Las personas que nunca han vivido la experiencia de estudiar alguna vez en su vida en un país extranjero siempre tienen la curiosidad de imaginar como será la experiencia, los miedos, las incertidumbres, los beneficios o como será el día a día.

Hemos hablado con algunos alumnos que en algún momento de su vida han estudiado al menos un año o curso en un país extranjero y también hemos hablado con algunas empresas del sector que se dedican que organizar este tipo de programas de estudios en el extranjero, y hemos podido obtener algunas curiosidades que te mostramos en este artículo.

El difícil paso de irse a estudiar al extranjero y la vuelta

estudiar en el extranjero 2

Antes de nada, vamos contar un poco sobre lo difícil que es dar el paso para vivir la experiencia de estudiar en el extranjero. Desde United Studies, empresa dedicada a organizar programas de estudio en países extranjero, nos comentan que los alumnos siempre vienen con buena predisposición, aunque siempre hay momentos de dudas en algún momento previo. A los padres también les cuesta un poco, pero al final saben que están ante una oportunidad única para vivir una experiencia en su vida.

La vuelta también suele ser algo difícil, porque aunque hay ganas de volver con la familia, amigos, etc… Cuesta mucho dejar atrás gente que conoces, rutinas que te empezaban a encantar, y saber que la experiencia se acaba seguramente para siempre.

Una vez se vive la experiencia y se vuelve, vamos a ver la curiosidades de la gente y como les cambia la experiencia.

Curiosidades de los alumnos que vuelven de estudiar en el extranjero

Se adaptan a todo: Una de las curiosidades de los estudiantes que vuelve de estudiar fuera, es que tienen una mayor facilidad para adaptarse a cualquier circunstancia. Por ejemplo, el paso a la universidad es más sencillo para aquellos que estudiaron antes un curso en un país extranjero.

Los tacos, lo primero: Otra de las curiosidades de las personas que vuelven de estudiar en otro país es el tema tacos o insultos. El idioma tal vez no lo sepan bien, pero como buen extranjero que se precie en cualquier país, los insultos es de las primeras cosas que se aprender, y muy bien además.

Cambia la forma de saludar o dar las gracias: Es algo que cambia mucho de un país a otro, y claro, cuando pasas un día sí y otro también haciéndolo, al final te cambia el modo de entender un saludo o un agradecimiento. Hay países donde se dan mucho las gracias por cualquier cosa, o que incluso cambia la amabilidad a la hora de dejar el asiento en el transporte público, o de dejar paso a un peatón cuando conduces un coche. Son pequeñas cosas que vas adquiriendo y que se integran muy fuertemente a nuestra personalidad. Esto sucede muy comúnmente en los estudiantes que deciden estudiar un curso escolar en Canadá.

Cambio de los horarios: Otra cosa que cambia mucho de un país a otro son los horarios para comer o ir a dormir. Aunque bien es cierto que esta costumbre no suele durar mucho en las personas que la adquiere, pero siempre dejan rastro con el paso de los años por haber conocido otra forma de organizarse el día. En muchos países se come antes, y la gente se va a dormir antes. Algo que por ejemplo en España es completamente diferente. Por ejemplo, esto se nota mucho en los estudiantes que realizan un año escolar en Irlanda, donde los horarios con completamente diferentes.

El uso de la bicicleta: En España no es muy común utilizar la bicicleta para moverse por la ciudad, pero en otros países sí que lo es. Usar la bicicleta para ir a clase, para quedar con los amigos, etc… Es algo que usa mucho en grandes ciudades, y que cuando nos acostumbramos a ello, vemos grandes ventajas que podemos seguir disfrutando a la vuelta de nuestra experiencia en el extranjero. Por ejemplo, esto sucede mucho en los estudiantes que estudian un curso escolar en Estados Unidos.

Soñar en otro idioma: Esto depende de cada persona, hay gente que dice que si que sueña en otro idioma y gente que siguen soñando en su lengua primaria. Aunque prácticamente todo el mundo que está involucrado en estudiar un año en el extranjero al 100%, acaban soñando alguna vez en otro idioma. Es algo muy común ya que en los sueños se reflejan las cosas que vivimos.

Series y películas en V.O: En este aspecto si hay más unanimidad, cuando te acostumbras a ver películas y series en inglés por ejemplo, y empiezas a disfrutarlas, ya nunca más verás una película doblada. Es algo que al principio cuesta, pero que después mantienes para siempre.

Pronunciación de palabras inglesas “castellanizadas”: Es otra curiosidad importante. En castellano hay muchas palabras inglesas que hemos hecho parte del idioma castellano utilizando los fonemas propios de dicho idioma. Cuando vuelvas de estudiar un año en el extranjero, pronunciarás algunas cosas de forma que se te quedará mirando raro más de una persona.

1 Comentario

  1. Excelente artículo. Me ha pasado todo! Aunque la parte de soñar en el idioma es solo si ya lo hablas o entiendes. Al menos a mí no me ha pasado hasta que he aprendido el idioma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here