En la historia reciente hay muchos casos policiales que nunca han sido resueltos; robos, violaciones, desapariciones, asesinatos...crímenes que han quedado impunes y por los que nadie ha sido castigado. La prensa, la televisión y el cine vuelven a lanzarlos a primera linea informativa porque hay nuevas pruebas, han surgido otras teorías sobre lo ocurrido o simplemente tratan de que esos casos no caigan en el olvido. Uno de los que  se vuelve a hablar recurrentemente es el del asesinato de sor Catherine Cesnik del que  Netflix ha hecho una serie que se estrenó en el mes de mayo. ¿Qué le ocurrió a Catherine?

El asesinato de sor Catherine Cesnik

Catherine Cesnik nació el 17 de noviembre de 1942, en el seno de una familia católica, en Lawrenceville, una ciudad cercana a Pittsburgh. Excelente estudiante, al finalizar sus estudios se hizo monja y en el momento de su muerte, a los 26 años, trabajaba como profesora de lengua inglesa y teatro en un colegio católico de enseñanza secundaria en la ciudad de Baltimore, en Maryland.

El asesinato de sor Catherine Cesnik del que Netflix ha hecho una serie

Catherine compartía apartamento con otra religiosa, Helen Russell Phillips, y el 7 de noviembre de 1969 salió en su vehículo a hacer unos recados, entre ellos comprar el regalo de compromiso de su hermana. El coche apareció embarrado y mal aparcado cerca de su apartamento, pero a ella no se la volvió a ver hasta casi dos meses después, el 3 de enero de 1970, cuando unos cazadores hallaron el cadáver en un vertedero ilegal a la afueras de Lansdowne en el condado de Baltimore. Había muerto por un traumatismo craneal y tenía marcas de estrangulamiento en su cuello.

El asesinato de sor Catherine Cesnik del que Netflix ha hecho una serie

El caso se hizo famoso ya que al parecer sor Catherine estaba apunto de destapar un caso de abusos sexuales, acoso y violación, padecidos por jóvenes que acudían a la escuela secundaria Archbishop Keough High School en la que ella daba clases. El culpable era un sacerdote llamado  Joseph Maskell y otro compañero en connivencia al parecer con algunos miembros de la policía de Baltimore. Maskell era por aquel entonces un carismático sacerdote, de 30 años y talante comprensivo, que en apariencia ayudaba a las jóvenes a lidiar con sus problemas familiares.

El asesinato de sor Catherine Cesnik del que Netflix ha hecho una serie

El asesinato nunca ha sido resuelto, pero la serie de Netflix ha dado voz a testigos de los abusos sexuales que no habían hablado por temor a represalias o vergüenza. Entre ellos dos mujer llamadas  Teresa Lancaster y Jean Wehner, que ya pusieron una demanda por violación contra Maskell en 1995 -que fue desestimada por estar prescrita-, confirmaron haber confiado a sor Catherine los hechos. Wehner explicó también que el propio Maskell la llevó en los días posteriores a la desaparición de la monja hasta el lugar en el que hallaron sus restos, le dejó ver parcialmente el cuerpo y la amenazó diciéndole que así acababan las personas que hablaban mal de otras. Wehner, por temor, calló lo ocurrido.

El asesinato de sor Catherine Cesnik del que Netflix ha hecho una serie

El padre Joseph Maskell murió en 2001. Hace unos meses, el cuerpo del sacerdote fue exhumado para sacar muestras de ADN y ver si coincidían con las que encontraron en los restos de la monja, pero el resultado fue negativo. Para algunos de los investigadores eso no quiere decir que no estuviera implicado en la muerte de la religiosa.

El asesinato de sor Catherine Cesnik del que Netflix ha hecho una serie

La diócesis de Baltimore ha admitido la posible implicación de Joseph Maskell en casos de abusos sexuales y ha recibido varias denuncias por ese motivo y hasta el momento ha pagado más de 97.000 dólares en asistencia psicológica y 472.000 dólares en ayudas económicas a los que pudieran haber sido víctimas de los abusos de Maskell.

Desgraciadamente, la madre de Catherine murió a los 92 años, en 2015, sin haber averiguado jamás quién mató a su hija. Si te ha interesado este caso sobre el asesinato de sor Catherine Cesnik, quizá quieras leer:

-El crimen de la Trituradora de Madera

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here