Los koalas son marsupiales que para algunas personas resultan adorables. Muchos, incluso creen que son parecidos a los perezosos, ya que casi siempre están durmiendo o descansando. No parecen, para nada, animales agresivos a los que no te acercarías. Sin embargo, hay muchas cosas que aún no conoces de ellos.

¿Te animas a descubrir estas curiosidades sobre los koalas?

9 curiosidades sobre los koalas que quizás desconocías

Destacaremos 10 curiosidades de las que, seguramente, nunca has sido consciente. Alguna te dejará muy impactado, ¡vamos allá!

1.Son muy dormilones

De las 24 horas que tiene el día, los koalas duermen nada más y nada menos que 22. ¡Se pasan todo el día holgazaneando! Pero, ¿por qué duermen tanto? Porque necesitan ahorrar mucha energía, debido a que su dieta a base de hojas de eucalipto no les da la suficiente.

koala1

2. Dieta tóxica

Como bien hemos dicho, los koalas se alimentan con hojas de eucalipto que, curiosamente, son tóxicas para el resto de animales. Los koalas tienen un metabolismo muy lento e ingieren una media de 1,2 kilos de hojas al día.

3. No necesitan agua

Sí, los koalas pueden sobrevivir sin agua al contrario que nosotros y muchos animales. De hecho, su propio nombre en lengua aborigen significa «el que no bebe». Esto ocurre porque el agua la obtienen de las hojas de eucalipto. ¿Sabes cuándo realmente necesitan consumirla? Cuando están enfermos.

4. Hembras y machos marcan territorio

Los machos marcan territorio con su orina, al igual que muchos animales. Pero, las hembras también lo hacen. ¿Cómo? Con el fuerte olor de sus glándulas mamarias.

5. Tienen un olor muy fuerte

koala3

Debido a su dieta, los koalas suelen oler a eucalipto y almizcle. Es un olor muy fuerte que les viene muy bien para espantar a pulgas y otros animales que busquen habitar en su piel.

6. No le temen al agua

¡Esto es una de las curiosidades sobre los koalas que más sorprenden! No le temen al agua, es más, les encanta. Son excelentes nadadores y pueden cruzar un río sin problema. Esta habilidad les viene por su instinto de supervivencia gracias al cual pueden escapar en caso de inundación.

7. Los koalas nacen ciegos

Cuando los koalas son aún unos bebés, no son más grandes que una habichuela. Pero, lo más curioso es que nacen ciegos y sin pelo en su cuerpo. Su piel es completamente rosácea y hasta después de los seis meses no salen de la bolsa materna.

8. Madres e hijos muy unidos

koala2

Las madres disfrutan de una relación muy estrecha con sus hijos. De hecho, se preocupan mucho por ellos y los mantienen cerca hasta que lleguen a la edad suficiente para ser independientes. Quizás esto sea debido a que cuando pasan los 6 meses en el interior de la bolsa, el pequeño koala durante 2 o 3 meses se adhiere a la piel de su madre durante el día y se protege en la bolsa materna durante la noche.

9. Pueden ser agresivos

Aunque no es algo muy común, se conocen casos en que los koalas han atacado a humanos y a perros. El más conocido es el de Mary Anne Foster, una mujer del Sur de Australia, que se encontró con un koala mientras paseaba a sus perros. El koala intentó atacar a sus mascotas y cuando Mary Anne decidió ponerse entre ellos para defenderlas, el koala -al sentirse amenazado- mordió con muchísima fuerza su pierna. Hasta que la mujer no separó las mandíbulas del animal con sus propias manos, éste no la soltó. Una vez consiguió zafarse de la mordida, corrió y hasta que no se alejó lo suficiente, no se acercó al hospital. Allí le suturaron la herida, que necesitó de 12 puntos. ¿La lección que Mary Anne dice haber aprendido? Mejor alejarse de los koalas salvajes, sobre todo si vas acompañado por tus perros.

¿Conocías estas curiosidades sobre los koalas? No te pierdas 5 animales australianos que ADORARÁS.

Imágenes: Frankzed (Flickr), Abby, MickiTakesPicturesMathias Appel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here