En el mundo en que vivimos ninguno escapa de la influencia tecnológica, ni siquiera los más pequeños. De hecho, éstos están en contacto con la tecnología prácticamente desde que nacen. Es por ello que, como padres, debemos aprender a guiarles y cuidar de ellos; y es que una de las desventajas de estar expuestos al avance tecnológico es que nuestra seguridad se convierte en una cuestión más vulnerable. Además, su avance es tan rápido que ni siquiera somos capaces de reflexionar sobre sus consecuencias para poder afrontarlas debidamente. Por contra, solemos recurrir a la opción más fácil: proporcionar a nuestros niños un dispositivo con tal de mantenerlos distraídos. Hoy, en Supercurioso, queremos detenernos en este asunto. ¡Sigue leyendo!

¿Cómo garantizar la seguridad infantil con las nuevas tecnologías?

La tecnología forma parte de nuestro día a día, todos de alguna forma la utilizamos en mayor o menor medida, pero lo más probable es que no terminemos dándole el mejor de los usos y que, en consecuencia, termine dominando una parte importante de nuestras vidas. En este contexto, los padres juegan un papel fundamental, pues son los responsables de educar a sus hijos bajo un marco de pautas que les permita establecer una relación sana con la tecnología y, sobre todo, con las redes sociales. Es con esta finalidad que han nacido opciones como espiar el whatsapp de otra persona, asegurarnos de que nuestros hijos están a salvo. Pero a continuación te daremos algunos consejos más.

Cómo garantizar la seguridad infantil con las nuevas tecnologías. 1

1. Limitar el tiempo en pantalla

Es importante que los niños no estén frente a la pantalla desde la mañana hasta la noche y que sepan que tienen un tiempo determinado para el móvil, tablet u ordenador, y que éste es su momento de ocio y diversión, únicamente alcanzable una vez se han cumplido con las obligaciones. Además, debemos ser un ejemplo para ellos: si pasamos el día enganchados a nuestros dispositivos, el niño terminará entendiendo que él también puede hacerlo. Debe existir un horario para que el niño utilice la tecnología de manera educativa, investigando, y aprendiendo alguna lección, así como debe tener otro horario para ver videos y jugar de forma digital. Lo más importante es que no utilice los aparatos en momentos inadecuados, por ejemplo mientras come o hasta tarde. Sus hábitos y responsabilidades deben respetarse.

2. Enseñarles a ser cuidadosos

Los niños deben saber que internet es bueno para algunas cosas y malo para otras. Debemos explicarles en qué páginas pueden entrar, y en cuáles no y por qué. Además, tampoco debemos negárselo simplemente porque es una orden nuestra, sino que es importante que comprenda el motivo y que no lo asimile como una orden. Por otro lado, es importante que sepa que no debe confiar ni hablar con extraños en la web, porque puede poner su vida en riesgo.

Cómo garantizar la seguridad infantil con las nuevas tecnologías. 2

3. Realizar investigación de las aplicaciones

A veces, por mucho que se les explica, no dejan de ser niños, así que como padres no debemos confiarnos nunca. Y, para ello, nuestra labor será investigar las aplicaciones que los niños se bajan en los dispositivos móviles, así como los riesgos que generan para su seguridad. Por otro lado, también podemos verificar la publicidad que muestra y ayudarnos de ciertas herramientas para mantenerlo seguro.

4. Control parental

Como padres, nos podemos apoyar siempre en herramientas que nos permitan controlar más aún el contenido al que están expuestos nuestros niños, así como el tiempo que pasan en ellos. Por ejemplo, puedes descargar youtube kids y de esa forma te aseguras que los niños sólo vean contenido infantil libre de publicidad para adultos. Por otro lado, puedes optar por crear cuentas de navegación en la que especifiques un apartado para niños y puedas permitir o negar el acceso a ciertas páginas. Una herramienta excelente para esto es family link, es de google y te permite controlar las aplicaciones que descargan, el tiempo de uso, y filtrar el contenido. 

Por último recuerda que la tecnología está en todas partes, así que la idea no es alejar a los niños de ella, sino que sepan utilizarla de manera adecuada. Porque como todo en la vida, hay riesgos y situaciones que pueden poner en peligro a nuestros niños. No se trata sólo de volvernos paranoicos, y tratar de protegerlos, sino de enseñarlos a ser más responsables y cautelosos con las actividades que hacen. Pero si fallas en el proceso, siempre hay formas de controlar ciertos contenidos. Así que no te preocupes.

Cuéntanos cómo garantizas la seguridad de tus niños con las nuevas tecnologías, y si te ha gustado este artículo. ¡Queremos leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here