5 leyendas del Camino de Santiago
5 con 1 voto[s]

Esta ruta fue la recorrida por millones de peregrinos de todo el mundo para llegar a la ciudad de Santiago de Compostela, en España, donde la tradición cristiana indica que reposan los restos del apóstol Santiago el Mayor.

ruta

Fue un camino muy transitado en la Edad Media, por él pasaron no sólo culturas sino influencias idiomáticas plasmadas en el español, dejadas en fondas, mesones y albergues (las palabras en cursivas son de origen provenzal y francés), y rivalizó con Jerusalén y Roma por el increíble número de fieles que, provenientes de toda Europa, seguían el “camino francés”, o sea, el que seguían los peregrinos procedentes de Francia.

Campus Stellae, Compostela

En el año 821, siglo IX, se encontraron los supuestos restos del apóstol Santiago, pero no hay pruebas ni análisis suficientes hasta la fecha que determinen la veracidad de esto. Hay indicios de que podrían tratarse de los restos del obispo Prisciliano. En todo caso, los orígenes del culto a Santiago en Galicia permanecen en la bruma, y la leyenda reza que un ermitaño llamado Paio o Pelayo, vio en el año 813 una estrella que se posaba en el bosque Libredón; corrió a decirlo al obispo de Iria Flavia, Teodomiro, y juntos descubrieron, en la espesura profunda del bosque, una antigua capilla romana. Y como a finales del siglo VIII había corrido la leyenda de que Santiago el Mayor había llegado a la península ibérica y había muerto en esas tierras, luego de evangelizarlas, se llegó a la conclusión de que ésa era su tumba.

Villa Puente La Reina, en Pamplona, es un punto importante en el Camino de Santiago por juntarse en ella los dos caminos que vienen de Francia
Villa Puente La Reina, en Pamplona, es un punto importante en el Camino de Santiago por juntarse en ella los dos caminos que vienen de Francia

A partir de la primera mitad del siglo XI comienza su impulso definitivo y muy pronto la noticia se extiende por toda la Europa cristiana, atrayendo a numerosos peregrinos provenientes de todas partes.

Leyendas

Obviamente, este recorrido a través de toda Europa para llegar a la ciudad de Santiago de Compostela, creó numerosas leyendas, y los cuentos que compartían los peregrinos en las noches frías al calor de las chimeneas de los mesones o albergues alimentaron el imaginario popular. Asimismo, los relatos de los milagros hechos por el santo, la Virgen María o por otros santos aumentaron la devoción a Santiago, y como provienen de la tradición oral, más de una versión reclama la autoría de los milagros. Te traemos algunas de las más famosas.

La leyenda del milagro del Santo Grial Gallego

A comienzos del siglo XIV, un campesino subía todos los días a O Cebreiro, el primer pueblo de Galicia en el Camino a Santiago, desde el cercano Barxamaior para oír misa. Un día en que nevaba abundantemente, un monje celebraba la misa aunque la iglesia estaba vacía. Cuando el campesino entró, este monje murmuró: “Pobre hombre, con este tiempo venir de tan lejos, corriendo el peligro de morir en el camino, y sólo para arrodillarse ante un poco de pan y vino”.

En ese preciso instante, el monje vio como la hostia se transformó en carne y el vino del cáliz en sangre, y se desmayó de la impresión. El campesino corrió a auxiliarle pero ya había muerto.

Este milagro lo conocieron los Reyes Católicos, quienes también peregrinaron en 1486; donaron el relicario que hasta hoy está expuesto en caja fuerte, junto al cáliz, en la iglesia de Santa María, para que los fieles puedan contemplarlos.

grial gallego

Los peregrinos alemanes dieron a conocer el milagro, y Wagner lo incluyó en la obra Parsifal.

La leyenda del milagro del gallo y la gallina

Este milagro sucedió en La Rioja, en Santo Domingo de la Calzada, en el siglo XIV. Un joven alemán llamado Hugonell, peregrina hacia Compostela acompañado de sus padres. En el mesón donde se hospedan, la chica que los atiende queda prendada de él y se le declara, pero Hugonell se niega. La chica, despechada, guarda en el zurrón del joven una copa de plata y lo acusa de robo.

Al disponerse a seguir el peregrinaje llega la justicia y comprueban la acusación registrando el zurrón del chico; le declaran culpable y lo condenan a la horca. Los padres, desesperados, no pueden hacer nada por él y le rezan a Santiago.

Al despedirse del cuerpo inerte de su hijo, oyen su voz diciéndoles que está vivo por la gracia del santo, y felices van a comunicarlo al corregidor, que en ese momento está cenando aves. Éste se burla de la noticia y dice la conocida frase: “Vuestro hijo está tan vivo como este gallo y esta gallina que me disponía a comer antes de que me importunarais”, y en ese momento las aves saltaron del plato y cacarearon alegremente.

De aquí nació el dicho popular: “En Santo Domingo de la Calzada, donde cantó la gallina después de asada”. Es bastante similar a la leyenda del gallo de Barcelos y probablemente tengan un origen común.

La leyenda de la fuente Reniega

Sucede en el Alto del Perdón, a pocos kilómetros de Pamplona. Un peregrino, muerto de sed, llega a la cumbre. El diablo, que andaba por allí, se le acerca disfrazado de caminante para indicarle una fuente oculta donde puede calmar su sed, a condición de que reniegue de Dios, de Santiago o de la Virgen.

fuente reniega

El peregrino, aunque se encuentra exhausto, casi moribundo, mantiene su fe y resiste todas las tentaciones. Entonces aparece Santiago vestido de peregrino, aleja al demonio y lleva al pobre hombre a la fuente escondida dándole de beber con su vieira.

La leyenda de Obanos

Esta leyenda tiene su origen en Navarra, en Obanos. Cierta noble, llamada Felicia de Aquitania, realizó la peregrinación a Compostela, y al regresar renuncia a su vida aristocrática y decide quedarse en Amocaín para cuidar de los pobres. Su hermano, el duque Guillermo, furioso por la decisión de su hermana, va a buscarla y ante la negativa de ésta, y ciego de ira, la apuñala.

Arrepentido confiesa su crimen en Roma, donde le imponen la penitencia de peregrinar a Santiago. A su regreso, también renuncia a su vida mundana y se queda en Obanos como penitente junto a la ermita de la Virgen, en el monte Arnótegui.

obanos

Años más tarde será nombrado san Guillermo y la ermita será dedicada a él. Esta leyenda suele escenificarse en la plaza del pueblo en la segunda quincena de agosto.

La leyenda de Estella

En el siglo XI solían reunirse los pastores con sus ovejas en la falda del monte Puy. Un buen día vieron que sobre la cima caían montones de estrellas, corrieron a ver y se encontraron una cueva, y dentro una imagen de la Virgen. Avisaron a la parroquia, y cuando el sacerdote y demás hombres quisieron sacar la imagen, descubrieron que no podían ni moverla. Decidieron que la Virgen quería quedarse allí y levantaron un santuario en el lugar de la aparición. El rey Sancho Ramírez, en 1085, decidió fundar allí mismo una ciudad, Estella.

¿Qué te han parecido estas leyendas? ¿Alguna vez has caminado por la «Vía láctea», o tienes planes de hacerlo en algún momento? Resultan interesantes estas historias, y si sabes de otras compártelas con nosotros. Te invitamos a que mientras tanto leas otro tipo de leyendas, como las egipcias, la del faraón Esnofru y la joya perdida.

Imágenes: Alex Bikfalvi, Wikipedia

3 Comentarios

  1. puente la reina es un pueblo de navarra a unos 40km de pamplona que es la capital de navarra no como dice aqui pente la reina una villa de pamplona

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here