Cuando entras de lleno al mundo del emprendimiento, y te dispones a darle forma a una marca en la que llevas mucho tiempo pensando, o bien cuando te sumas al equipo de una Pyme, se aparece ante ti un lienzo en blanco, con muchas cosas por hacer. Desde el diseño de una imagen corporativa profesional hasta la integración de un correo empresarial son muchas las estrategias de las que puedes hacer mano para que esa empresa adquiera cada día más solidez, procesos más eficientes y una mejor imagen ante sus potenciales clientes y su propio equipo.

Si no hablamos de grandes corporaciones o de multinacionales, hay muchas cosas que suelen pasarse por alto, y que representan grandes ventajas. Manejar las comunicaciones de tu empresa con clientes, proveedores y colaboradores a través de una dirección de correo personal, transmite una sensación de informalidad. Si en cambio optas por la creación de un correo empresarial, estarás dotando al proyecto de una identidad corporativa que es del todo valorable, y que le ayudará a escalar, mejorando y ampliándose cada día. Acompáñanos a conocer las diferencias fundamentales entre tener un correo empresarial y uno personal.

6 Diferencias entre un correo empresarial y personal

1. La proyección de la marca

correo empresarial

Pensando en la optimización de las gestiones a escala empresarial, el mundo de la tecnología ha girado hacia los entornos digitales. En una era en la que el teletrabajo suma cada día a más personas, son muchas las herramientas disponibles para facilitar estos procesos. Opciones como los servicios de Microsoft 365 representan una oportunidad de organización muy interesante. Pero, más allá de las gestiones internas, el hecho de manejarte con una cuenta de correo empresarial representa un diferencial positivo, en comparación con las cuentas de correos personales.

Imagina que solicitas una cotización a una empresa de eventos, o de servicios de limpieza, y recibes la respuesta de un correo como juan56@hotmail.com, por ejemplo. Lo primero en lo que pensarás es que no se trata de una empresa lo suficientemente sólida, y quizás se afecte tu confianza sobre sus servicios. El hecho de tener una cuenta de correo empresarial ayuda a construir una imagen de profesionalismo alrededor de tu marca. También es útil para que tu usuario distinga tu email en su bandeja de entrada, sin confundirlo con correos de propaganda y spam.

2. La ausencia de publicidad

Otra de las grandes diferencias entre usar un correo empresarial y uno personal, es que con el primero te olvidas de las interrupciones publicitarias. Cuando usamos un proveedor de correos gratuito, lo usual es que nos encontremos con banners de publicidad, con secciones de entretenimiento o noticias, que probablemente no sean de nuestro interés y que pueden generar distracciones. Cuando migras a un servicio profesional de correo empresarial, no tendrás esta clase de interrupciones, y podrás enfocarte en los asuntos que competan directamente a tu empresa.

3. Una gestión empresarial mas eficiente

Sumar a la dinámica de negocio una cuenta de correo empresarial, permite llevar un mayor control sobre las actividades, de lo que permite una cuenta de correo personal. En primer lugar, reducirás el desorden de la bandeja de entrada, y el hecho de que algunos correos importantes vayan a dar a la bandeja de correos no deseados. Por otra parte, con un correo empresarial puedes diseñar grupos y líneas de trabajo, lo que te permitirá una mayor visualización y control sobre todas las áreas y operaciones de la compañía.

4. Podrás hacer campañas de email marketing

Y si uno de tus objetivos es escalar las ventas y hacer que tu negocio sea más rentable, contar con la herramienta de un correo electrónico empresarial puede resultar muy útil. A través de este tipo de cuentas puedes, asociándolas con un servidor, hacer envíos de campañas de email marketing, segmentando la base de datos de tus clientes según tu conveniencia. Con una adecuada estrategia que incluya la personalización de los envíos, verás como el email marketing resulta una potente herramienta de crecimiento.

5. Diseño de correos grupales

Otra diferencia valiosa entre los correos empresariales y personales, es que con los primeros puedes ordenar la creación de un correo grupal para determinada área. En él podrás sumar a los diferentes integrantes del equipo, que tendrán acceso permanente. Es una posibilidad especialmente útil para los sectores de venta o de atención al cliente, pues cada vez que una persona escriba, cualquier miembro del equipo podrá responder con rapidez y eficacia.

6. Mayor ciberseguridad

ventajas del correo empresarial

Y por último, una diferencia fundamental entre estas dos opciones de correo electrónico, es que las versiones empresariales poseen estándares de seguridad mucho más fuertes. En el mundo interno de una compañía se movilizan diariamente datos confidenciales y muy sensibles. Información personal de clientes, datos bancarios, tarjetas de crédito, operaciones internas. Cuando nos manejamos a través de una cuenta de correo empresarial, las medidas de seguridad como firewalls, antivirus y filtros avanzados anti-spam, hacen que nuestros movimientos sean más sólidos y seguros.

En definitiva, el correo electrónico empresarial es una herramienta útil y práctica para el día a día de las empresas. Y además de su funcionalidad, representa una notable ventaja en cuanto a la imagen y profesionalismo de la marca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here