En la sociedad moderna, es cada vez mayor el nivel de conciencia que tomamos en torno a la importancia de cuidar el medio ambiente y los recursos naturales no renovables.

Asuntos como el reciclaje y el cuidado del agua vienen creciendo en importancia y en popularidad. También ha ocurrido lo mismo con la electricidad. La energía solar, antes compleja y costosa, ha venido democratizándose.

Ahora resulta mucho más sencillo, práctico y ecológico, optar por esta alternativa. Tanto en empresas y locales comerciales, como a escala doméstica, este tipo de generación ha venido a representar una solución.

Hoy queremos profundizar sobre este tipo de generación de electricidad. Quizás pueda representar una opción viable para tu casa u oficina. ¡Empecemos!

¿Cómo obtenemos la energía solar?

paneles solares

La forma en la que obtenemos energía solar ha venido evolucionando de manera notoria en los últimos años. De hecho, es tanto el crecimiento que ha tenido esta fuente de energía, que junto con la eólica se estima que vaya desplazando progresivamente a las centrales de combustible fósil y a las energías nucleares. Su principal ventaja en este sentido es que es un recurso natural, ilimitado y renovable. Pero, ¿Cómo se obtiene energía solar?

Esta fuente de electricidad se consigue gracias a la captación de las radiaciones solares, que llegan a la tierra en forma de luz, de calor o de rayos ultravioleta.

Las placas solares son las responsables de capturarlas, y para ello existen diferentes vías. Existen placas industriales, de gran volumen y con capacidad para abastecer de energía a superficies grandes. Pero también alternativas como un generador solar portátil, ideal para proveer de energía a escala de los hogares.

En términos técnicos, la energía solar se genera a través de dos vías generales:

  • La energía general fotovoltaica, que consiste en la transformación directa de la luz o la radiación solar en electricidad. Con este método, se transforman los fotones en electricidad, mediante el uso de los paneles solares fotovoltaicos. Para lograrlo, se emplean células fotovoltaicas, unos dispositivos especializados, que funcionan como semiconductores sensibles a la luz.
  • La energía solar térmica o termosolar: Esta es la mejor alternativa para aprovechar la energía solar en el consumo doméstico. También es común su uso para alimentar máquinas de refrigeración por absorción, que en lugar de emplear electricidad para producir frío, emplea calor. Si piensas en cambiar la fuente de electricidad en tus espacios por una más sostenible y ecológica, una Estación de Energía Portátil suele ser la alternativa más eficaz.

Los principales beneficios de la energía solar

energía solar

1. Tiene disponibilidad inagotable y no contamina

Son muchos los beneficios de usar la energía solar, como sustitución a otras fuentes de generación de electricidad. En primer lugar, al provenir de los rayos del sol, es totalmente no contaminante. Pero además de ello, es un recurso disponible en todo el planeta y prácticamente inagotable.

La cantidad de energía solar que recibe la tierra anualmente es 4.500 veces mayor que la energía que esta consume. Por ello, no debemos preocuparnos de que se acabe. Y es que, por suerte, todos los días el sol nos ilumina con sus rayos.

Un aspecto a tener en cuenta es que es más sencillo generar energía solar en las regiones en las que hay más horas de sol.

2. Aporta a la lucha contra el calentamiento global

Esta es quizás una de las ventajas más notables del uso de la energía solar. Este tipo de generación energética no emite gases de efecto invernadero, por lo que no contribuye a empeorar el calentamiento global.

De hecho, está considerada por los expertos como una de las tecnologías renovables más eficientes en la lucha contra el cambio climático. Además, es de las que menor impacto acústico y visual produce.

3. Genera riqueza y empleo

Otro de los beneficios relevantes del uso de energía solar, es que aporta a la generación de empleo local y de riqueza en las zonas en las que se produce.

Se trata de una energía autóctona, disponible en todo el planeta, y que con su producción ayuda a reducir las importaciones energéticas, y a generar empleos locales. Es por ello que se le considera como un ejemplo perfecto de desarrollo sostenible.

4. Es cada día más competitiva

En sus inicios, la energía solar tenía la desventaja de los costos. Comparativamente, resultaba mucho más costoso este tipo de generación, que el de las energías convencionales.

Esto ha venido cambiando de manera notable. El crecimiento de la energía solar y la evolución de las tecnologías para su captación, ha permitido que sea mucho más accesible.

Junto con la energía eólica, la energía solar no solo es la mejor opción para generar electricidad de forma sostenible y cuidando el medio ambiente, sino que también representa una oportunidad desde el punto de vista económico.

En definitiva, se trata de un sistema que bien vale la pena incorporar a las rutinas diarias de nuestros espacios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here