Bien sabemos que el organismo del hombre y la mujer tienen patrones distintos de funcionamiento. Las mujeres afrontan etapas únicas, como la llegada de la primera menstruación, el embarazo y la menopausia. Eso sí, todas estas con grandes efectos hormonales. No obstante, los hombres tampoco escapan del todo a la influencia de las hormonas. Muy por el contrario, deben afrontar un proceso de andropausia, lo que vendría a ser la menopausia masculina o climaterio.

La andropausia está vinculada a los cambios hormonales propios del envejecimiento, que se presenta en los hombres de forma gradual, mucho menos agresiva que en el caso de las féminas. Mientras la menopausia se caracteriza por el fin de la ovulación y la disminución de la producción de hormonas en un período de tiempo muy breve, la andropausia es un proceso gradual en el que disminuyen los niveles de testosterona en el cuerpo, a lo largo de muchos años. En las siguientes líneas exploraremos los distintos mitos y verdades que nos ayudarán a entender mejor la andropausia femenina.

Mitos y verdades de la Andropausia: la menopausia masculina

Andropausia. Mitos y verdades sobre la menopausia masculina.

La causa fundamental que genera la menopausia masculina es el déficit en los niveles de testosterona circulante en la sangre del hombre. Este proceso recibe el nombre de SDT (Síndrome de Déficit de Testosterona), suele iniciarse entre los 30 y 40 años, y se estima incluso que el hombre promedio disminuye su nivel de testosterona un 1% cada año. Sin embargo, al ser tan progresivo, sus efectos empiezan a sentirse entre los 50 y los 55 años. No obstante, puede afectar a cada hombre de forma ligeramente distinta.

Es importante resaltar que el hombre puede conservar niveles razonables en su función sexual y reproductiva. Es por esto que, mientras a la mujer le influye el reloj biológico en la decisión de la maternidad, para el hombre generalmente no es un problema, pues la mayoría mantiene su capacidad de engendrar hijos hasta edades muy avanzadas.

¿Qué síntomas puedes presentar?

La sintomatología que puede presentarse con la andropausia es muy variada, siendo capaz de afectar a distintos órganos y sistemas masculinos. Sin embargo, sólo entre un 30 y un 35% de los hombres de alrededor de cincuenta años presentan un descenso lo suficientemente fuerte de la testosterona como para poner de manifiesto síntomas agudos.

Una de las principales patologías que se presentan como síntoma de la menopausia en hombres es la dificultad en la función sexual, específicamente con el alcance y mantenimiento de la erección y la disminución de la fuerza y el volumen de la eyaculación. También la pérdida de vello en la zona genital, la caída y encanecimiento del cabello y, en contraposición, el crecimiento de vello en las cejas y fosas nasales.

También puede presentarse pérdida de masa muscular o síntomas más generales como el cansancio o las fatigas habituales, dolores musculares, sequedad en la piel, osteoporosis, disminución de la capacidad visual y auditiva y estreñimiento. También la andropausia puede asociarse a síntomas psicológicos o anímicos, como alteraciones del sueño, irritabilidad, disminución de la libido, fatiga, depresión, ansiedad, nerviosismo y sensación de apatía.

¿Cómo afecta la andropausia a la sexualidad?

Una de las mayores dificultades que conlleva la andropausia es el mantenimiento de una vida sexual saludable y satisfactoria. La baja en los niveles de testosterona afecta de manera directa el deseo sexual, generando al mismo tiempo dificultades en la erección. Las erecciones espontáneas, de esas que se presentan mientras duermes o recién te levantas, pueden disminuir o desaparecer, del mismo modo en que también puede reducirse el tamaño de los testículos.

Esta sintomatología puede combatirse con una asesoría médica especializada. Es importante acudir al especialista, que es el único con el conocimiento suficiente para guiarte en este proceso, y que lo afrontes con las mayores herramientas posibles. También es de gran ayuda mantener un estilo de vida saludable, con ejercicio físico que mantenga el peso en rangos de normalidad y una alimentación balanceada y nutritiva. Incluso se recomienda consumir algunos alimentos con propiedades especiales, que además de su rico sabor, son vigorizantes masculinos naturales.

La andropausia y los cambios en tu cuerpo

Andropausia. Mitos y verdades sobre la menopausia masculina1

Los hombres no sufren de los calores propios de las mujeres al pasar por la menopausia, pero sí pueden percibir cambios físicos, casi todos asociados al proceso natural de envejecimiento. La grasa corporal puede comenzar a acumularse con mayor facilidad, especialmente en la zona del abdomen. Disminuye también la masa muscular y, por tanto, también la fuerza física. En algunos casos puede presentarse inflamación o sensibilidad de las mamas, conocido como ginecomastia. La calvicie es otro de los cambios que más puede afectar la imagen corporal, y en especial el autoestima. Pero recuerda que para todos estos síntomas hay paliativos que, sumados a la voluntad, pueden tener maravillosos resultados.

¿Cómo puede tratarse la menopausia masculina?

No existe una cura definitiva que elimine el proceso de la andropausia, pues, al ser una etapa más de la vida del hombre, completamente natural y asociada al envejecimiento, no puede interrumpirse. Sin embargo, existen tratamientos y métodos que sirven para disminuir las sintomatologías más agudas.

La principal opción paliativa es un tratamiento farmacológico hormonal sustitutivo, que consiste en la administración de testosterona a través de diferentes métodos: puede administrarse en forma de inyecciones intramusculares de periodicidad trimestral. También en forma de parches cutáneos o geles. El seguimiento de estos tratamientos se hace trimestralmente, a través de análisis sanguíneos que permitan evaluar la hormona y, de ser necesario, ajustar la dosis prescrita.

Factores de riesgo

Es importante tener en consideración que, al hablar de salud, nos referimos a un estado integral de bienestar de la persona. En este sentido, si algo en nuestro organismo no funciona del todo bien, muy probablemente tenga un impacto indirecto en otras áreas de nuestro cuerpo y mente.

Es muy importante considerar algunos factores que pueden acentuar o exponenciar los síntomas asociados a la manopausia masculina:

  • Factores hereditarios: si nuestro padre o abuelo tuvo un proceso de andropausia con deterioros importantes en su salud, es vital conversar sobre esto con nuestro médico, para que sea tenido en cuenta en los tratamientos que vaya a indicarnos.
  • Obesidad y enfermedades cardiovasculares en general: también constituyen un factor de riesgo que potencia los síntomas de la andropausia. Es importante para mantener estos riesgos bajo control, incluir en nuestros hábitos diarios un poco de ejercicio cardiovascular, así como cuidar del peso corporal.
  • Diabetes mellitus: es otro factor de riesgo que acentúa de forma importante los síntomas de la andropausia. La diabetes tiene efectos negativos en la circulación de la sangre, por lo que su presencia puede incrementar los problemas de función sexual asociados a la andropausia.
  • Situaciones de estrés: es importante mantenerlas bajo control.

La andropausia no es más que otra etapa en la vida del hombre. Una etapa que involucra cambios en su cuerpo, su sexualidad y su psicología, para los que debe prepararse de la mejor forma posible. Es ley de vida, todos envejecemos, así que lo ideal es tomar las herramientas para hacerlo de la mejor manera: alimentación saludable, ejercicio físico, una vida satisfactoria desde el punto de vista emocional, y la correcta asesoría médica, te ayudarán a disfrutar ésta y todas las etapas de tu vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here