El dormitorio es quizás de los espacios más importantes de tu hogar. Es el área más íntima, en la que recargas las energías, disfrutas del descanso y de la compañía de las personas importantes para ti. Justo por eso, tener ese espacio en armonía resulta fundamental para que descanses de manera profunda. Desde la evaluación de si te conviene un colchón de látex o viscoelástico, hasta los detalles de iluminación o decoración, todo influye en que tu habitación sea realmente ese refugio de paz y relax que tanto te mereces. Acompáñanos a evaluar cómo influyen en tu descanso las particularidades de tu dormitorio.

¿Qué aspectos de tu dormitorio influyen en tu descanso?

La cama y el colchón

Qué aspectos de tu dormitorio influyen en tu descanso

Sin duda que el centro del dormitorio es la cama, ese lugar en el que durante la noche tendrás que recargar las energías para un nuevo día. Es el elemento que más importa para tu descanso, así que verifica que tengas un buen colchón, que se adapte a las necesidades de tu cuerpo. Los colchones de látex suelen ser muy populares, gracias a su calidad y larga duración. Se trata de una opción que se adapta a tu cuerpo de forma suave y natural, y que te ofrece una sensación esponjosa. Resiste el hundimiento y tiene una firmeza media/ alta, por lo que es ideal para personas que gustan de un buen soporte a su columna vertebral.

Otra de las opciones de colchones interesantes para optimizar tu descanso son los viscoelásticos. Están diseñados para dar un soporte medio y aliviar la presión del cuerpo. Tienen memoria inteligente, así que brindan apoyo a todas las zonas del cuerpo. También son suaves, flexibles, se adaptan al cuerpo, son de larga duración y no es necesario girarlos con periodicidad. Otra de sus ventajas es que tienen independencia de lechos, por lo que si duermes con otra persona, tus movimientos no le afectarán, y viceversa.

Una vez que tienes el colchón que mejor responde a tus necesidades, deberás complementarlo con las almohadas que te resulten más cómodas, así como las sábanas que te resguarden del frío. Y si crees que los consejos del feng shui para mantener la energía en la habitación, recuerda tener siempre un respaldo para tu cama, y hacer que esté viendo hacia la puerta.

La iluminación

Otro de los factores trascendentales para el correcto descanso en tu habitación es la iluminación. Si bien durante el día es importante que estemos en espacios bien iluminados, e incluso en los que podamos propiciar la entrada de luz natural, a la hora del descanso esto cambia. Procura conseguir en tu habitación una iluminación que incite al descanso, evitando las luces fuertes que alteren tu capacidad de conciliar el sueño. Las lámparas regulables son una excelente idea, ya que puedes adaptarlas a tus necesidades en diferentes momentos del día. También es recomendable sacar el televisor de tu dormitorio.

Los colores

Y si lo que quieres es convertir tu dormitorio en tu propio templo personal, los colores con los que pintes las paredes son determinantes. El blanco es el color por excelencia para conseguir un espacio relajante y sereno. Si te parece un tanto aburrido pintar todas las paredes de blanco, puedes liberar tu creatividad con pinturas o superficies texturizadas. Los tonos tostados, combinando claros y oscuros, también son una gran opción para los amantes de los ambientes acogedores, pues bien combinados generan una sensación de paz y de sosiego.

Los tonos vainilla, malva o rosa vieja en algunas paredes se asocian con una sensación de tranquilidad que puede ser muy buena a la hora de incentivar el descanso profundo. Y por último, los tonos grises también aportan relajación al ambiente, además de sumar un toque de elegancia a la decoración.

La simetría y los muebles

colchón de látex o viscoelástico

¿Eres de los que en la habitación tienen el placard, una silla, la televisión, un par de gaveteros, una bici de spinning, un perchero, una pizarra de notas… en fin, un montón de cosas? Pues si lo que quieres es empezar a mejorar tu descanso quizás sea hora de empezar a organizar. El exceso de muebles y de objetos se convierte en una carga extra para nuestro nivel de atención. Un espacio libre, despejado y minimalista tiende a favorecer la relajación para antes de dormir. Y otro dato: si colocas tus muebles de forma simétrica en el espacio, favorecerás la sensación de tranquilidad y de equilibrio.

Un objeto simbólico

Quizás ya lo tengas, y si no, pues te animes a incorporarlo. Sumar a tu habitación un objeto o una fotografía que te recuerde un momento en el que estuviste feliz, pleno, relajado y descansado, es una buena herramienta para integrar a tu dormitorio. Esa imagen, de manera casi inconsciente te trasladará a aquellas sensaciones relajantes que experimentaste en aquel momento, ayudándote a revivirlas a la hora de dormir.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here