Los hábitos de vida son responsables de una amplia gama de enfermedades evitables como el cáncer a las enfermedades del corazón. Investigadores australianos argumentan crecientes factores de riesgo anteriormente no considerados, como pasar sentados demasiado tiempo, que deben ser incluidos en la estimación de riesgo de mortalidad de una persona.

Investigación

Tirando de un índice seis factores de riesgo, los investigadores sostienen que proporcionan información clínicamente relevante sobre la salud de una persona, y qué combinadas muestran un cuadro especialmente preocupante.

Los investigadores anotaron las seis medidas de comportamiento:

1. El tabaquismo

2. El consumo de alcohol

3. El comportamiento alimentario

4. La inactividad física

5. La conducta sedentaria

6. El sueño.

Cuando las sumaron todas, encontraron que las personas que tenían puntuaciones más altas en estas medidas combinadas ¡tenían un mayor riesgo de muerte!

Años Perdidos

Los investigadores utilizaron para la medición la idea de «años perdidos», refiriéndose así a una muerte prematura, no concebida para las previsiones del sujeto. Con base en sus hallazgos, los investigadores calcularon que sin ninguna de las medidas de comportamiento antes resumidas, se habría evitado un tercio de los años perdidos por persona.

Curiosamente, la duración del sueño corto tenía menos efecto sobre el riesgo de mortalidad que dormir durante muchas horas. Pero los autores del estudio señalan que es posible que la duración del largo sueño indique una enfermedad subyacente, fatiga o la depresión.

esperanza de vida1

Pasar sentado mucho tiempo tenía también un pequeño efecto sobre la mortalidad por cualquier causa, pero los investigadores encontraron que era la combinación de largos períodos sentados y la falta de ejercicio la que tenían un efecto demoledor. Lo que indica que la mortalidad tiende a asomar particularmente entre los que están físicamente inactivos.

La buena noticia es que mediante la comprensión de cómo estos diferentes comportamientos impactan nuestra capacidad de tener una larga vida, puede hacer modificaciones en nuestra salud, y así, recuperar esos «años perdidos».

¿Cuál es el lugar más longevo del Planeta? ¡No te lo pierdas en éste artículo!

Imagen: longtrekhome y Juan Castillo vía Fickr

4 Comentarios

  1. «la combinación de largos períodos sentados y la falta de ejercicio la que tenían un efecto demoledor»… Oh, demonios, creo que voy a morir xD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here