¿Sabes cómo se formó la Tierra? Todo comenzó con un tremendo golpe. En algún lugar de nuestra galaxia estalló una estrella, arrojando masas de gas y polvo. Esta supernova, como se llaman estas explosiones, ocurrió hace unos 5 mil millones de años. Los restos de la explosión luego se estrellaron contra una nube de gas cercana, reuniendo los ingredientes para que nuestro sistema solar se formara.

¿Sabes cómo se formó la Tierra? Extraordinario

Debido a que la explosión fue tan enérgica, hizo que la mezcla de polvo se calentase mucho y las cosas comenzaron a «cocinarse». Los pedacitos de polvo empezaron a agruparse, haciendo terrones más grandes y más grandes, y la mezcla comenzó a juntarse bajo su propia gravedad.

En cierto momento, el bulto central se volvió tan caliente y denso que empezó a generar su propia energía, encendiendo fuegos nucleares. Este fue el nacimiento de nuestro sol. El resto de la mezcla polvorienta se arremolinaba alrededor de la estrella, abanicándose en un disco.

Poco a poco el sol creció hasta alcanzar el tamaño actual y el disco polvoriento se enfrió. Durante millones de años, el polvo se agrupó en granos, luego grumos, rocas y finalmente en planetesimales, trozos de roca lo suficientemente grandes para tener su propio campo gravitatorio. Algunos de estos planetesimales se convirtieron en las formas embrionarias de los planetas en nuestro Sistema Solar.

Poco a poco, estos planetas rocosos comenzaron a organizarse y a establecerse a una cómoda distancia del Sol y a encontrar su propia órbita. La Tierra encontró su camino como tercer planeta cercano al Sol. En los primeros días, las acumulaciones rocosas seguían siendo comunes, dejando cráteres en la superficie de todos los planetas.

Se cree que una de estas colisiones, hace unos 4.500 millones de años, casi destruyó la Tierra y probablemente fue responsable de nuestra luna. Se piensa que un planetesimal grande, del tamaño de Marte, le dio a la Tierra un golpe, sacando un pedazo de la corteza terrestre hacia el espacio. Algunos de los planetesimales se fusionaron con la Tierra, mientras que el bulto eyectado encontró su propia órbita alrededor de nuestro planeta y se convirtió en la Luna que hoy tanto nos gusta admirar. 

La evidencia de esta teoría proviene de muestras de polvo lunar, mostrando que la luna está hecha de rocas bastante similares a las que se encuentran en las capas superiores del manto y la corteza de la Tierra.

El choque de la formación de la Luna golpeó la Tierra de lado, cambiando su ángulo de inclinación al sol de 0 grados a 23.5 grados. Como resultado, la Tierra comenzó a tener estaciones: invierno para el hemisferio inclinado lejos del sol, y verano para el hemisferio inclinado hacia el sol.

La Tierra Temprana era un lugar muy diferente al planeta que habitamos hoy. Inicialmente, el planeta no tenía una corteza, manto ni núcleo, y en cambio todos los elementos estaban uniformemente mezclados. No había océanos ni continentes ni atmósfera. Las colisiones de meteoritos, la desintegración radiactiva y la compresión planetaria hicieron que la Tierra se volviera cada vez más caliente. Después de unos cientos de millones de años, la temperatura de la Tierra alcanzó los 2.000 ° C, el punto de fusión del hierro, y se formó el núcleo de la Tierra.

En este punto gran parte de la Tierra estaba fundida y pudo haber habido un océano de magma en la superficie. Poco a poco, la Tierra se enfrió y el planeta asentó su núcleo, manto y corteza. Esta estratificación del planeta ayudó a desencadenar la tectónica de placas en la superficie y la Tierra comenzó a parecerse un poco más al planeta que conocemos hoy en día.

La mayoría de los geólogos creen que la atmósfera y los océanos de la Tierra llegaron hace unos 4 mil millones de años, producto de múltiples erupciones volcánicas. Alternativamente, se cree que una serie de cometas que chocaron con la Tierra liberaron agua y gases en la superficie.

La atmósfera temprana de la Tierra no contenía mucho oxígeno y era muy diferente a la que tenemos en la actualidad. Sin embargo, la atmósfera y los océanos permitieron que la vida se estableciera, y los primeros organismos unicelulares empezaron a evolucionar hace unos 4 mil millones de años. La escena estaba preparada para que la vida compleja evolucionara, hasta la actualidad.

Si te ha gustado este tema, no te pierdas nuestro artículo sobre 6 teorías sobre el Origen de la Vida que conocer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here