Valora este post

La llegada del bebé es uno de los momentos más especiales para todos y, aunque nos trae mucha alegría, también nos pone el mundo del revés. Desde el momento de su concepción hay que ponernos en marcha con todos los preparativos. Una de las cosas más importantes y que requiere de una planificación anticipada es el cuarto del bebé. Decidir el espacio, los muebles, las paredes, la decoración… Pero no te preocupes, porque hoy te daremos algunos consejos para disfrutes al máximo este proceso que nos hace tanta ilusión. ¡No te lo pierdas!

6 Consejos para decorar la habitación del bebé

6 Consejos para decorar la habitación de tu hijo 2

Cuando estamos esperando la llegada de un hijo, nos ponemos tan felices que se nos olvidan muchas cosas. Al momento de decorar la habitación, por lo general, ésta se ve condicionada por los gustos de los padres. Usualmente queremos la habitación más bonita, con los muebles más modernos y con la decoración más espectacular, olvidándonos de que el bebé necesita una habitación cómoda, cálida y funcional, por encima de todo.

En el mercado hay tantas opciones, que nos dejamos influenciar por lo que vemos, y creemos que todo será útil. De esta manera, acabamos comprando un montón de cosas que no son necesarias y que al final el bebé no las usará. ¡Que esto no te pase! Vamos a ver qué debes tomar en cuenta a la hora de decorar la habitación de tu hijo.

1. Las paredes de la habitación

Es a a partir de las paredes que podrás ubicar muebles, lámparas, y más. Puedes optar por pintar las paredes, hacer algún diseño especial con textura o incluso optar por decoraciones más creativas como un papel tapiz fotográfico para la habitación de un niño. Son tantas las ideas, que dependerá mucho de lo que los padres quieran.

Recuerda que la idea es optar por algo que lo haga sentir cómodo y confortable, por eso, si tu elección es pintar las paredes, te recomendamos inclinarte por colores claros o pasteles. Pero ten en cuenta que si esta es tu elección, debes pintar las paredes con el mayor tiempo posible de anticipación para que la habitación aún huela a pintura cuando llegue el bebé. Sea cual sea de decisión final, asegúrate de hacerlo con tiempo para que esté lista lo antes posible. Las paredes son el lienzo en el que vas a crear.

2.Los muebles de la habitación

Como hemos mencionado, ocúpate de comprar sólo lo que sea necesario. Un error muy común a la hora de comprar los muebles de la habitación es que no tomamos en cuenta que el bebé va a crecer rápidamente. De esta manera, terminamos comprando muebles poco funcionales, que usará por apenas unos meses o años y luego habrá que cambiarlos por otros. Además, a medida que el bebé vaya creciendo necesitará más espacio para jugar.

3. Iluminación

Una de las cosas más importantes y que descuidamos de este espacio es la iluminación. Un niño necesita de una buena iluminación y mejor aún si es luz natural. Además de hacer más agradable la habitación, tener a disposición una ventana ayuda a refrescar la habitación y evitar la proliferación de humedad y ácaros.

Puedes ayudarte de una lámpara en alguna mesa o espacio cercano a la cama para usar en las noches. Así no tendrás que encender las luces principales de la habitación, que además, si son blancas, quitarán el sueño al niño y harán que demore más la hora de dormir. Las luces cálidas son perfectas para que el niño entienda que es hora de ir a la cama.

4. Evita los objetos pesados

Recuerda que la seguridad del bebé es esencial. Así que te recomendamos evitar poner objetos pesados sobre la cuna del niño, como por ejemplo lámparas, ventiladores de techo, o cualquier otro adorno que al caer pueda hacerle daño.

Asimismo, si tienes en la habitación un mueble pesado, asegúrate de que esté bien fijo. Por lo general, los niños tienden a querer subirse a todo lo que ven, y queremos evitar los accidentes.

5. El piso de la habitación

Otro aspecto importante es el piso de la habitación. Podemos decorarlo utilizando algunas alfombras, que preferiblemente no sean de pelo largo, pues aumentará la curiosidad del niño y querrá llevárselos a la boca. Por otro lado, podemos adquirir estas alfombras para bebés que tienen figuritas y son hechas con materiales especiales para los niños. Evitando así posibles intoxicaciones.

6- División de espacios

La habitación del bebé será un espacio dónde no sólo dormirá. Por lo que es importante establecer un espacio para cada cosa, como un área de juegos y almacenamiento de juguetes. Un área para cambiar al bebé y donde tener a la mano los productos de higiene y pañales. Un área para ubicar la cuna, la ropa y así con cada categoría que necesitemos. Algunos desean poner una silla de mecer y es válido, pero dependerá también del tamaño de la habitación.

Cómo ves la habitación del bebé es un espacio de gran importancia, por lo que debemos cuidar cada aspecto. Ser conscientes de lo que realmente nos será útil y funcional y aprovechar los espacios. Por otro lado, los colores y la iluminación marcarán una diferencia. ¿Tienes otro consejo para decorar la habitación de tu hijo? Comenta, queremos leerte.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here