¿Alguna vez se te ha pinchado una llanta en el momento menos indicado? o ¿se te ha descargado la batería del coche? Este es, sin duda, un problema que todos hemos sufrido. La batería es un elemento esencial que forma parte del motor, aunque esta pieza puede resultar pequeña en comparación con los demás elementos del coche, resulta vital, pues en ella es que se almacena la energía eléctrica (mediante un proceso químico), lo que impulsa al motor. Si quieres averiguar cómo funcionan las baterías de los coches, no dejes de leer este artículo que además te daremos algunos consejos para que puedas elegir la mejor para ti y tu coche. ¡Vamos a descubrirlo!

¿Cómo funcionan las baterías para coche?

Existen dos procesos opuestos y reversibles que hace la batería para que el coche funcione. Estas dos acciones son: generar energía eléctrica y acumular energía química. La batería logra esto mediante el mismo proceso y, además, produce su propio líquido para recargarse a la vez que produce otro líquido que hace arrancar al motor. Además, como todas las baterías, estas tienen dos polos: uno positivo y otro negativo. Ambos se encuentran conectados al coche y envían, mediante una serie de cables, varios electrones, lo que permite que no solo funcione el motor, sino también los parabrisas, las luces, el aire acondicionado y el radio, entre otros accesorios electrónicos. 

1. ¿Cómo es el proceso?

bateria de coche

Continuando más a fondo con el funcionamiento de las baterías, en el interior de ellas podrás ver seis compartimientos distintos, que individualmente producen energía y que se conocen como celdas. En cada una de estas celdas hay dos sets de electrodos (uno positivo y otro negativo) y en cada uno de ellos hay ocho placas magnéticas que se superponen. Esto quiere decir que en cada celda hay un total de 16 placas metálicas; unas recubiertas con óxido de plomo y las otras con plomo. Estas placas trabajan en conjunto produciendo energía (cada paquete de láminas produce 2 voltios, para un total de 12), lo que significa que entre más grande sea la superficie de las placas, mayor energía se producirá. Las placas que tienen origen en el extremo positivo se encargan de introducir los electrones y las placas del extremo negativo se encargan de liberarlos.

Para realizar este proceso, las placas se encuentran bañadas con una mezcla química que se compone de 65% agua y un 35% ácido sulfúrico. Esta combinación de sustancias actúa como electrolito y permite conducir la electricidad. Al igual que la gasolina, este es un líquido volátil, lo que quiere decir que se evapora con mucha facilidad. Pero debes tener cuidado, esta mezcla es tan potente que una sola gota podría quemarte la piel. Son estos químicos los que reaccionan entre ellos y permiten que la batería funcione. Cuando administramos electricidad a la batería, gracias al alternador del coche, el proceso se invierte y ahora las placas negativas reciben los electrodos, que salen por las placas positivas, haciendo que la batería se recargue y esté lista para funcionar de nuevo. 

Así, este proceso se repite y permite que el coche funcione, por lo que no puedes olvidarte de apagar las luces del coche. En este caso, las reacciones químicas se mueven en una sola dirección, por lo que la batería se descargará y podría dañarse. De cualquier forma, es necesario reemplazar la batería de vez en cuando para que el coche esté en perfecto estado. Por esta razón, ahora te daremos algunos consejos para que escojas la batería ideal para tu coche.

2. ¿Cómo elegir correctamente la batería?

Como elegir correctamente la bateria de tu coche

Lo primero que te podemos recomendar para escoger la batería de tu coche es que tengas en cuenta las instrucciones y las recomendaciones del fabricante. Entre estos aspectos, debes reparar en el amperaje. Por un lado, están los amperios hora (Ah), esta es la cantidad de corriente que puede suministrar la batería, y por el otro lado, debes fijarte en la corriente de arranque en frío (CCA), que determina la máxima corriente que una batería puede suministrar durante 30 segundos a 0 grados Celsius. Todas estas especificaciones las puedes encontrar indicadas en la batería original del coche.

Si usas una batería demasiado diferente a la original, el motor de coche podría estropearse. Te recomendamos respetar lo más posible las indicaciones, pero esto no significa que las magnitudes deben ser exactamente iguales. Por otra parte, también debes fijarte en el tamaño y en el tipo de anclaje, que es lo que sujetará la batería en su lugar. Entonces, busca que este sistema y las medidas concuerden con las de la batería original de tu coche.

Una vez ya tengas clara esta información puedes comprar tu batería. Para que esta tarea sea más fácil, te invitamos a que hagas clic en el siguiente enlace para que conozcas las baterías Gonher. Estas baterías tienen grandes ventajas y además cuentan con una gran variedad de marcas y modelos de coches. ¡De seguro encontrarás el tuyo! Además de esto, entre sus beneficios, puedes gozar de servicio de instalación de la batería a domicilio, hasta 3 años de garantía, auxilios en el camino y, lo mejor de todo, están hechas con materiales reciclables. Definitivamente tu mejor opción. ¡No esperes más!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here