Nuestro planeta posee una enorme diversidad de plantas y flores. Afortunadamente, ya que son muy necesarias para que podamos vivir en él. Además de ser muy vistosas, muchas de ellas son comestibles o cuentan con propiedades beneficiosas para nuestra salud. Sin embargo, hay otras que son muy peligrosas al tacto. A continuación, te contamos cuáles son y por qué es mejor tener tus manos lejos de ellas.

¡Descubre las plantas más peligrosas del planeta!

plantas que no debes tocar

1. Ortiga

La urtica dioica, u ortiga como la conocemos, se origina en diversas regiones altas del planeta, que van desde Japón a los Andes. Las dos especies más populares son la ortiga mayor y la ortiga menor. La primera de ellas se utiliza mucho para usos medicinales, principalmente por sus propiedades diuréticas. Además, es muy nutritiva y una gran fuente de energía.

Sin embargo, ambas especies deben manipularse con cuidado, ya que están cubiertas por pelos urticantes rellenos con un líquido que produce una fuerte picazón al entrar en contacto con la piel.

2. Manzanilla

También conocida como manzanilla de la muerte, responde al nombre original de Hippomane mancinella. Su fruto es muy parecido a la manzana, y procede del Caribe, América del Sur y Florida. Sus hojas contienen una savia rica en forbol, un químico que produce mucha irritación y puede desencadenar reacciones alérgicas.

A pesar de que hay quienes la llaman «árbol de la muerte», también posee usos beneficiosos. Las frutas secas han sido utilizadas como diuréticos y la goma de su corteza para tratar enfermedades venéreas e hidropesía. Mejor mantente lejos y juega en Platin Casino online España.

3. Hiedra venenosa

El nombre de esta planta ya nos dice bastante. Aunque su denominación original es Toxicodendron radicans, también puedes encontrarla como guan de México o zumaque venenoso. Crece principalmente en Norteamérica y puede provocarte gran malestar si la tocas, ya que produce urushiol, un elemento muy irritante para la piel. Si tomas contacto con ella puedes sufrir picazón, dermatitis e inflamación.

Sin embargo, también posee su lado positivo. Es ampliamente utilizada para usos medicinales, ya que ayuda, por ejemplo, a expulsar las flemas, a combatir infecciones y a prevenir enfermedades hepáticas.

4. Hogweed

La giant hogweed o perejil gigante es una planta de la que más vale mantenerse alejado. Las primeras plantaciones conocidas tuvieron lugar en el Reino Unido. Se trata de una planta muy bonita que esconde en su interior una savia que puede resultar muy peligrosa para la salud.

No solo provoca una fuerte picazón al tocar la piel. También anula su capacidad de protegerse de los rayos solares, por lo que se corre el riesgo de sufrir grandes quemaduras. Pero, si se manipula correctamente, posee propiedades curativas para heridas, problemas de hígado y pulmón e, inclusive, es apropiada para tratar trastornos nerviosos.

5. Pisada suavemente

Esta planta, originaria del sureste de América del Norte, también es conocida como quemadura de nariz o podredumbre de dedos. ¡Ya te das una idea de su peligro! Tanto la planta como sus flores están recubiertas por vellos punzantes que provocan gran irritación en la piel.

Pero también tiene su lado bueno. La raíz principal de la planta puede ser utilizada como un sustituto de la patata, ya que posee un sabor muy similar.

6. Gympie Gympie

El nombre científico de esta planta es Dendrocnide moroides. La misma es originaria de Malasia y Australia. Es muy conocida por el fuerte dolor que produce en la piel al entrar en contacto con alguno de sus puntiagudos filamentos. Pertenece a la familia de las ortigas y es una de las especies más peligrosas. Sus hojas no solo pueden desencadenar reacciones alérgicas, sino incluso llevar a la víctima a un shock anafiláctico.

Es considerada una de las plantas más venenosas del mundo. El simple contacto de la piel con sus hojas provoca un ardor que llega a ser insoportable. Sus efectos pueden incluso hacerse sentir muchos años después.

7. Arbusto del dolor

Este arbusto pequeño también es conocido como hiedra venenosa africana, por proceder precisamente de esa región. Posee en su interior una savia muy espesa que, al entrar en contacto con la piel produce una erupción con inflamación y ampollas. Es una de las principales causas de dermatitis entre la población del sur de África. Si la ves, más te vale mantenerte bien alejado de ella y de los químicos que contiene, conocidos como comoheptadecil catecoles. ¿O quieres experimentar en carne propia por qué lo llaman “arbusto del dolor”?

Conclusión

Hasta aquí te contamos sobre algunas de las plantas más peligrosas que existen en el planeta. Afortunadamente, la mayoría se encuentran identificadas y no te toparás muy fácilmente con ellas, a menos que te adentres en zonas muy exóticas.

Pero hay muchas otras especies de las que debes cuidarte especialmente, sobre todo al manipularlas. Entre ellas podemos mencionar el acónito común, el regaliz americano, el filodendro e, incluso, la popular hortensia. Algunas son más peligrosas que otras, pero siempre es necesario que sepas cómo mantenerte a salvo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here