Hay personajes que, para bien o para mal, marcaron la historia. Personas que llevaron su ambición tan lejos que fueron un hito en su época e, incluso, siguieron definiendo la historia hasta mucho después de su muerte. Alejandro Magno fue uno, Napoleón otro y, se quiera o no, Adolf Hitler fue otro de esos personajes que definieron, en gran medida, un momento histórico. En Supercurioso somos unos eternos aficionados a la historia, y por eso el día de hoy hemos querido dedicarle este artículo a las mejores curiosidades de Hitler y todos esos datos que no conocías sobre el hombre que definió la política alemana de mediados del siglo pasado. ¿Quieres conocer todo sobre este particular personaje? Acompáñanos en este artículo para que descubras sus mejores curiosidades.

20 Curiosidades de Hitler que te sorprenderán

Nacido en 1889, en Austria, Adolf Hitler fue un político, militar y dictador alemán, y uno de los personajes que con más firmeza marcaron la historia durante la primera mitad del siglo XX. De hecho, este personaje gobernó en Alemania durante más de 10 años, fungiendo como Canciller Imperial desde 1933 hasta el año de su muerte, en 1945. También conocido como el Führer, este personaje definió gran parte de su tiempo, pero además de eso también fue un individuo lleno de curiosidades asombrosas y, a veces, hasta grotescas. ¿Estás listo para conocer las mejores curiosidades de Hitler? Acompáñanos en este artículo para que las descubras.

1. Un alemán de segunda mano

Un alemán de segunda mano

La primera de estas 20 curiosidades de Hitler ya te la hemos dicho, casi sin querer, más arriba. Y es que Hitler no era propiamente un alemán, o al menos no por derecho de nacimiento, ya que este histórico personaje nació en Austria y no obtuvo la ciudadanía alemana hasta 1932. Convenientemente, un año después se convertía en el gobernante de toda Alemania.

2. Era adicto a la azúcar

Aunque la palabra adicto suene fuerte, Hitler era capaz de echar hasta 7 cucharadas de azúcar en su té. De hecho, su amigo Ernst Hanfstaengl aseguró que en alguna ocasión le vio incluso echando azúcar al vino tinto. Pensándolo bien, este debía ser un elemento que no podía faltar en su dieta, después de todo el dictador alemán mantenía una vida muy activa y necesitaba consumir bastantes fuentes de energía.

3. No podía ver un cigarrillo cerca

Otra de las curiosidades de Hitler que seguro no conoces es que este no soportaba el cigarrillo. Aunque en su juventud llegó a fumar, cuando se convirtió en gobernador de Alemania este no permitía que nadie se acercase a él fumando. De hecho, no podía ni siquiera llegar a ver un cigarro sin desatar sus tan conocidas cóleras.

4. Hitler era vegetariano

Otra de las curiosidades que no sospechamos del dictador alemán es que este se alimentaba muy bien, pese a sus problemas con el azúcar. De hecho, Hitler era vegetariano. Esto se debía, principalmente, a que el gobernante tenía graves problemas intestinales que lo hacían soltar tremendas flatulencias, y el dejar la carne hizo que, cuando menos, este problema disminuyera.

5. No le gustaba que lo vieran desnudo

Curiosidades de Hitler, no le gustaban que lo vieran desnudo

Aunque líder nato y un hombre, al menos en apariencia, muy seguro de sí mismo, a Hitler no le gustaba que lo vieran desnudo. De hecho, ni siquiera los médicos lograban romper esta barrera del político. Quizá solo sus amantes y, por supuesto, su eterna esposa Eva Braun, llegaría a conocerlo sin tanta prenda. ¿Qué le preocuparía a Hitler detrás de su desnudes? Esta es una de las cosas que busca responder el diagnóstico que Freud hizo de Hitler.

6. Sobrevivió a más de 40 intentos de asesinato

Como pasa con muchos políticos y tiranos, más de una vez intentaron asesinar a Hitler, pero nunca lo lograron. De hecho, son más de 42 intentos de asesinatos a los que sobrevivió, incluyendo a una explosión que asesinó a todos los que se encontraban con él, pero que apenas hirió al dictador. Una de las curiosidades de Hitler más sorprendentes, ¿no crees? Después de todo, no es fácil sobrevivir cuando tantas personas quieren asesinarte y, para colmo, morir por mano propia.

7. ¿Se suicidó?

La muerte de Hitler sigue siendo uno de los grandes misterios de la historia. Mientras la versión oficial reza que se suicidó con una bala en la cabeza y un poco de cianuro, hay quienes sostienen que el cuerpo encontrado no era de él, sino que desapareció en la bruma. De hecho, hay quienes sostienen que Hitler logró escapar y que, como muchos otros generales alemanes, se refugió en una tierra lejana en donde fuera irreconocible. Es una entre otras tantas teorías. En todo caso, resulta difícil creer que hubiera un lugar del mundo en donde no se conociera el rostro de quien había desatado la mayor guerra de la historia.

8. Su figura en el museo Madame Tussaud

Una de las curiosidades de Hitler que más nos sorprenden es su figura en el museo Madame Tussaud, de Berlín. El mismo día en que se estrenaba la exposición de su figura de cera, un visitante le arrancó la cabeza. En total, la figura del dictador estuvo exhibida durante apenas unos 5 minutos.

9. Sus padres eran primos

Otra de las curiosidades que envuelven la vida del gobernante alemán es la historia de sus padres, los cuales eran primos. De hecho, para poder casarse tuvieron que pedir una dispensación papal. Este hecho, por cierto, no ha pasado desapercibido para muchos que han buscado satirizarlo, o, incluso, satanizarlo, por ser el producto de una relación carnal entre miembros de la misma familia.

10. Era un fanático del cine

Era un fanático del cine

Otra de las curiosidades de Hitler que llaman nuestra atención es su fascinación por el arte. De hecho, el gobernante alemán quiso ser artista (mucho antes de ser político), y uno de sus pasa tiempos preferidos era el cine, tanto que tenía en su palacio un cine personal del cual disfrutaba con regularidad. Sin duda alguna, debía ser refrescante para el dictador, así como para cualquiera, poder relajarse un rato todas las noches y descansar mientras ves una película.

11. No le gustaba el premio Nobel

Dentro de toda su megalomanía y locura, una de las cosas que a Hitler no le gustaba era el Premio Nobel. De hecho, llegó a prohibirlo en Alemania y desarrolló su propia versión del premio: el Premio Nacional Alemán para las artes y las ciencias. ¿Sabes quién fue el primer ganador de este premio? Ferdinand Porsche, quien lo ganó por desarrollar el primer auto híbrido.

12. El museo de la raza extinta

Otra de las curiosidades de Hitler que más nos llaman la atención es que el dictador tenía la afición a coleccionar distintos objetos y reliquias judías. Cuando se le preguntaba por qué lo hacía, este respondía que tenía la intención de fundar, una vez sus planes se concretaran, el Museo de la Raza Extinta, en el cual exhibiría los distintos objetos arrebatados a los judíos que había logrado coleccionar a través del tiempo.

13. Odiaba el fútbol

Otra de las particularidades del dictador y político alemán que definió gran parte del siglo XX es que este odiaba el fútbol. No obstante, este odio no era debido a algo intrínseco contra el deporte, sino a otra cosa. ¿A qué? Pues, bien, Hitler sostenía que los alemanes eran la raza última, lo mejor de la especie humana, y una de las cosas que odiaba era verlos perder. Es por ello que odiaba el fútbol, porque odiaba ver que el equipo alemán perdiera durante un juego.

14. Le gustaba Disney

Pero las curiosidades del gran dictador no acaban allí. Como ya te dijimos, una de las curiosidades de Hitler es que amaba el cine y, dentro de todo lo que representaba la gran pantalla en la época, una de las compañías que más amaba dentro del mundo del cine era Disney. De hecho, quienes le han hecho un seguimiento a la vida de este particular personaje señalan que su película favorita era Blancanieves, y esto debe ser cierto, puesto que se encontraron entre sus pertenencias distintos bocetos de los personajes de esta película, hechos de su propia mano.

15. Un gran orador

Curiosidades de Hitler, Era un gran orador

Por supuesto, un hombre capaz de mover a las masas como lo hacía Hitler tenía que ser, por fuerza, un gran dictador. Este dato, por sí solo, no constituye una curiosidad, pero lo que sí es una de las curiosidades de Hitler es cómo fue que se convirtió en un gran orador. Hitler no solo practicaba muy bien sus discursos antes de darlos, sino que también practicaba muy bien sus poses junto a su fotógrafo de confianza. Como gran amante del cine que era, Hitler conocía muy bien la importancia del lenguaje corporal y usaba este conocimiento a su favor.

16. Era homofóbico

Otro de los aspectos negativos de este personaje es que era profundamente homofóbico. Tanto así que este mandaba a asesinar, sin perdón alguno, a todo aquel que pudiera denotar tendencias homosexuales, siempre según su criterio personal e indiscutible.

17. Su sueño de pequeño era pintar

Otra de las curiosidades de Hitler es que en sus comienzos este no soñaba con ser político, sino con ser artista. De hecho, de joven pintó mucho e intentó, sin lograrlo, entrar en varias renombradas escuelas de arte. Para su desgracia, y la de muchos, nunca logró triunfar en el mundo de la pintura, por lo que terminó por escoger el mundo de la política.

18. Se casó un día antes de matarse

Otro de los datos que llaman la atención sobre la vida de este gobernante alemán es precisamente la esposa de Hitler. Eva Braun mantuvo relaciones sentimentales con Hitler durante mucho tiempo, pero no fue sino hasta un día antes de su muerte (insistimos, según la versión histórica más reconocida) que se casaron. Un día después ambos se tragarían una píldora de cianuro para concretar su unión marital hasta el día de su muerte.

19. La historia de su bigote

La historia de su bigote

Otro de los elementos más llamativos de Hitler es su bigote. Mundialmente fue conocido por él, tanto así que ya nadie se atreve a dejarse el mismo peinado que él. Fue icónico, histórico, y uno de los datos curiosos de su vida giran en torno a cómo surgió. Según cuentan los historiadores, durante su juventud Hitler usó un bigote normal, bien definido, el clásico de la época. No obstante, un día descubrió que este peinado le otorgaba facilidades a la hora de ponerse una máscara de gas que debía usar, así que se rapó el bigote de esta manera y, después, al verse al espejo, le gustó. Este peinado, sin embargo, no estaba de moda, y sus asesores más de una vez le recomendaron cambiárselo. No obstante, Hitler siempre contestaba que no le interesaba lo que estuviera o no de moda, y que siempre que él lo usara esta pasaría a ser la moda.

20. Solo tenía un testículo

Ya estamos por cerrar con nuestro artículo sobre las más asombrosas curiosidades de Hitler, pero no podíamos terminar sin antes mencionarte esta última curiosidad. ¿Sabías que el gobernante alemán más temible de la primera mitad del siglo XX solo tenía un testículo? Pues, sí, Hitler había perdido un testículo en 1916, durante una batalla, tras haber sido impactado por una granada. Este hecho, que después pasaría a formar parte importante de la historia, fue reportado por el médico Johan Jambor, el cual atendió a Hitler en esta ocasión.

¿Qué te ha parecido nuestro artículo sobre estas increíbles curiosidades de Hitler? ¿Conocías todos estos datos curiosos sobre el dictador alemán? Y, ¿conoces otras curiosidades de este histórico personaje que debamos incluir en nuestra lista? Déjanos tu opinión en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here