Hace unos años, una película, Verónica, salió a la luz inspirándose en el caso Vallecas, un intrigante suceso en un área de Madrid en la que una chica falleció misteriosamente tras jugar a la ouija con sus amigas. El caso, comprobado por la policía (en el que sería el primer informe policial en España en describir un suceso paranormal), nunca se aclaró del todo hasta hace muy poco, cuando los hermanos de la chica fallecida dieron su versión en un periódico.

En esta ocasión, en Supercurioso hablaremos brevemente de Verónica, la película que se inspiró en el caso Vallecas, y hablaremos de los sucesos reales en los que se basó. Finalmente, contaremos la versión de los hermanos, testigos de los supuestos sucesos paranormales. ¿Nos acompañas?

El caso Vallecas | Espeluznante suceso paranormal que inspiró un film

Caso Vallecas cruz

1. La película

La película que se inspiró en el caso Vallecas es Verónica, un film de terror dirigido por Paco Plaza (que también metió mano en el horror zombie de Barcelona REC) que cuenta la historia de Verónica, una chica de quince años que tiene que cuidar de sus hermanos pequeños, ya que su madre trabaja mucho y su padre murió hace poco. Tras hacer una sesión de güija durante un eclipse de sol, Verónica empieza a experimentar sucesos extraños, tanto en casa como en sí misma.

No os destriparemos la película, pero sí que os diremos que es una gozada. No solo da miedo, sino que también tiene momentos de comedia que son impagables, y captura muy bien los años 90, con lo que hasta tiene elementos de nostalgia. Es una de las mejores pelis de posesiones de los últimos años, sin duda.

2. El caso Vallecas. ¿En qué se inspira la película?

Como comentábamos más arriba, la película está inspirada (aunque poco) en un caso real, uno de los más relevantes para los aficionados al ocultismo de España, tratado en numerosos programas de televisión. Como pasa con este tipo de historias, hay diferentes versiones de lo ocurrido.

La versión “real” de la historia sostiene que Estefanía Gutiérrez, que residía en Vallecas, era una chica que se empezó a interesar por el ocultismo y que organizaba sesiones de güija en su instituto. Un día, cuando intentaban contactar con el novio de una de sus amigas, que había muerto en un accidente de moto, una profesora las descubrió y rompió el tablero. Otros dicen que lo que en realidad se rompió fue el vaso, y que de ahí salió un extraño humo que Estefanía respiró.

A partir de entonces, la chica empezó a experimentar sucesos extraños, como oír voces, levitar, hablar en lenguas desconocidas o tener convulsiones. A pesar de que sus padres la llevan al médico, nadie sabe qué le sucede. Un día, Estefanía sufre una especie de ataque en el que se desmaya soltando espuma por la boca, por lo que es ingresada en el hospital Gregorio Marañón, de Madrid, y fallece al día siguiente.

3. Los sucesos paranormales no se detienen

Caso Vallecas oscuridad

Pero los sucesos paranormales no se detienen aquí, ya que en el piso siguen sucediendo cosas raras. Tras unos meses de calma relativa, los padres afirman que en el piso empiezan a romperse y a moverse cosas, que las puertas se abren solas e incluso que una fotografía de Estefanía se quema sin causa aparente.

El 27 de noviembre de 1992 los fenómenos son tan insoportables que la familia llama a la policía y espera a los agentes en el portal. La policía (según se dice, compuesta por un equipo de un inspector y cinco agentes) es testigo de los supuestos fenómenos paranormales, que constan de ruidos en la terraza, armarios con puertas que se abren solas o babas marrones que aparecen misteriosamente.

A partir de entonces, los sucesos fueron perdiendo fuerza, hasta que finalmente desaparecieron. De hecho, la familia de Estefanía terminó viviendo el piso, y se dice que sus inquilinos actuales no han experimentado nada raro.

4. La verdad sobre el caso Vallecas

Caso Vallecas edificio

En septiembre de 2018, dos hermanos de Estefanía decidieron contar en El Mundo la verdad para limpiar el nombre de su hermana, y confesaron que nada había pasado como se venía contando desde los noventa.

Los dos confirman que Estefanía padecía un tipo de epilepsia que está bastante presente en su familia y que presenta ataques como el que experimentó su hermana antes de ingresar en el hospital. Además, afirman que no hubo relación entre la güija y la muerte de Estefanía, ya que esta se produce un año más tarde, y que nunca levitó ni habló lenguas desconocidas.

Además, los hermanos confiesan que los fenómenos que presenció la policía se produjeron antes de su llegada (como un póster desgarrado, o el crucifijo separado del cristo) o por razones diferentes a las paranormales. El armario, por ejemplo, se pudo abrir por accidente y el misterioso ruido en la terraza fue uno de los hermanos, que arrojó una piedra para impresionar más a los policías, algo que le pidió su madre, por lo visto la principal responsable del ambiente enrarecido de la casa. Puedes leer la entrevista completa en El Mundo.

Así, pues, el caso Vallecas, uno de los más importantes y mediáticos de las últimas décadas, ha sido finalmente resuelto, ni más ni menos que por dos testigos de primera línea. Las cosas nunca son lo que parecen, e incluso los misterios más extraños suelen tener una explicación lógica. Cuéntanos, ¿qué opinas de los sucesos paranormales? ¿Alguna vez te ha pasado algo raro o extraño? ¡Recuerda que puedes contarnos lo que quieras en un comentario!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here