La carrera espacial se acelera y cada vez más los gobiernos y los grandes empresarios se fijan en cómo monopolizar todo aquello que está más allá de la Tierra. La curiosidad del ser humano, después de todo, nunca se sacia y siempre va más allá, es por ello que algunos científicos e investigadores incluso han llegado a hacer la propuesta de construir una especie de ascensor espacial. Pero, ¿es esto posible? ¿O se trata de un sueño futurista que estamos muy lejos de alcanzar? En Supercurioso te contamos todo lo que debes saber sobre esta particular idea. ¿Podremos algún día montarnos en un ascensor hacia el espacio? Acompáñanos en este artículo para que lo descubras.

Ascensor espacial ¿Un proyecto, un sueño o una realidad?

Ascensor espacial Un proyecto, un sueño o una realidad

Arthur C. Clarke ya nos habló en “Las fuentes del paraíso” de esos ascensores capaces de comunicar la Tierra con el espacio, máquinas con un mecanismo lo bastante poderoso como para alcanzar la órbita terrestre sin tener que utilizar un cohete o un transbordador espacial. ¿Puede ser un ascensor espacial posible? Para conseguirlo necesitaríamos un anclaje situado lo más cerca posible del Ecuador para poder desplegar un cable de 35.786 km de largo, una tecnología tan revolucionaria como futurista mediante la cual subir y bajar cargas, naves y personas; un sueño que el ingeniero ruso Yuri Artsutanov empezó a definir y a moldear en su cabeza allá en 1960 mediante un artículo en el diario ruso “Pravda”.

Hasta hace poco los ascensores espaciales eran un ingrediente esencial en las novelas y películas de ciencia ficción, se necesitaría un cable tremendamente poderoso y provisto de unos contrapesos en cada extremo, mediante los cuales, el centro de la masa mantuviera elevada la órbita geoestacionaria. Pero no olvidemos que la Tierra rota, para ello debe asegurarse que el cable se mantenga a salvo y lo bastante distanciado de esta fuerza centrífuga contrarrestando la fuerza gravitacional.

Pero, más allá de la ficción que tanto nos encanta, ¿sería posible crear un ascensor que lleve a los hombres directo hasta el espacio? Y, si es posible, ¿ya hay alguien trabajando en un proyecto como este? Vamos a descubrirlo.

1. ¿Se puede crear un ascensor al espacio?

Entonces, ¿se puede crear un ascensor al espacio? Y, si es así, ¿cómo conseguirlo? Un portavoz de la compañía Obayashi Corp ya ha hecho una declaración bastante enfática al respecto: «Nuestros expertos en construcción, clima, comportamiento del viento y diseño dicen que es posible». Esta es la compañía que se encuentra trabajando en la actualidad en uno de los proyectos más avanzados destinados a construir un ascensor espacial. Sí, en Japón ya están uniendo esfuerzos para hacer llegar un ascensor al espacio, y el proyecto cuesta nada más y nada menos que unos 9.000 millones de dólares.

Según los expertos de esta compañía, el proyecto es perfectamente factible, aunque sus resultados no se verán hasta el 2050, fecha en la que tienen estimado terminar el primer ascensor al espacio, el cual planea llegar hasta la Estación Espacial Internacional. Este es uno de los principales proyectos que se han propuesto la meta de alcanzar el espacio a través de un ascensor. No obstante, los japoneses no han sido los únicos en buscar materializar tan ambiciosa meta, vamos a conocer que otros proyectos y propuestas se encuentran en desarrollo en la actualidad.

2. Proyectos y propuestas en desarrollo

Ascensor espacial, proyectos y propuestas en desarrollo

Pues bien, si es posible crear un ascensor al espacio, ¿cómo se haría? Pues bien, los investigadores ya han adelantado algo al respecto, y es que para hacer un ascensor espacial serían indispensable los nanotubos de carbón. Se trata de pequeños tubos hechos de carbono que han sido creado por los científicos y que tienen diversas aplicaciones por su increíble composición molecular, lo que los hace el único material capaz de soportar la enorme tensión y el inmenso peso que tendría que aguantar todo lo que implica un proyecto de ascensor espacial.

Ahora bien, ¿quiénes, además de los japoneses, se encuentran trabajando en estos proyectos? Pues bien, los europeos también tienen su propio proyecto, el cual se está llevando a cabo a través de la empresa Virgin Galactic, la cual se encuentra ahora mismo haciendo grandes inversiones para desarrollar su propia tecnología en materia de ascensores y cohetes espaciales, sea como sea. El optimismo por este proyecto es más que factible, un desafío de dimensiones titánicas que a pesar de los obstáculos está tomando forma poco a poco. Sin lugar a dudas, las posibilidades del hombre no solo en el mundo, sino ahora también en el espacio, cada vez se amplían más, lo que nos lleva, cuando menos, hacia un porvenir interesante.

3. ¿Qué se aspira lograr con esto?

Pues bien, según han aclarado los japoneses, se está trabajando en construir una estructura de unos 36.000 kilómetros de alto para enviar materiales, cargas y astronautas directamente al espacio sin necesidad de una elaborada nave espacial o cohete. Para hacerlo, se calcula que se usarán unos 100.000 kilómetros de nanotubos de carbono para que poco a poco se pueda colonizar la órbita terrestre. Sin lugar a dudas, este proyecto se ha ido convirtiendo en una realidad cada vez más factible y cercana. De hecho, según la directora del proyecto, Satomi Katsuyama, para el año 2050 ya la idea de un ascensor espacial no será una quimera digna de las ficciones más enrevesadas, sino una realidad clara y latente.

Sin embargo, teniendo en cuenta la enorme inversión de tiempo, dinero y esfuerzo humano que hay que hacer para lograrlo, cabe hacerse la pregunta de qué utilidad real tendría un proyecto como este. Claro que no negamos que sea un gran paso para la humanidad, pero, en el sentido práctico, en cómo se vive la realidad y experimentamos nuestro día a día, ¿qué se aspira lograr con el ascensor espacial?

Pues bien, la verdad es que un ascensor espacial significaría un ahorro significativo en cuanto a misiones espaciales se refiere. Y es que cada nave espacial que se construye representa una cantidad enorme de dinero, y la mayoría de las veces estas no duran sino una misión, mientras que la inversión realizada para un proyecto de ascensor espacial sería más rentable a largo plazo. Por otro lado, un proyecto como este también le daría la oportunidad a muchas más personas de conocer el espacio, actividad que hasta hace poco parecía reservada única y exclusivamente a los astronautas de carrera, pero que cada vez parece abrirse más a quienes puedan costear un viaje de tal envergadura.

A ciencia cierta, parece que estamos frente a una época de muchos cambios, y que pronto los viajes al espacio serán mucho más comunes y fáciles de realizar. Y a ti, ¿te gustaría ir al espacio en un ascensor espacial? ¿Cómo crees que sería? Sin lugar a dudas, debe ser una experiencia magnífica para cualquiera, y está más cercana de lo que creíamos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here