Se trata de una estrategia de prolongación de la vida que la mayoría de los hombres probablemente no querrán seguir, pero una nueva investigación sugiere que la castración podría alargar la vida.

La castración podría hacer que vivieras más tiempo

Historicamente, los eunucos coreanos a quienes habían sido extirpados sus testículos para asegurar posiciones altas en la jerarquía del palacio, sobrevivieron a sus homólogos no castrados hasta en 20 años, según las investigaciones de un estudio. Los resultados han sido publicados en la revista Current Biology.

En los animales, la castración tiende a alargar la vida, probablemente porque las hormonas sexuales masculinas no son buenas para la salud en algunos aspectos. Por ejemplo, la testosterona es un supresor del sistema inmune y puede aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular.

No obstante, en los seres humanos los resultados se han difuminado en cuanto a si la castración alarga la vida útil. Un estudio sobre pacientes en un hospital psiquiátrico encontró que sí lo hacía, mientras que otro sobre cantantes masculinos castrados y no castrados concluyó que no. Sin embargo, los investigadores han teorizado que los efectos de la testosterona pueden ser la razón por la cual las mujeres suelan vivir más que los hombres de promedio. Otras investigaciones han sugerido una explicación genética para esta brecha de vida.

En el nuevo estudio, el investigador de la Universidad de Inha Kyung-Jin Min y sus colegas recorrieron los registros históricos de la dinastía Chosun (o Joseon) de Corea, que se desarrolló entre 1392 y 1910. Hasta 1894, la castración era una forma de acceso al poder político y suponía el prestigio en la dinastía. Los eunucos podían alcanzar rangos oficiales y casarse y adoptar niñas y niños castrados de manera similar para mantener un linaje familiar. Eunucos y miembros de la familia real masculina fueron los únicos hombres autorizados a pasar la noche en el palacio real.

De hecho, los eunucos fueron destinados en muchos imperios antiguos como guardianes de los harenes reales, ya que no podían dejar embarazadas a las mujeres del rey o emperador. Al no tener hijos de su propia sangre, se consideraba que los eunucos eran más leales y menos propensos a intentar establecer sus propias dinastías familiares.

Al comparar una genealogía de 1805 de los eunucos y sus familias con otros documentos de la corte, Min y sus colegas fueron capaces de determinar la vida útil de 81 eunucos. Luego compararon esos intervalos de vida con los de los hombres no castrados de estatus socioeconómico similar viviendo al mismo tiempo. Estos hombres eran miembros de tres familias prominentes, la mayoría de los cuales eran oficiales marciales o administradores civiles.

Encontraron que la vida media de un eunuco de la corte coreana era de unos 70 años. Eso suponía un promedio de entre 14 y 19 años más que sus contemporáneos no eunucos, que tendieron a vivir entre 50 y 55 años.

Las diferencias no podían ser explicadas por una existencia palpable en palacio, escribieron los investigadores, porque la mayoría de los eunucos sólo iban al palacio cuando estaban de servicio y vivían fuera de él. De hecho, los miembros masculinos de la familia real, que pasaban todo su tiempo en palacios, tenían vidas más cortas, llegando a los 45 o 47 años de edad en promedio.

Por lo tanto, esta investigación concluye que sí, aparentemente ser eunuco implica que vivirías más años, pero ¿vale la pena pasar por una intervención así? En nuestra opinión, no. ¿Qué dices tú?

¿A ti también te ha sorprendido este dato? Si te ha gustado este artículo, no te puedes perder nuestro artículo: ¿Sabías que hoy en día aún hay eunucos?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here