Ser bilingüe es una ventaja en todos los aspectos de tu vida, y es que no sólo nos reporta beneficios en el ámbito personal (como podernos comunicar con gente de otras culturas o viajar a países completamente nuevos sin temor), sino también en el plano profesional. De hecho, parece que dominar idiomas es un requisito que cada vez adquiere más importancia a nivel internacional, en parte debido a las constantes migraciones. Por ejemplo, en la actualidad, España, El Salvador y Costa Rica son los países con más hablantes de español; sin embargo, se calcula que dentro de unos treinta años será Estados Unidos el que pueda presumir de ser el país con más hispanohablantes del mundo.

La necesidad de que los empleados dominen el inglés y el español siempre va a ser una gran necesidad, incluso en sectores que a priori no podrías haber imaginado, como es el sector médico. Y, si bien es cierto que la búsqueda de trabajo nunca es un proceso fácil, ser bilingüe te reportará muchas ventajas respecto al resto de candidatos que no lo sean. Si ese es tu caso, quizás puedes servirte de una plataforma como Practice Match para que todo sea más manejable. Pero, por el momento, vamos a centrarnos en las ventajas que puede reportarnos el bilingüismo.

4 Ventajas de ser bilingüe para encontrar trabajo

1. Aumenta tus perspectivas de trabajo

4 Ventajas de ser bilingüe para encontrar trabajo 2

Como hemos comentado, hablar idiomas te abre nuevos horizontes en tus oportunidades laborales. Por supuesto, especialmente en aquellos trabajos que impliquen viajes, traducciones o una reubicación permanente, pero también en puestos considerados más tradicionales, como lo son las enfermeras.

Esto es debido a que la tendencia del mercado es claramente transcultural, cada vez más globalizada, por lo que es probable que los clientes sean de distintos rincones del mundo. Ser capaz de comunicarse con ellos se considera una enorme ventaja en un momento en que la competitividad global está en auge.

2. Mejora tus capacidades cerebrales

Más allá de lo impresionante que pueda ser el hecho de hablar más de un idioma con fluidez entre tus compañeros de trabajo, son numerosos los estudios científicos que han demostrado los beneficios cerebrales del bilingüismo o del multilingüismo. Las personas bilingües destacan en aspectos como la resolución de problemas, la flexibilidad mental y el control de la atención.

En definitiva, el esfuerzo cognitivo que supone hacer un salto entre las distintas corrientes de pensamiento subyacentes a ambos idiomas reporta una mayor conciencia metalingüística, lo que presupone una mayor agilidad en la resolución de las tareas, incluso aquellas reailzadas de forma simultánea.

3. Una mentalidad más abierta

Hablar dos idiomas permitirá que se incrementen tus relaciones sociales, puesto que tendrás la oportunidad de hablar con gente venida de todo el mundo. Pero eso no solo implica hacer nuevas amistades, sino también conocer nuevas culturas, lo que hará que tu mente abandone su zona de confort para adentrarse en nuevos horizontes de pensamiento hasta el momento insospechados. Poder acceder a nuevos puntos de vista puede darte una mayor perspectiva acerca de determinados problemas y poder aportar ideas innovadoras para solucionaros.

Además, todo ello hará que veas el cambio como una constante en tu vida, por lo que a largo plazo terminarás convirtiéndote en una persona más adaptativa, y probablemente más paciente y familiar con tus interlocutores. Algo que por supuesto será de gran valor para cualquier puesto de trabajo, donde las circunstancias son siempre cambiantes. Podrás acceder a nuevas experiencias y ver el mundo con una mirada distinta, y seguro que tus deseos de seguir aprendiendo otras lenguas no deja de aumentar.

4. Mejora de la autoestima y la confianza

4 Ventajas de ser bilingüe para encontrar trabajo 3

Y así llegamos al último de nuestros beneficios; no por ello el menos importantes. De hecho, más bien todo lo contrario. Todos los puntos comentados con anterioridad afectarán directamente en tu autoestima y la seguridad en ti mismo, reforzándolas y reportándote un estado de bienestar que probablemente no habías experimentado antes.

Ser bilingüe te expondrá a mayores canales de información, aumentará tu creatividad, tu inteligencia emocional y tu empatía. Es una manera de asegurarte una actitud positiva y curiosa ante la vida, siempre con ideas para mejorar, lo que inevitablemente se reflejará en la forma que afrontas tu día a día, tanto en el plano personal como en el profesional.

Esperamos que con este artículo hayamos podido impulsar tus ganas de dominar otro idioma y que pueda reportarte todas las ventajas comentadas, ¡y muchas más! Como siempre, antes de despedirnos te invitamos a que nos dejes tus impresiones en la sección de comentarios. ¿Qué idioma te estás planteando aprender? ¿Eres ya bilingüe y quieres compartir con nosotros todos los beneficios que has extraído de ello? Escríbenos, te leeremos con mucha atención para enriquecernos de tu experiencia. 🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here