¡ALALA! | La diosa del Grito de Guerra de la antigua Grecia
5 (100%) 1 voto

La mitología griega era la manera cómo los antiguos griegos explicaban el mundo. Así como tomaron forma de dioses hechos de la naturaleza como el amanecer o el eco, también personificaron muchas otras cosas que para ellos eran importantes y que creían que asignándoles un ser divino podían serles más favorables. Acompáñanos a conocer a ALALA, la diosa del Grito de Guerra de la antigua Grecia.

Los griegos no fueron el único pueblo que tuvieron un grito de guerra para invocar a su diosa protectora o simplemente para unirlos e insuflarles valor frente al enemigo. Gritar antes de atacar es algo que la mayoría de culturas han hecho. El grito de guerra es un ritual universal humano que se produce con el fin de alcanzar un estado de identidad colectiva.

¡ALALA! La diosa del Grito de Guerra

En la mitología griega, Alala es una diosa menor alegórica. Personifica el grito en la batalla de los hoplitas y la propia palabra alala (Ἀλαλά) significa “grito de guerra” o “elevar el grito de guerra”.

Alala era hija de Polemos, la personificación de la guerra, y acompañaba a Ares, el dios de la guerra del Olimpo griego. Junto a ella y Ares acudían a la batalla otros “macas” o espíritus de la batalla como eran Homados, el fragor de la batalla, Alke, el coraje del guerrero, Proioxis, la embestida, Cidoimos, la confusión, o Palioxis, la retirada.

¡ALALA! | La diosa del Grito de Guerra de la antigua Grecia

Los griegos atacaban al enemigo lanzando ese grito tratando de causar el pánico entre las líneas enemigas. Según Hesiodo los atenienses fueron los primeros que adoptaron ese grito ya que se parecía al ulular del búho o la lechuza que era el ave que simbolizaba a la patrona de su ciudad, la diosa Atenea. Sin embargo no es la única explicación a ese grito. Unos autores creen que “alala” proviene del propio nombre de Ares, el dios de la guerra, ya que uno de los epítetos poéticos que recibía era Alaláxios ( Ἀλαλάξιος ) y otros afirman que con ese grito los griegos querían dar miedo al enemigo evocando un recuerdo terrible, ya que era un onomatopeya semejante al croar de los cuervos que sobrevolaban los campos de batalla para alimentarse de los cadáveres sin enterrar.

¡ALALA! | La diosa del Grito de Guerra de la antigua Grecia

Para Píndaro, el poeta griego del siglo VI a.C., la diosa Alala, el grito de guerra, era el “Preludio de lanzas, a quienes los soldados son sacrificados por el bien de su ciudad en el sacrificio sagrado de la muerte”.
El grito de guerra a lo largo de la historia

El grito de guerra es tanto un canto como un grito que lanzan un grupo de combatientes. Puede ser articulado o no serlo como Alala o Eia. Su función es invocar sentimientos religiosos o patrióticos a la vez que despertar la agresión y el espíritu de equipo mientras se intimida al otro bando. Se considera una “ventaja competitiva” ya que el grito de guerra muchas veces se acompañada de dispositivos acústicos que lo amplifican como tambores, cornetas, gaitas o música de corte marcial. Muchas veces los gritos de guerra son la antesala de la violencia física ya que se producen en una fase de calentamiento.

El Alala griego fue adoptado muchos siglos después por los cruzados durante la Edad Media como grito de guerra y durante la Primera Guerra Mundial fue rescatado y transformado en “¡Eia, Eia, Alala!” por Gabriele D’Annunzio para formar un nuevo grito con el que alentar a los aviadores italianos que participaron en el ataque aéreo sobre Pula en agosto de 1917. También fue utilizado posteriormente por el fascismo italiano, por lo que en la actualidad, especialmente en Italia, es difícil sustraerse a esa relación.

¡ALALA! | La diosa del Grito de Guerra de la antigua Grecia

A continuación puedes ver algunos de los gritos de guerra más populares a lo largo de la historia. Seguro que reconocerás algunos de ellos, ya que han sido reproducidos en películas o series de televisión.

  • El grito de guerra con el que Alejandro Magno alentaba a su caballo Bucéfalo era, según la tradición, “Eia”.
  • Los legionarios romanos cambiaban su grito dependiendo del enemigo. Ante los cartagineses gritaban: “Delenda est Carthago” que significa “Cartago será destruida”.
  • Los oficiales del ejército bizantino gritaban “¡Nobiscum Deus!” que quiere decir” ¡Dios con nosotros!” y las huestes respondían “¡Kyrie Eleison!”, es decir, “¡Señor ten piedad!”.
  • El grito de los cruzados franceses era “Dieu le veut” que significa “Dios lo quiere”, a lo que los ejércitos musulmanes respondían…
  • “Allahu Akbar”,Dios es grande”.
  • Los almogávares catalanes lanzaban un “¡Desperta ferro!”
  • ¡Santiago y Cierra España!” o “Cierra España” ha sido utilizado por los ejércitos españoles desde la Batalla de Clavijo durante la Reconquista.
  • Gritos más actuales son por ejemplo: el ¡Bandai! de los kamikazes japoneses, el ¡Hooyah! de los Navy Seals o el “Gerónimo” de los paracaidistas del ejército de los EE.UU.

¿Sabías que Alala era a la vez la diosa del grito de guerra y el propio grito de los hoplitas al entrar en combate? ¿Recuerdas otros gritos de guerra? ¡Compártelo con nosotros! Si quieres conocer a Ares, el dios de la guerra griego, te invitamos a leer el post: 4 Mitos de Ares curiosos | Historias del dios griego de la guerra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here