Mirad si habrá animales en este planeta pero raros como los que vamos a ver a continuación, pocos. ¿No nos creéis? Seguid leyendo.

1. Topo de nariz estrellada

Bonito, lo que se dice bonito no es. Pero raro, un rato. Se trata de un mamífero que vive en Norteamérica y que tiene en la punta de su hocico 22 tentáculos rosados que se mueven y que le dan un aspecto de lo más extraño.

topo nariz estrellada

De hecho, recuerda un poco al Doctor Zoidberg, de Futurama. Este topo excava túneles, como todos los de su especie, y nada genuinamente bien.

2. Almiquí paradójico

También es conocido como agouta y tiene un aspecto de lo más curioso. Sin embargo, por muy simpáticos que parezcan no hay que descuidarse con su mordisco pues es muy venenoso. Se trata de un mamífero de la República Dominicana y Haití de los que quedan muy poquitos ejemplares.

kangaroo-383439_640

Físicamente se caracterizan por ser parecidos a los ratones pero con una nariz muy grande. Es muy rápido y suele tener hábitos nocturnos.

3. El pez sapo peludo

¿Te imaginas un pez con pelo? Pues lo hay. Bueno, no exactamente, aunque parezcan pelos, lo que sobresale de su cuerpo son unas ramificaciones.

De hecho, esta es una de las criaturas más raras del planeta debido a su peculiar aspecto. Se le puede encontrar en Indonesia, en aguas cálidas y escondido entre corales y esponjas.

4. Tarsero fantasma

Este animal es común en las islas Filipinas y Célebes. Es pequeño, muy pequeño, menor incluso que una rata pero tiene unos ojos enormes que llaman muchísimo la atención. De hecho, cada globo ocular mide unos 16 milímetros de diámetro, casi tanto como su cerebro de largo.

tarsero fantasma

Se trata de animales que viven encaramados a los árboles y son muy solitarios, por eso reciben el sobrenombre de fantasma. Además, sólo se mantienen activos de noche.

5. Aye-aye

Este es, de todos, el que tiene un aspecto más temible por su expresión de asombro y sus ojos, parece que amarillos. Este animal, perteneciente al grupo de los lémures, se encuentra en peligro de extinción justamente por su aspecto. De hecho, su población decrece a un ritmo muy alarmante debido a que, seguramente, los habitantes de Madagascar, de donde es originario, utilizan técnicas para matarlos al creer que estas son unas criaturas endemoniadas y peligrosas.

aye aye

Las creencias más arraigadas en la cultura del lugar señalan que si uno de estos animales apunta con su tercer dedo a una persona esta muere de manera repentina y de una forma horrible. Los conservacionistas están poniendo todo su esfuerzo por conservarlos.

Imagen Frank Vassenα is for äpΩL †James Joel

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here