La mano de Cervantes
Valora este post

En Supercurioso te hemos presentado enigmas alrededor de grandes literatos como Edgar Allan Poe o Julio Verne. En esta ocasión te queremos hablar de la misteriosa mano izquierda de Cervantes. ¿Quieres saber más sobre el misterio de la mano de “El Manco de Lepanto”?

Nota policial

En un lugar de Madrid de cuyo nombre no puedo acordarme, aunque muy cerca de la residencia real, no ha mucho –poco más de cuatrocientos años- se suscitó un duelo en el que resultó herido un maestro de obra, súbdito de este reino y de nombre Antonio de Segura. En respuesta a tal afrenta el rey, don Felipe II, emitió una providencia ordenando la captura del atacante, conocido como Miguel de Cervantes.

Retrato de Miguel De Cervantes, supuestamente por Juan de Jáuregui (aprox. 1600)
Retrato de Miguel De Cervantes, supuestamente por Juan de Jáuregui (aprox. 1600)

¿Nuestro Miguel de Cervantes?, ¿el creador de la novela moderna con Don Quijote y principal difusor de la novela corta con sus Novelas ejemplares? Si fue él otra sería la historia de su famosa herida en la mano y por la que se le conoce como el Manco de Lepanto.

El sospechoso autor

Miguel de Cervantes (1547 -1616), nació en Alcalá de Henares y pasó su infancia y juventud trashumando con su familia por Valladolid, Córdoba y Sevilla, ciudades donde creció y estudió, hasta su llegada a Madrid en 1566. El suceso con el que comenzamos acaeció tres años después, pero antes veamos la versión oficial.

La espada antes que la pluma

El mismo año del duelo en Madrid, 1569, Cervantes viajó a Italia, donde por un tiempo estuvo al servicio del cardenal Giulio Acquaviva y con el que recorre gran parte de este país, desde Sicilia hasta Milán. Pero su camino no era el sacerdocio sino las armas. Por eso se convierte en soldado de la compañía del capitán Diego de Urbina, se embarca en la galera Marquesa y participa en la batalla de Lepanto (7 de octubre de 1571), en la que los turcos perdieron definitivamente el control del Mediterráneo.

La batalla

Ese día de octubre la flota de la Liga Santa -integrada por España, Venecia y los estados pontificios-, comandada por don Juan de Austria, enfrentó a la flota turca.

Batalla de Lepanto, 1571 (Autor desconocido, finales del siglo XVI)
Batalla de Lepanto, 1571 (Autor desconocido, finales del siglo XVI)

 

Cervantes no está en su mejor momento, tiene fiebre y se le dispensa del combate, sin embargo se opone a retirarse y participa en la batalla batiéndose heroicamente y sufriendo varias heridas: dos disparos de arcabuz en el pecho que también alcanzaron la mano izquierda. Como resultado la mano se le anquilosó perdiendo movilidad. Y de allí el apodo de “Manco de Lepanto”.

Otra versión o “el destino se cumple por otros medios”

Volvamos a 1569. Hacer uso de armas en las cercanías de la residencia real era un delito que se pagaba con arresto y amputación de la mano derecha. Aunque esta providencia haya tenido que ver con el padre de Don Quijote y Sancho Panza, es también probable que ésta no se haya ejecutado y haya sido el motivo por el que Cervantes viajó a Italia, donde eventualmente perdió el uso de la izquierda. Y si así fue tampoco pudo escapar de la prisión, pues años después, volviendo a España, cayó en manos de piratas musulmanes y pasó los siguientes cinco años viviendo como cautivo.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here