Valora este post

Existen hábitos que desde siempre nos han prohibido; sin embargo, podrían ser muy buenos para algunas personas. Lavarse la cara muchas veces, tomar muchas duchas, y hasta la adicción al chocolate, son de los «malos hábitos» que no deben hacerse ¿o sí?

Malos Hábitos que podrían no ser tan malos

Ciertas cosas que antes se consideraban «terribles» podrían no serlo. A continuación 5 hábitos que se consideran malos, que pueden resultar buenos:

1. Ducharse varias veces al día

Esto se aplicaría a aquellas personas que tienen la piel seca y cuando estamos en invierno, pero si tenemos la piel propensa al acné, lavarse la cara y el cuerpo más de una vez al día (sin excederse) no solamente no es malo, sino que podría ser positivo.

Hacerlo elimina toda esa suciedad y aceite, que puede obstruir los poros si lo deja sentado por mucho tiempo.

2. Tomar unas copas con la comida o cena

El consumo moderado de alcohol puede tener algunos beneficios. El vino tinto contiene antioxidantes, como flavonoides, resveratrol y tanino. Los antioxidantes han demostrado mejorar las arrugas y líneas de expresión, estimular la producción de colágeno, y reducir el riesgo de cáncer de piel, así que quizás una copa de vez en cuando no es una mala idea.

Además, son muchos los estudios que nos demuestran que beber vino de forma equilibrada, moderada pero constante, hace que podamos prevenir demencias y enfermedades degenerativas de nuestro cerebro.

3. Comer chocolate

El chocolate oscuro puede hidratar la piel y aumentar el flujo sanguíneo, lo que puede hacer que tu piel sea más resistente al daño solar.

Esta «golosina», además ayuda al desarrollo de huesos y dientes, transporta oxigeno al cuerpo, provee energía, y ayuda a la creación de nuevas células.

Por su actividad antioxidante tiene un impacto positivo en el funcionamiento cerebral y la memoria; en contra de la demencia y el Alzheimer.

Nota: Elige el chocolate que contengan al menos un 70% de cacao y una menor cantidad azúcares y leches añadidas, ya que estos disminuyen su pureza.

4. No lavarse la cara en las mañanas

Este hábito nos lo han inculcado desde pequeños, pero según expertos, no hay nada de malo en no lavarse el rostro en la mañana, si ya se ha lavado la noche anterior.

Un poco de agua o una bola de algodón con un agua micelar es suficiente para refrescar la piel en la mañana.

5. No ducharse despues de hacer ejercicio

Si deseas ducharte después de un entrenamiento, entonces hazlo. Pero no se debe vivir con el miedo al sudor en el piel. «Muchas personas asumen que el sudor es terrible para su piel porque piensan que causa irritaciones», dijo la escritora de salud y estilo de vida Jessica Booth, en Gurl.com. «Pero un poco de sudor no le hará daño… El sudor puede abrir los poros y liberar la suciedad, y básicamente obliga a su piel a funcionar correctamente».

¿Qué opinas de estos malos hábitos? ¡Cuéntanos si ya practicabas alguno!

También te podría interesar leer:

6 hábitos diarios que revelan cosas inesperadas de ti

Imágenes: Mohamed Aymen Bettaieb, Dick Thomas JohnsonSpring DewRaúl González

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here