marzo o la cuidada decoración de halloween. Asimismo, cada una de sus urbes tiene sus propios rincones mágicos, así que debes escoger donde quieres pasar tus días libres con sabiduría. En el caso que planees ir en verano a Tokio, la vibrante capital del país, a continuación te mostramos algunos planes que no puedes perderte.

Planes para disfrutar tu estancia en Tokio

Planes en Tokio 2

Festival de Tanabata

Uno de los mayores atractivos de Tokio durante el verano son sus famosos festivales, en los cuales puedes disfrutar de una decoración única y desfiles. Entre estas celebraciones de verano destacamos el Tanabata, también conocido como “festival de las estrellas”, en el cual se celebra el reencuentro de Hikoboshi y Orihime. De acuerdo con una leyenda, los dos últimos fueron amantes separados por el rey del cielo, el cual les convirtió en estrellas por descuidar sus deberes diarios. Sin embargo, si el cielo está despejado, ambos enamorados pueden reencontrarse cada 7 de julio, día en que se celebra el festival.

Este evento se lleva a cabo en distintas partes de Tokio, pero tiene especial fama la celebración del barrio de Asakusa. En él se pueden encontrar numerosos puestos de comida para degustar por la calle, donde se venden preparaciones como takoyaki (bolas con masa de harina rellenas de pulpo) o yakitori (pincho de pollo con salsa yakitori) y otros puestos con juegos como rifas. Durante la noche del festival, se cree que los deseos pueden hacerse realidad, por lo que es tradición escribirlos en fragmentos rectangulares de papel conocidos como “tanzaku” y colgarlos en ramas de bambú.

El barrio de Akihabara

Por otro lado, el barrio de Akihabara es uno de los lugares imprescindibles de Tokio, donde se pueden encontrar locales de todo tipo. En los días de más calor, es recomendable pasar tiempo en algunos de sus establecimientos con aire acondicionado, tal y como sus salas de juegos. Por lo general, los juegos de azar más populares de hoy en día son las tragaperras o la ruleta online, pero en Japón el más extendido es el pachinko. Éste, que tiene como objetivo insertar bolas en los diferentes agujeros de un determinado tablero, se juega en salas como “Pachinko UNO” de Akihabara, y nos permite obtener premios de más o menos valor, tal y como un bolso de marca o un llavero.

Alrededor de Akihabara también encontraremos otras salas con distintos juegos, tal y como máquinas para bailar mientras vemos una cinemática o incluso máquinas con videojuegos «retro». De la misma manera, la zona está repleta de tiendas como la famosa Don Quijote, donde se pueden adquirir un amplio abanico de productos económicos que solo se venden allí, como mascarillas temáticas o snacks. Los amantes de la tecnología también tendrán la oportunidad de visitar establecimientos como Yodobashi-Akiba, donde se pueden comprar cámaras de múltiples modelos.

El parque Ueno

Por último, te proponemos pasear por el parque Ueno, uno de los rincones con más verde de la metrópolis. Allí se ubica el santuario Toshogu, una de las construcciones más conocidas de la época Edo donde se pueden dejar pequeñas tablas con deseos. Asimismo, podemos encontrar la estatua de Saigo Takamori, un relevante personaje histórico japonés también conocido como «El último Samurai». En conclusión, Tokio es una ciudad donde es imposible aburrirse, así que si la visitas en verano, solo debes de tener en cuenta estas recomendaciones para conocer algunos de sus puntos más emblemáticos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here