Las épocas en las que, cuando queríamos cambiar de empleo, debíamos imprimir cientos de currículos e ir de puerta en puerta por cada empresa, ya quedaron en el pasado hace mucho tiempo. El internet invadió nuestras vidas, modificando los hábitos de entretenimiento, de consumo, de relacionamiento social e incluso laboral. Existen muchas páginas para buscar empleo en México, que podrían serte de gran utilidad si vives en este país centroamericano.

Lo importante a tener en cuenta a la hora de plantearte profundizar tu búsqueda por internet, es que el mundo cambió y la globalización nos puede hacer conectar con las ciudades y países más recónditos, donde quizás estén requiriendo a alguien con nuestro perfil. Abre tu mente y toma de la tecnología las mejores herramientas, que te permitan visibilizarte en la web. Recuerda que sólo quien se muestra, puede ser descubierto. A continuación haremos un recorrido por algunas de las acciones que resultan claves para encontrar a través de internet, tu próximo empleo, ¡el de tus sueños!

Claves de la búsqueda de empleo por internet

Cómo encontrar empleo por Internet. Todas las claves

  • Encuentra un punto de conexión: Si en la oferta laboral que viste a través de una página web, aparece la referencia de algún reclutador, es recomendable que dediques algo de tiempo a buscarlo en LinkedIn, conocer un poco sobre su perfil y fijarte si tienen algo en común, como algún conocido, el hecho de haber ido quizás a la misma universidad, o pertenecer a algún club profesional. También es importante que te des un paseo por la página web y las redes sociales de la empresa que está haciendo la búsqueda, así visualizarás si tu perfil se adapta a esa organización, y cómo podrías demostrar que eres el mejor candidato, en caso de llegar a una entrevista.
  • Aprende a hacer una búsqueda por nicho: De poco te servirá postularte en portales de empleo muy generales, si tienes una especialidad muy particular. Buscar los portales que se ajusten al nicho de mercado que te interesa, seguro te facilitará la búsqueda, por dos razones fundamentales: en primer lugar, encontrarás ofertas exclusivamente del área, de mejor calidad. En segunda instancia, los reclutadores también sabrán que las personas que allí se encuentran, tienen conocimientos propios y especializados en el sector, lo que muy probablemente mejore las ofertas económicas que puedes conseguir.
  • Crea siempre un perfil de candidato: Portales para buscar empleo hay muchos, y la idea no es que aparezcas en todos de forma desorganizada. Así solo conseguirás malgastar energías y obtener resultados nulos o mediocres. Luego de investigar cuáles son los portales que manejan ofertas que te puedan interesar, de acuerdo al sector en el que te desarrollas, tómate el tiempo para explorarlos, y para hacerte un perfil. Tu presencia en las páginas que escojas debe reflejarte como profesional, y mantener la coherencia entre ellas.
  • Utiliza LinkedIn: Esta red social nacida en el año 2002, se ha convertido en la principal fuente de relaciones laborales. En ella puedes ubicar a tus compañeros de promoción, a tus profesores de la universidad o a antiguos compañeros de trabajos. Puedes armar una red de contactos profesionales, pedir recomendaciones, y armar tu hoja de vida en línea. Si estás en búsqueda activa de tu próxima oportunidad laboral, te convendría también publicar artículos u opiniones sobre temas vinculados a tu desarrollo profesional.
  • Enciende las alertas que te interesen en las distintas páginas webs: La mayoría de los portales de búsqueda de empleo te ofrecen la opción de encender alertas que te avisen a través de tu correo electrónico, de la entrada de alguna oferta que se adapte a tu perfil e intereses. Esta simple acción puede marcar la diferencia en que, a ese cargo que tanto llamó tu atención, seas el postulado número 3 o el número 175. Quizás en el primer escenario tengas oportunidades, pero en el segundo, muy probablemente los reclutadores ni siquiera lean tu currículo.

Cómo encontrar empleo por Internet. Todas las claves.

  • Planifícate: Por último, este consejo aplica a la búsqueda por cualquier canal, pero es especialmente útil para internet. Hazte un esquema en el que se reflejen todos los portales en los que te has inscrito. Revísalos con una frecuenta de al menos tres veces por semana. Postúlate a las nuevas ofertas. Procura interactuar con tu comunidad en LinkedIn… en fin, organiza las acciones que debes seguir con disciplina, para que el reclutador correcto llegue a ti.

Buscar empleo no es tarea fácil, pero mientras más preparado estés para
asumirla, mejores resultados tendrás. Las herramientas de la tecnología se abren ante ti, así que disponte a sacarles el mayor provecho posible. Procura tomarte el tiempo necesario para autoevaluar tu perfil profesional y proyectar a dónde quieres que se dirija tu futuro laboral. En función de esto, pon sobre la mesa los espacios de búsqueda que tienes y empieza a utilizarlos. Sólo necesitas planificación, acción y algo de paciencia. Con estos tres ingredientes, no hay duda de que encontrarás el empleo que te permita dar el siguiente paso en tu realización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here