Es tan difícil evitar que nuestro subconsciente nos controle y nos lleve a preocuparnos por adelantado, en muchas ocasiones por cosas que no dependen de nosotros. Pero, ¿cómo dejar de lado esta preocupación que a veces te vuelve loco, especialmente cuando te estás angustiando por cosas sobre las que no tienes ningún poder? Prueba estos consejos y aparta de tu mente todo lo que te preocupa.

¿Cómo evitar preocuparte de más por cosas que no puedes controlar?

Primero lo primero, hablemos de hechos, de acuerdo con investigaciones: alrededor del 85% de las cosas de las que nos preocupamos nunca suceden. Si lo que nos preocupa sucede, el 80% de nosotros lo manejamos mejor de lo que pensábamos.

5 consejos para dejar de preocuparte por cosas que no puedes controlar

Asimismo, las personas que tratan de olvidar las preocupaciones en lugar de hacer hincapié en ellas son mucho más saludables que las que no lo hacen.

1. Aceptar la incertidumbre

Aprende aceptar que la vida es incierta y empieza a trabajar con lo que ella te ofrece.

preocuparte, aceptar la incertidumbre

Quién sabe, podría incluso traer algunas nuevas oportunidades emocionantes que ni siquiera pensaste. Hacer tu mejor esfuerzo y dar todo de ti es lo más sabio que puedes hacer, y las cosas se irán dando solas.

2. Llama a un amigo para hablar de tu preocupación

Una visión externa te podrá ayudar a determinar si vale o no la pena preocuparte por eso que te genera esa preocupación.

preocuparte, compartir con un amigo

Quizás ese amigo te ayude a encontrar la manera de estar en paz con la falta de certeza, o a encontrarle solución.

3. Estar presente

Debes mantener tu mente centrada en lo que está haciendo ahora, en lugar de preocuparte por las cosas que vendrán y/o que no puedes cambiar.

preocuparte, sentarte a meditar

Incluso las meditaciones simples, como 10 minutos de sentarte y centrarte en tu respiración, se han mostrado efectivas para reducir el estrés diario en un 39%.

4. Distraerte con otra actividad

Ocuparte con otra cosa suele ayudarte a mantenerte alejado de eso que tanto te preocupe.

preocuparte, hacer actividades

Busca actividades extracurriculares, apúntate a un gimnasio, a clases de baile, haz cualquier cosa que te ayude a despejarte. ¡Recuerdo que el ejercicio físico te hará sentir mejor!

5. Tener un tiempo de preocupación designado y un cuaderno de preocupación

Si realmente deseas tomar el control de esas preocupaciones y estás descubriendo que las estrategias anteriores no funcionan, permítete preocuparte por un cierto período de tiempo todos los días. Pasa ese tiempo escribiendo sobre todas sus preocupaciones en ese cuaderno, y acepta que cuando el tiempo se acabe, la preocupación tendrá que parar.

preocuparte, anota lo que te angustia

Estos han sido nuestros consejos para dejar ir todo eso que te preocupa y que no puedes cambiar. Incluso cuando tengas la sensación de que si dejas de preocuparte por algo, las cosas irán peor, debes tomar consciencia de que no será así. Ese tipo de pensamiento es tan absurdo como las supersticiones. Son una forma de agarrarnos a una seguridad inexistente, mientras nadamos en la angustia del “no saber qué pasará”. Asume que la vida es así, acepta y abraza la emoción de lo inesperado y evita los pensamientos negativos. Las cosas buenas, así como las malas, sucederán las pienses o no. Sólo puedes luchar porque todo vaya lo mejor posible, sin preocuparte de más por aquello que no puedes controlar.

Si te ha gustado este artículo, ¡no dejes de compartirlo!

También te podría interesar:

7 maneras de controlar la IRA ¡Descúbrelas!

Imágenes: dotigabrielf

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here