¿Llevas tiempo pensando en cambiar tu habitación de aspecto y no sabes por dónde empezar? Lo primero que debes tener en cuenta es cuál es el uso que le das al cuarto y cuánto tiempo vas a pasar en él. Si eres un gamer y quieres tener una habitación amueblada especialmente para mejorar tu comodidad, lo más recomendable es que recopiles las ideas que más te llamen la atención y crees un cuarto a tu gusto. Cómodo y práctico, pero también con estilo.

Lo primero es la organización. Piensa en los muebles más necesarios y después podrás ir dándole tu toque personal con los detalles más pequeños. Pasar horas y horas sentado frente a un monitor requiere de cierta comodidad que se traduce en la calidad del mobiliario. Cuanto mejor sea la mesa sobre la que te apoyas o la silla en la que permaneces horas y horas sentado jugando, mejor será tu postura y, eso, repercutirá en tu salud.

¡Y no te preocupes!, calidad no es sinónimo de caro. Existen sillas de ordenador baratas que son todo un lujo, con las que te sentirás como en una nube y en las que pasar largos períodos de juego será perfecto. Comienza a crear tu cuarto de estilo gamer con los muebles básicos. Ten en cuenta el espacio del que dispones, si tienes una habitación exclusiva para el juego o si tienes que compartir este espacio con el dormitorio. ¡Apunta los elementos que necesitas!

La consola, el ordenador y el televisor

habitacion gamer 2

Probablemente si estés pensando en ambientar tu habitación con estilo gamer es porque ya eres todo un jugador consolidado y ya dispones de consola, ordenador y televisión. Si aún no los tienes o vas a cambiarlos, opta por aquellos modelos que presenten un alto rendimiento y una gran memoria. No escatimes en calidad, pues estarán muchas horas encendidos y en funcionamiento.

En cuanto a la televisión, si apuestas por una Smart TV, tendrás mucho ganado, pues igual que pasarás mucho tiempo jugando con la consola o el ordenador, también tendrás la posibilidad de ver tus series preferidas en un espacio cómodo o una televisión con la que acceder a Internet.

La mesa gamer

Piensa en la comodidad, allí pasarás muchas horas de diversión. Elige un modelo sencillo, que evite distracciones del juego. Colócala cerca de la ventana, por donde entre luz natural. Ten en cuenta que la luz te vendrá bien para el largo tiempo que pasarás en la habitación y para que se ventile. Piensa en adquirir una mesa que tenga, al menos, espacio para dos, por si alguien viene a jugar contigo.

La silla ergonómica

Uno de los elementos principales de tu habitación gamer será la silla. Además de aportar un estilo definido al cuarto, también le dará a tu espalda la posición que necesita para no resentirse, la más apropiada para jugar durante horas. Una silla gaming ideal es una silla ergonómica. Son las más adecuadas por su cómodo acolchado, por el buen apoyo para la espalda y su soporte lumbar ajustable.

Estas características te aseguran una postura recomendable durante tu jornada. La espalda, los discos vertebrales y las articulaciones de quien pasa mucho tiempo sentado, pueden sufrir daños si no cuenta con una silla ergonómica que cumpla las características esenciales.

Los amantes de los videojuegos quedarán encantados con las prestaciones de las sillas gaming, que conseguirán sacarle el máximo rendimiento al juego y disfrutar de un gran confort. La sujeción que aportan son un plus y su diseño suele ser emulando a un asiento de competición. Tienen ruedas, asiento giratorio, son ergonómicas, regulables en altura, con acolchado mullido, reposacabezas, reposabrazos, inclinación regulable y doble freno de seguridad.

Estas sillas te harán mantener una postura correcta, reducir los problemas de espalda y, además, también la podrás utilizar para ver la televisión o estudiar.

La iluminación

Como comentábamos antes, la luz es una parte importante, tanto para disponer de ella cuando sea necesario como para evitarla. Jugar en penumbra es la opción más recomendable para no forzar la vista frente al monitor. Los auténticos gamers apuestan por iluminación led que le da un toque excepcional al espacio y que mejorará tu experiencia como jugador.

Elementos decorativos

Por último, y cuando ya has cumplido todos los puntos anteriores, piensa en la decoración. Esta será la que diferencie tu habitación gamer de la de tus amigos y le dé un toque personal. Basta con unas luces de ambiente, posters de tus juegos o figuras de tus personajes preferidos. Colócalos en una estantería colgada en la pared, así evitarás que ocupe espacio y colapsar la habitación.

También puedes cambiar el aspecto del cuarto por completo cambiando el color de las paredes. La mejor opción es el blanco, que da claridad y sensación de amplitud, pero si quieres cambiarlo, puedes elegir rojo, verde o azul.

¡Esto es todo lo que necesitas para tener la habitación gamer con la que siempre has soñado!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here