¿Alguna vez habéis tenido la sensación de que alguien os mira como si os estuviese perdonando la vida? Tal vez hayáis pensado que es una persona desagradable por lanzaros semejante mirada, y a menudo denominamos a esta expresión, “cara de perra” (en inglés “Resting Bitch face”).

La ciencia confirma que la ‘Resting Bitch face’ o ‘La cara de perra’ es algo real

RBF, es aparentemente un síndrome que afecta a millones de personas en todo el mundo, y se caracteriza por una expresión neutra que a menudo se percibe como desinterés o, simplemente, malintencionado.

Durante la mayor parte de su historia, la “cara de perra/o” ha sido auto-diagnosticada por personas que a las que a menudo se les pregunta si tienen un mal día. Actrices como Anna Kendrick, Kristen Stewart, o la legendaría Vivien Leigh, saben de lo que estamos hablando.

Pero ahora la ciencia ha confirmado la legitimidad de RBF con una prueba de diagnóstico medible. Los investigadores de comportamiento de la  Nordus Information Technology, Jason Rogers y Abbe Macbeth, analizaron más de 10.000 expresiones con su tecnología patentada FaceReader. Ellos encontraron que la expresión neutra de una persona promedio se compone de un 97% señales neutras y un 3% de emociones subyacentes, mientras que un cierto subconjunto de personas, muestran el doble de la cantidad de emociones subyacentes en su semblante neutro.

cara de perra
Fuente: Lo que el viento se llevó, 1939

Cuando los investigadores utilizaron fotos de celebridades como la de Anna Kendrick a través de su programa, encontraron un aumento en la emoción de “desacato”, el factor-x tras la supuesta “cara de perra”. Pero atención, ¡no es estrictamente un fenómeno femenino! Celebridades como Kanye West también dieron altas calificaciones en la prueba de RBF.

Y es que la RBF no es necesariamente algo que les ocurra más en las mujeres, pero en el sector femenino se subraya más, porque las mujeres tienen más presión sobre estar felices y sonrientes y de llevarse bien con los demás.

Entonces, ¿qué hace que la cara en reposo refleje la “cara de perra”? Rogers y Macbeth no tienen todas las respuestas, pero sospechan que la cultura juega un papel importante (descendientes de europeos del Este), así como la genética (boca torcida naturalmente hacía abajo). Macbeth describe el aspecto RBF clásico como “los ojos ligeramente entrecerrados, y un poco de elevación de las esquinas de los labios, pero no en una sonrisa”. ¿Y tú? ¿Crees que tu cara de reposo se parece a la “cara de amargura”?

Si te ha gustado este tema, no te puedes perder nuestro artículo sobre Cómo saber si padeces de Trastorno Narcisista de la personalidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here