Aunque no seamos aficionados a gastar nuestro dinero en juegos de azar, ¿quién no ha soñado en alguna ocasión que le tocaba la lotería? ¿Quién no ha dejado volar la imaginación pensando qué haría con el dinero del premio? Al parecer no es tan fácil tener sentido común cuando esas enormes cantidades de dinero caen en nuestras manos. La demostración la tenemos en las historias de estos 5 estúpidos ganadores de la Lotería.

5 estúpidos ganadores de la Lotería

1. Willie Hurt

Willie vivía en Michigan y llevaba una vida absolutamente convencional. Estaba casado, era un buen padre, tenía un trabajo estable y acudía a la iglesia. En 1989 le tocaron 3’1 millones de dólares en la lotería. Eligió, con tino, la modalidad de que el dinero le fuera pagado en cuotas anuales de 156.000 $. Pero el premio lo trastocó.

5 estúpidos ganadores de la Lotería

Inició los trámites de divorcio y se hizo adicto a la cocaína con lo que rápidamente se quedó sin dinero. Su novia, una chica mucho más joven que él, apareció muerta tras una borrachera y una fuerte discusión. Willie fue acusado de asesinato. Eso sí, ¡en la cárcel se pueden seguir cobrando las cuotas anuales de la lotería!

2. Vivian Nicholson

El caso de Vivan nos hace retroceder hasta 1961. Se hizo famosa ya que cuando la prensa la interrogó sobre qué iba a hacer con el dinero, contestó: ¡Gastar, gastar y gastar! El problema de base en el caso de esta mujer es que antes de ganar las 152.319 libras (que hora serían unos 3 millones) ya era alcohólica.

El dinero la precipitó todavía más en el infierno del alcohol. Se casó 5 veces, gastó el dinero a manos llenas y cuando ya no le quedaba nada inició un proceso de desintoxicación e ingresó en los testigos de Jehová. Después de un intento de suicidio se la recluyó en una institución mental y acabó malviviendo con una minúscula pensión. Murió en 2015.

3. Michael Carroll

Michael ganó 9’7 millones de libras en 2002 y en 2010 vivía de lo que cobraba del paro. ¿Qué ocurrió con el dinero ganado? Básicamente lo gastó en casas, coches, sexo y drogas. Llegó a dilapidar 2.300 euros diarios en estupefacientes para él y sus amigos.

5 estúpidos ganadores de la Lotería

Este antiguo basurero afirmó en una entrevista que era más feliz ahora, cobrando 50 euros semanales que antes. Se había dado una buena vida durante unos años pero lo que quería era volver a su trabajo y a la normalidad.

4. William Post

Ganó el equivalente a 11 millones de euros en 1988 en la lotería de Pensilvania. A este pobre hombre más le hubiera valido no haber jugado. Su novia lo demandó para conseguir algo de la fortuna que le había tocado. Su hermano contrató a un sicario para que lo asesinara y así poder heredar su dinero. El resto de su familia no paró de proponerle negocios inviables hasta que quedó en la ruina y debiendo casi 700.000 euros. Al final de su vida subsistía con una pensión de 300 euros.

5. Jake Whittacker

A Jake le tocaron 215 millones de dólares el año 2002. En principio todo fue bien. Era un pequeño empresario y no le faltaba el dinero. Hizo abundantes donaciones a la Iglesia y ayudó a mucha gente; afirmó que su único interés era que su esposa, hija y nieta fueran felices.

5 estúpidos ganadores de la Lotería

Sin embargo, como a muchos ganadores el dinero lo cambió. Se divorció de su mujer y emprendió una vida de juerga nocturna continua en la que iba incluido el juego. Su mayor desgracia fue la muerte de su nieta por sobredosis. La joven tenía a su disposición una gran cantidad de dinero diaria y la empleó en drogas. Jake afirmó que daría todo lo que tenía por revertir el tiempo y que no le hubiera tocado el premio.

¿Qué te han parecido estas historias sobre ganadores de la lotería? ¿Crees que realmente eran estúpidos o a todos nos pasaría lo mismo? ¿Que harías tú con el premio?

Si te ha interesado este artículo, quizá quieras leer la historia del hombre más afortunado del mundo.

3 Comentarios

  1. Por experiencia pienso que si algo no te cuesta, no lo valoras. Si es dinero que conseguiste sin invertir una gota de sudor o un minuto de tu tiempo, se hace muy fácil derrocharlo. Si yo ganara uno de esos premios consolidaría muchas metas e intentaría ayudar a muchos! Seguramente lo pienso asi porque no lo tengo, el dinero cambia la mente de las personas. Por los momentos seguiré con mi vida y espero nunca comprar un billete de lotería..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here