¿Te gustaría conocer al árbol de la muerte?
Valora este post

Son muchas las historias y leyendas que se han entretejido en torno al árbol de la muerte. Se dice que el español Juan Ponce de León, primer gobernador de Puerto Rico, falleció después de que una flecha envenenada con la savia del árbol lo atravesara. Este árbol que crece en lugares tan idílicos como las islas del Caribe, así como en la costa de Florida, es conocido como el árbol de la muerte. ¿Te gustaría saber un poco más sobre este enigmático y mortífero árbol?

El enigmático y peligroso árbol de la muerte

Suscríbete a nuestro Youtube | Gana una tarjeta Amazon 100$
Suscríbete a nuestro canal de YouTube y disfruta de las mejores curiosidades en vídeo. Además, cada mes, ¡Sorteamos una tarjeta Amazon de 100$ entre los suscriptores más activos. ¿Quieres ser tú? 👉🏻 Haz clic y Suscríbete Ahora

El árbol de la muerte, cuyo nombre científico es Hippomane mancinella, es nativo de Mesoamérica y de las islas del Mar Caribe. Este enigmático árbol ha sido el protagonista de numerosas historias. Algunas de ellas bastante conocidas como la que comentábamos del español Juan Ponce de León, otras reseñan que algunos indígenas utilizaban el árbol como castigo al amarrar a su víctima al mismo para que cuando lloviera sufriera mucho.

Pero, sin duda alguna, era la savia de estos árboles la que era utilizada para envenenar las puntas de las flechas. Así, los nativos lograban ser mucho más efectivos en la batalla. Pese a que ha resultado un poco complicado investigar la veracidad de estas historias, lo que sí es cierto es lo peligroso que resulta acercarse al Hippomane mancinella. De hecho, en muchos lugares se les coloca un cartel muy llamativo de advertencia.

árbol de la muerte, Hippomane mancinella

Este árbol suele crecer a las orillas de playas paradisíacas. Sus anchas ramas son ideales para protegerse del sol, sus raíces están enterradas en la arena y sus frutos son muy parecidos a la manzana. Pese a su inofensiva apariencia, este árbol es reconocido por el Récord Guinness como el más peligroso del mundo.

El árbol de la muerte es también conocido como manzanilla de la muerte, manzanilla de plaza o manzanilla de la arena. Con solo rozarlo tu piel puede quedar fuertemente irritada. ¿La razón? La savia lechosa de este árbol contiene un poderoso irritante llamado forbol.

La savia de este árbol es tan potente que hasta refugiarse debajo de sus ramas para resguardarse de la lluvia puede generar una fuerte erupción cutánea, ya que incluso la savia diluida resulta sumamente tóxica.

Hippomane mancinella, árbol de la muerte

Pese a que el contacto con este tipo de árbol puede resultar nocivo para la salud, tampoco llega al punto de ser fatal. Lo realmente peligroso es comer su fruta, ya que puede traducirse en vómitos y diarrea tan graves que podrían llevar a una deshidratación de tal calibre que pondría en peligro la vida, si no se obtiene la atención médica requerida.

La savia lechosa del árbol de la muerte es tan poderosa, que algo tan inocente como el cortar una rama para abanicarse puede resultar peligroso. En este sentido, encontramos el relato de John Esquemeling, autor de algunos de los libros más importantes sobre piratería del siglo XVII:

“Un día, cuando estaba extremadamente atormentado por los mosquitos y jejenes, y aún ignorante sobre la naturaleza de este árbol, corté una rama para que me sirviera de abanico, pero se me hinchó y se me llenó de ampollas toda la cara, como si me hubiera quemado, a tal grado que estuve ciego durante tres días”

La radióloga británica Nicola Strickland también contó su experiencia cuando, en 1999,  fue de vacaciones con una amiga a la paradisíaca isla de Trinidad y Tobago.

“Mordí la fruta y me supo agradablemente dulce. Mi amiga también lo hizo. Momentos más tarde notamos un extraño sabor picante en nuestra boca, que progresó gradualmente a una sensación de ardor y desgarro, y una opresión en la garganta (…) Los síntomas empeoraron durante las dos horas siguientes hasta que a duras penas podíamos tragar alimentos sólidos pues el dolor era insoportable y por la sensación de un gran nudo que nos obstruía la garganta”.

Afortunadamente los síntomas comenzaron a desaparecer a las 8 horas, después de que  ambas mujeres tomaran muchas piñas coladas y leche. Sin embargo, es importante tomar conciencia y tener cuidado, especialmente en lo que respecta a comer frutos desconocidos, ya que las consecuencias pueden ser fatales, pues si no conoces bien el árbol al que te has acercado podría ser un árbol de la muerte.

Si te gustó este artículo no puedes dejar de leer: 10 alimentos cotidianos que son venenosos.

Imágenes: Dick Culbert, Wildlife Travel, Jason Hollinger

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here