Valora este post

La obesidad y el sobrepeso son definidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud”. Actualmente en muchos países ser obeso es un asunto de salud pública.

De hecho, en 2014, más de 1.900 millones de personas de 18 años o mayores sufrían sobrepeso, de los cuales más de 600 millones eran obesas; eso, en términos porcentuales, significa que aproximadamente el 13% de la población mundial sufre obesidad. Y en el 2013, más de 42 millones de niños menores de 5 años tenían sobrepeso.

obesidad_2

Las causas son varias, pero las más notorias son una pobre alimentación nutritiva (alta ingesta de “calorías vacías” como son los alimentos ricos en grasa, azúcares y sal) unida a una baja actividad física. Para saber si tu peso es el correcto se utiliza una fórmula sencilla para medir el Índice de Masa Corporal (IMC), dato que indicará si corres el riesgo de sufrir alguna enfermedad asociada a la obesidad.

Es muy fácil: divide tu peso en kilos por tu altura al cuadrado, es decir:

IMC = kg/[estatura(cm)]2.

Si mides 1,70 m y pesas 60 kilos, multiplicas 1,70 x 1,70 y el resultado lo divides entre 60, lo cual te dará un IMC de 20,76. Es un IMC normal (se considera menos de 18,5 un peso inferior al normal; entre 18,5 y 24,9, normal; entre 25,0 y 29,9 sobrepeso y más de 30,0 ya es obesidad).

El sobrepeso y la obesidad ya no son un asunto estético sino de salud, y pueden ocurrirte muchas y variadas cosas si los padeces.

6 cosas que pueden pasarte si sufres de OBESIDAD

1. Enfermedades cardiovasculares

Desde hipertensión arterial hasta un corazón agrandado o insuficiencia cardiaca congestiva, la obesidad obliga a nuestro corazón a trabajar por encima de su capacidad.

Pero también las várices aparecerían como resultado de la presión sobre las venas, o la embolia pulmonar, o la arterioesclerosis, que es la obstrucción de las arterias por grasa acumulada.

2. Enfermedades endocrinas

Las personas obesas pueden sufrir de esterilidad, y las mujeres de síndrome de ovario poliquístico o trastornos menstruales.

3. Insuficiencia renal y genitourinario

En los hombres, la obesidad generalmente produce disfunción eréctil, y en ambos sexos puede conducir también a la incontinencia urinaria. El exceso de grasa y la flacidez en los músculos contribuyen a que se pierda el control parcial de los esfínteres.

obesidad_1

Y en cuanto a los riñones, éstos van perdiendo progresivamente su capacidad de excretar los desechos, concentrar la orina y mantener los electrolitos, pues al igual que con el corazón, el exceso de peso los obliga a trabajar de más.

4. Diabetes

Por desgracia, esta enfermedad se ha vuelto una pandemia. La malnutrición que caracteriza nuestra civilización moderna se está cobrando sus víctimas, y cuando hay sobrepeso la diabetes la sigue sin falta.

obesidad_3

La diabetes tipo II es consecuencia de una mala alimentación, en donde el páncreas produce insulina pero ésta no hace su función, que es convertir el azúcar en energía. Al no ser transformada, el azúcar se acumula en la sangre y comienza a causar estragos en todos los niveles de nuestro cuerpo.

5. Trastornos musculoesqueléticos

Numerosas dolencias surgen debido a la obesidad, pues nuestro cuerpo no está diseñado para soportar más peso del adecuado. Las articulaciones, los huesos y los músculos se ven agobiados por el peso extra y entonces es muy común sufrir de osteoartritis, dolores de espalda e incluso llegar al punto de la inmovilidad.

obesidad_4

6. Problemas en la piel

Las afecciones dermatológicas en las personas obesas son muy frecuentes debido a que los pliegues de piel están constantemente tocándose, se humedecen y se rozan continuamente, y pueden producir celulitis, linfedemas, intertrigos o ántrax, que son infecciones dérmicas, algunas de mucho cuidado.

Aparte de estas enfermedades, la obesidad también produce estigmatización social, lo cual a su vez hace que la persona caiga en depresiones, haciendo aún más difícil la decisión de cambiar.

Quien es obeso debe buscar ayuda, y su entorno apoyarle en la delicada tarea que significa asumir una vida más saludable. Y mantener la salud es lo único que nos permitirá disfrutar de lo que sea que tengamos en la vida.

Si necesitas ideas para comer mejor, lee por qué la dieta que comían los cavernícolas podría ser una buena manera de perder peso.

Imágenes: Joe 13, Anil Bawa-Cavia, Tony Alter, Emilio Labrador, SanDiego PersonalInjuryAttorney

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here