Todo en esta vida son gastos: la comida y productos que compramos en el supermercado, los libros para el colegio de los niños, las facturas de los servicios que tenemos contratados… y precisamente la factura de la luz es de las que más nos preocupan.

Descubre cómo ahorrar dinero en el recibo de la luz

Aprende a leer tus facturas de la luz

Ahorrar luz 2

Ya no es solo que cada mes debamos pagar y ser puntuales con las facturas de la luz u otros servicios. A eso se le suma el problema de que cuando nos llega el recibo, son tantos los conceptos que no terminamos de entender qué significan.

Igual que últimamente se ha puesto muy de moda aprender a comer bien y a “desrifrar” las etiquetas de los alimentamos que compramos, es importante elegir la potencia y la tarifa contratada y entender a qué nos enfrentamos cuando nos llega la factura.

La verdad es que hay multitud de datos en un solo papel y algunos sabremos enseguida qué significan, pues no tienen más ciencia: es el caso de los datos personales, el importe de pago y la fecha límite para su liquidación, etc.

Pero a medida que avanzamos en la factura, descubrimos otros datos con los que no estamos tan familiarizados y requieren de una comprensión algo más profunda. Es el caso del promedio diario de consumo, el detalle y su gráfica, por nombrar los más importantes.

¿Y por qué es tan necesario entender qué significa cada uno? Porque solo así podremos saber a ciencia cierta si el servicio que tenemos contratado cumple a la perfección con nuestras necesidades reales de consumo.

Podría ser que tuviésemos contratada una potencia muy superior a la que realmente necesitamos. En ese caso, estaríamos pagando cada mes por una cantidad de kW que nunca llegamos a consumir. En definitiva: un derroche de dinero en toda regla.

También podría ocurrir el caso contrario: tenemos una tarifa menor pero terminamos consumiendo más de lo preestablecido. Por lo tanto, todos esos kW de más que consumimos pueden acarrear un mayor coste.

Así pues, estudia a fondo tus recibos de luz de los últimos meses. Una vez entiendas cada pieza de información y cada detalle, estarás más que preparado para decidir qué tarifa te conviene y cómo ahorrar en los meses futuros en tu factura de la luz.

Adopta medidas prácticas que reduzcan el consumo de luz

Ahorrar luz 3

Una vez tengas clara la tarifa de luz que te conviene, así como tus necesidades reales de consumo, es momento de empezar a tomar algunas otras acciones que reducirán drásticamente tu consumo y, por lo tanto, la cuantía del recibo de la luz.

Quizá es buena idea que revises tu instalación eléctrica, pues una instalación obsoleta puede acarrear varios problemas que requieran de mantenimiento o reparaciones más costosas. También se dejará notar en el día a día.

Otra solución que puedes implantar muy fácilmente es la sustitución de tus bombillas normales y clásicas por unas LED. Aunque pueden parecer mucho más caras que las bombillas convencionales, el costo a la larga será mucho menor.

Además, tienen una duración de hasta 70000 horas. Por tanto, su vida útil es mucho más larga que la de unas bombillas normales. ¿Necesitas alguna razón más? Pues debes saber que las bombillas LED no contienen elementos tóxicos.

Otra medida muy efectiva, aunque nos pueda parecer un disparate, es vigilar el tiempo que pasamos con la puerta de la nevera abierta. Sí, lo cierto es que la nevera gasta mucha más energía cuando dejamos la puerta abierta.

¿Cuántas veces nos ha pasado que no sabíamos muy bien qué nos apetecía para comer y hemos mantenido la puerta de la nevera abierta durante muchísimo tiempo? Un simple gesto como abrirla solo cuando sea necesario puede restar dinero a nuestra factura.

También conviene que, cuando vayas a cocinar, saques de la nevera en ese mismo momento todo lo que vayas a preparar, y no que andes abriendo y cerrando para sacar cada cosa. Además, esto te ayudará a planificar tus menús y cocinar con calma.

¿Necesitas saber más sobre el consumo de la luz?

Es normal que nos sintamos preocupados por todas las cuestiones que atañen a nuestro ahorro y nuestra calidad de vida. Los precios suben y cada vez se hace más difícil el poder ahorrar para seguir con nuestros hábitos y modo de vida.

Ya conoces algunos tips para ahorrar en tus facturas, pero no está de más mantenerse actualizado con la información que brinda la CFE y cómo una mejor comprensión de su funcionamiento ayuda en el ahorro de luz. Desde cfe Recibos podrás disipar tus dudas.

Como has podido comprobar, son muchas y muy variadas las acciones que puedes tomar para disminuir tu consumo de la luz y ahorrar en tus recibos. Y no solo eso, ¡también le estarás haciendo un favor al medio ambiente!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here