Ciencia del Antiguo Egipto | 16 Curiosidades fascinantes
Valora este post

La ciencia del Antiguo Egipto es absolutamente fascinante. Los egipcios, de hecho, fueron unos adelantados a su tiempo, ya que llegaron a entender el cuerpo humano y el mundo que los rodeaba de una manera que la mayoría de sus coetáneos no podían ni imaginarse (y no digamos ya en tiempos posteriores, como en la edad media), ya que dominaron ciencias como las matemáticas o de la física.

Podría decirse que la ciencia en Egipto es la base de esta cultura, ya que todas sus creencias giran alrededor de la ciencia, desde las pirámides que los acogen en el más allá, hasta la elaboración de la cerveza con la que pagan a sus constructores, al maquillaje con el que hombres y mujeres se adornan el rostro. ¡Acompáñanos en este increíble viaje!

Ciencia del Antiguo Egipto | 16 Curiosidades

Ciencia del Antiguo Egipto jeroglifico

1. Para conseguir las fascinantes obras de arquitectura egipcias como las pirámides o los obeliscos, los egipcios tuvieron que dominar muy profundamente ciencias como la física, no solo para la construcción de esos colosos, sino también para el transporte de los materiales, por ejemplo.

2. La medicina era gratis y estaba relacionada con los templos. Los estudiantes de esta disciplina estudiaban en ‘casas de la vida’ (los antiguos hospitales) y tenían muy en cuenta la higiene del doctor, muy valorada tanto por el gobierno como por los pacientes.

3. Siguiendo con la medicina, los doctores egipcios clasificaron las enfermedades en dos tipos: las enfermedades de causas manifiestas (como caídas, roturas de hueso…) y las enfermedades de causas no manifiestas, que atribuían a los dioses o a demonios. Además, los médicos egipcios también eran capaces de operar a sus pacientes de cataratas, trepanaciones y extirpación de tumores.

4. Igualmente, otra rama de la ciencia del Antiguo Egipto que avanzó muchísimo fueron las matemáticas. Por ejemplo, en Egipto existían dos maneras de representar los números, ya fueran en forma de jeroglífico y, en segundo lugar, con el alfabeto hierático, que permitía una escritura más rápida.

5. Asimismo, la geometría también era una ciencia del Antiguo Egipto conocida de sobras por sus contemporáneos, ya que podían calcular el área de diferentes figuras geométricas, como el cuadrado, el triángulo o, su mayor éxito, el círculo.

6. El papiro Edwin Smith es la documentación quirúrgica más antigua que se conoce. Fue escrito en la Dinastía XVIII y contiene descripciones anatómicas, así como remedios para heridas de guerra. Es un documento muy racional, aunque de vez en cuando, cuando la enfermedad es desconocida, recomienda acudir al curandero.

Ciencia del Antiguo Egipto papiro

7. En el mismo papiro Edwin Smith, se detallan algunas descripciones anatómicas que demuestran el inmenso conocimiento que tenía el pueblo egipcio del cuerpo humano. Por ejemplo, eran conocidos el corazón, el bazo, el hígado, los riñones, el útero… y se sabía que los vasos sanguíneos partían del corazón.

8. Los egipcios también son los inventores de los espectaculares nilómetros que, además de tener un nombre muy molón, consistían en una serie de escaleras y pozos junto al río que no tenían otro propósito que medir su cauce para determinar si habría buenas cosechas.

9. Otro de los resultados de la ciencia del Antiguo Egipto fue la creación de la pasta de dientes, hecha a partir de sal, menta, pétalos secos de iris y pimienta. Los egipcios tenían gran cuidado de sus dientes, ya que la arena que se introducía en todas partes, incluidos los alimentos, suponía un problema para los dientes.

10. Los conocimientos matemáticos de los egipcios tampoco tenían paragón. Ya en aquella época dominaban la suma, la resta y la multiplicación. Además, según los papiros de Berlín, este pueblo había llegado al punto de resolver ecuaciones de segundo grado.

11. Los conocimientos ginecológicos en la ciencia del Antiguo Egipto también eran sorprendentemente acertados, ya que se conocía lo que era el cáncer (‘una enfermedad que devora los tejidos’) y hasta métodos para diagnosticar el embarazo e incluso el sexo del niño.

12. El papiro de Ahmes es otra muestra de los avances científicos de la época, en este caso de las matemáticas. Este papiro está formado por una serie de problemas matemáticos (como ecuaciones de primer grado, aritmética…) que el estudiante tenía que resolver, por tanto, tenía una finalidad didáctica.

Ciencia del Antiguo Egipto pirámides

13. Los Antiguos Egipcios también fueron una de las primeras culturas en utilizar métodos anticonceptivos, aunque eran algo desagradables. Aunque se hacían preservativos con las vejigas de los animales, también era habitual usar un supositorio vaginal a base de heces de cocodrilo, miel y carbonato de sodio.

14. Además de lo que comentábamos más arriba, la ciencia del Antiguo Egipto también fue especialmente importante a la hora de calcular el volumen de las pirámides, por ejemplo. Aunque desconocemos cómo lo hacían, sí que existen una serie de problemas y hasta un texto satírico en un antiguo papiro egipcio.

15. Los antiguos egipcios también podían considerarse veterinarios, ya que no solo investigaron la medicina humana, sino también la manera de curar o prevenir enfermedades en sus animales de granja y en los animales de compañía que consistían en sangrías, baños calientes y fríos, fricciones…

16. Finalmente, la ciencia de los egipcios llegó hasta la química, ya que eran conocedores de ciertos procesos químicos (como el de curtir la piel, aunque posiblemente se descubriera por accidente) o la manera, por ejemplo, de confeccionar cosméticos a través de este tipo de conocimiento.

La ciencia del Antiguo Egipto es sorprendente y todo un mundo,  ¿verdad? Cuéntanos, ¿te ha gustado este artículo? ¿Crees que nos hemos dejado alguna curiosidad? Recuerda que puedes contarnos lo que quieras en un comentario, ¡queremos saber qué piensas!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here