Aunque Aleister Crowley escribió ficción y poesía, hoy en día uno de sus roles menos recordados es el de escritor o literato. Existe un aura de misterio que envuelve a este personaje y que ha perdurado más de 70 años tras su muerte. Después de todo, no es fácil asimilar a un personaje que fue expulsado de una de las organizaciones ocultistas más grandes de su época y que, pese a todo, decidió fundar su propia organización. Es recordado fundamentalmente como ocultista, alquimista, místico, mago ceremonial inglés y muchos otros roles de esta índole. Pero lo que sabemos de él, para invocar una de las más populares frases de Dark, es una gota, y lo que ignoramos es un océano. Por eso, en Supercurioso queremos desvelarte las mentiras del mago negro.

Las mentiras de Aleister Crowley

Las mentiras de Aleister Crowley

Edward Alexander Crowley, mejor conocido como Aleister Crowley, nació en Inglaterra en 1875 y falleció en diciembre de 1947, en el mismo país. Se le conoció por fundar la filosofía religiosa del Thelema y por formar parte de varias sociedades mágicas que quizá desconocías. Según la BBC, Crowley fue uno de los 100 británicos más importantes del siglo XX. La prensa, en muchas ocasiones, lo retrató como el hombre más depravado del mundo, y su misma madre se refirió a él, en más de una ocasión, como La Bestia. Su vida, la verdad sobre su vida, hoy sigue siendo un gran misterio, y es que en la mayoría de la información que podemos encontrar mezclan realidad y mitos sin discriminación alguna, y las mentiras, en su historia, cobran matices de verdad.

Algunos dicen que fue el padre de Barbara Bush, otros lo señalan como el gurú de The Beatles, y otros indican que fue un siervo de Satán. Y así, como estos, muchos rumores más se regaron por el orbe. Pero, ¿cuánto de esto fue verdaderamente cierto? ¿Fue Aleister Crowley un mago? ¿Quién fue verdaderamente este hombre? Vamos a desvelar algunos de los mitos más populares que rondan a este particular individuo.

1. ¿Practicaba la magia negra?

Entre los mitos y rumores que rondan la vida de Aleister Crowley uno de los más populares es que él era un practicante de la magia negra. Pero, ¿fue esto verdad o se trata de otro de los populares mitos que corren bajo su nombre? Es un hecho que varios grupos satánicos han venerado su obra como si se tratara de libros sagrados, ¿pero esto ya lo cataloga como un practicante de la magia negra? El origen de este rumor parece ubicarse en sus prácticas abiertamente anticristianas.

En efecto, Crowley consideraba el cristianismo obsoleto y abogaba por otras prácticas, defendiendo una relativa libertad sexual. A pesar de que esto es cierto, resulta completamente falso que obligara a sus seguidores a mantener relaciones sexuales con cabras u otros animales. De hecho, gran parte de este rumor se debe, sobre todo, a la prensa de la época, que lo satanizaba por excéntrico. Como buen apologista del amor, Crowley llegó a afirmar: “Desprecio la magia negra hasta tal punto que me cuesta creer que exista gente tan idiota como para practicarla”.

2. ¿Fue un mesías?

¿Fue un mesías?

Sin duda, Crowley buscó cambiar el mundo a través de su filosofía. Pero, ¿significa esto que era un mesías? Para algunas personas la respuesta a esta pregunta es un rotundo sí. De hecho, El libro de la ley, una de sus obras más veneradas, es al thelema lo que la Biblia es al cristianismo. Ahora bien, ¿esto lo convierte en un mesías? ¿Era Aleister Crowley un profeta religioso?

El thelema se basaba en que el viejo orden mundial había colapsado y, por lo tanto, hacía falta una nueva visión de mundo. No obstante, más que un movimiento religioso, este se pintaba como un movimiento filosófico, como una nueva manera de ver la vida. Es decir, aunque con fuertes vínculos con la espiritualidad, este movimiento no buscaba ofrecer una visión religiosa del mundo, ni planteaba a Crowley como un nuevo mesías, ni llegó él mismo a hacerlo en ningún momento.

3. ¿Practicó el espionaje?

Otro de los rumores que protagonizó Crowley es que era un espía. Algunos incluso sugieren que no solo sirvió como espía a los británicos sino que, además, también sirvió como espía a los nazis. Hay quienes sostienen que sus expediciones a la montaña no eran otra cosa que misiones a las que era enviado a recopilar información para un bando o para otro.

Lo que sabemos al respecto no es mucho, pero hay pocos indicios de que fuera un espía. Es un hecho, por ejemplo, que fue él quien creó el símbolo de la V que Churchill adoptaría como símbolo de victoria frente a los nazis. Otro dato curioso es que, cuando murió, fue encontrado en su bolsillo una carta del director de inteligencia naval de Inglaterra, quien le solicitaba una reunión. No obstante, estos pocos datos escuetos parecen ser insuficientes para aseverar que fuera un espía, y es mucho más probable que esto solo fuera especulación sin fundamentos reales.

4. ¿El padre de Barbara Bush?

Aleister Crowley, ¿El padre de Barbara Bush?

Uno de los rumores más populares sobre Aleister Crowley es que este fue padre de Barbara Bush, la esposa del presidente de los Estados Unidos George W. Bush, y, por lo tanto, primera dama de este país entre 1989 y 1993. Este rumor, como todos los otros, tiene una dosis de realidad: tanto Crowley como Pauline Pierce, la madre de Barbara Bush, compartían el mismo círculo social, y esto dio pie a que muchos pensaran que Crowley podría ser el padre de Barbara.

De hecho, la leyenda va mucho más allá. Y es que Crowley solía frecuentar sesiones de sexo y drogas, y según algunos Pauline participaría junto a él en algunas. Según la leyenda, en una de estas sesiones Pauline quedaría embarazada de él, y en su vientre se formaría la futura primera dama de Norteamérica. Sin embargo, la verdad es que en la actualidad no hay información que respalde este mito, el cual ha crecido, sobre todo, como leyenda popular, pero que no cuenta con fundamentos para ser confirmado. En otras palabras: todo parece indicar que es falso.

Sin duda, Aleister Crowley fue un personaje rodeado de misterio, cuestión que, además, él mismo solía hacer crecer. Después de todo, sus declaraciones venían muchas veces cargadas de comentarios irónicos o satíricos que la prensa malinterpretaba o que utilizaban de forma errada. En todo caso, sí fue una persona muy mística y difícil de dilucidar, lo que dio pie a muchos rumores que, con el tiempo, fueron creciendo. ¿Conoces otros mitos que rodeen la vida de este personaje? ¿Aleister Crowley fue la bestia, o el último mago negro? Y, ¿sabes de qué va el thelema, la filosofía que fundó e impulsó Crowley? Déjanos tu opinión en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here