¿Comienzas el mes genial, con varios GB, muchos minutos de llamadas y cientos de mensajes de texto, pero, a los 15 días, te das cuenta de que te quedaste sin GB o sin llamadas y lo único que te queda es esa cantidad astronómica de SMS que no tienes la menor idea de cuánto tiempo te tomaría gastarlos todos? Bienvenido a nuestro mundo.

A todas las personas nos ha pasado: creemos que determinado plan de telefonía móvil es perfecto porque es “económico” y de todas maneras hay WiFi en todas partes– Pues, hemos pasado por allí y te contamos que no, en todas partes no hay WiFi y la tarifa móvil más “económica” no siempre resulta ser la mejor, por lo cual, usualmente, terminas gastando más de lo necesario en tu renta mensual por tener que comprar más GB o saldo para llamadas.

Como sabemos que la comunicación telefónica, ya sea mediante llamadas, mensajes de WhatsApp o redes sociales, es indispensable en este siglo, en esta entrada nos dedicamos a contarte los mejores tips a tener en cuenta para elegir la tarifa de telefonía móvil perfecta, entre las tarifas de Yoigo, esa que se adapte a tus necesidades y que no te deje a la deriva a mitad de mes. ¡Acompáñanos a conocerlos!

5 tips para elegir tu tarifa móvil

1. Define prioridades

Sí, probablemente llamas, envías SMS y navegas por internet todos los días, pero… No haces las 3 cosas con la misma frecuencia, hay una que haces más que las otras. Para la mayoría de las personas, la actividad en la que más invierten tiempo desde su teléfono es la navegación web, pero, dependiendo de tus necesidades, esto puede variar: puede que te dediques a la venta de productos y servicios, por lo que tengas que llamar a muchos clientes en el día a día, y esto es más importante que chequear Facebook ¿Cierto?

Recuerda: no importa qué tan justo o lógico se vea una tarifa telefónica pre-establecida si no se adapta a tus necesidades. Define tus prioridades de comunicación y busca (o arma, de ser posible) una tarifa móvil que se adapte a ti, para que no tengas que ser tu quien se adapte a la tarifa. La telefonía móvil es un servicio, por lo cual tú, como cliente, debes sentir 100% de satisfacción.

2. Establece un monto límite

Existen tarifas móviles pre-establecidas que nos brindan prácticamente un uso ilimitado de todo: mensajería, llamadas, megas… pero los precios son algo altos y afectan nuestro bolsillo. Así que, luego de definir tus prioridades de comunicación, saca cuenta de tus ingresos mensuales y decide cuánto dinero podrías invertir en tu comunicación sin desbalancearte las cuentas.

Esta información será valiosa y te ayudará a decidirte por un plan con más rapidez, pero no olvides tener en cuenta que debes hacerlo de acuerdo a tus necesidades de comunicación, de lo contrario te encontrarás con que agotaste los beneficios de tu tarifa 15 días antes del próximo pago y tendrás que gastar un poco extra para mantener la comunicación, por lo cual te saldría más caro de lo planeado. Deja la tacañería y ¡Calcula bien!

3. Toma en cuenta las condiciones

Todos los contratos de servicios tienen condiciones, suelen ser esas pequeñas letras en la parte de atrás del formulario donde firmamos, que establecen que tu alma ahora es propiedad de la empresa de telefonía móvil y esas cosas… o bueno, tampoco así, pero sí que pueden hablar de cargos extras y otras responsabilidades que deberás asumir y de las que no sabías mucho al momento de elegir la tarifa. Toma el contrato de servicios de la tarifa de telefonía móvil por la cual te decidiste y léelo, estos no suelen ser más largos que dos páginas y leerlos puede ahorrarte disgustos en el futuro.

4. ¿Por cuánto tiempo la usarás?

¿Estás escogiendo una tarifa de telefonía móvil especial para ese viaje que tienes planeado? Entonces solo la necesitarás por el tiempo de duración de viaje y, cuando llegues a casa, deberás de contratar otra. Los tiempos de uso de las tarifas influyen mucho en sus precios, hablando en términos absolutos, una tarifa que usarás por una semana te saldrá a un mayor precio que una que usarás por los próximos seis meses.

Esto también se aplica a cuando usas una tarifa y decides cambiarla, asegúrate de elegir bien para que no tengas que volverla a cambiar al poco tiempo y tengas algún sobrecargo por ello. Define también las prioridades de comunicación durante el viaje, de manera que puedas reducir un poco el presupuesto.

5. Método de pago

Tienes 100% de seguridad de que podrás manejarte con determinada tarifa durante el mes sin gastar más de lo estipulado o sin quedarte sin utilizar la mitad de sus beneficios, entonces te conviene tomar una tarifa pre-pago. De lo contrario, lo mejor sería domiciliar el pago de tu consumo mensual a tu tarjeta de crédito como post-pago, de esta manera solo pagarás por lo consumido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here