Con 7 meses finalizados en este 2020, los españoles ya contabilizan casi un semestre entero “encerrados” en casa como medida de prevención al coronavirus, una pandemia surgida en China que tomó al mundo por sorpresa y que llevó a miles de millones de personas a cambiar sus rutinas diarias, especialmente aquellas que tienen que ver con el consumo.

Un estudio reciente realizado por la plataforma de folletos Kimbino.es, que tiene más de 500.000 usuarios activos en nuestro país, reveló una serie de datos importantes sobre la evolución del comercio digital entre los españoles, el impacto que ha tenido este en las cadenas de supermercados, y la manera en la que cada vez más generaciones se integran a esta forma de consumo.

Datos que no conocías sobre el consumo en España durante la pandemia

datos consumo españa

Esto es lo que el estudio tiene para mostrar:

1. Coronavirus “moviliza” el consumo en España

El primer dato relevante del estudio es que, al menos en la plataforma de Kimbino, el comercio se da principalmente a través de dispositivos móviles, con cerca del 77% de las visitas surgiendo de estos equipos. Alrededor del 5% de las visitas vinieron de tablets, y el resto se generó a través de computadores de escritorio o portátiles.

Esto demuestra que la penetración móvil en nuestro país, que ya supera el 90% de acuerdo a reportes oficiales, estaría teniendo un impacto importante en el comercio. Se trata de una noticia importante para los comerciantes, marcas y grandes empresas, que deben tener un mayor enfoque en la adaptación de sus plataformas y campañas promocionales a estos dispositivos.

2. ¿Cuáles fueron los comercios más beneficiados?

Según la información del reporte, el consumo incrementó de manera generalizada en casi todas las cadenas de supermercados del país, sin embargo, hubo un par de empresas que tuvieron rendimientos sobresalientes: Lidl, Aldi y Jafra. ¿Por qué? Son cadenas enfocadas en los descuentos y los productos Low Cost.

Tienda Porcentaje de sesiones
Lidl 48%
Aldi 10%
Jafra 5%
Otros 37%

Fuente: Kimbino.es

En la gráfica de Kimbino podemos ver que el 48% de las visitas que obtuvo la plataforma durante los meses de cuarentena se generó en el perfil de Lidl, unificando las visitas en móvil, tablet y computador. El catálogo de Lidl no solo ofreció los precios más competitivos del mercado (con productos hasta 50% más económicos que otras cadenas), sino que mantuvo una presencia estable en el mercado con hasta 4 campañas de ofertas mensuales.

Muy por detrás se encuentra el perfil de Aldi, que generó cerca del 10% de las visitas (con hasta 5 campañas mensuales), y luego está el de Jafra que generó alrededor de 5% de las visitas (con 1 campaña al mes).

3. E-commerce como herramienta de masas

Finalmente, el reporte revela que el comercio electrónico ya no es una herramienta de consumo para las personas de mayor acceso a la tecnología o para las generaciones más jóvenes, sino que se está convirtiendo en un canal para las masas. La gráfica de Kimbino demuestra que casi el 20% de todos sus usuarios son personas mayores de 55 años, con el 7% del total siendo adultos de más de 65 años.

Edad Porcentaje de usuarios
Entre 18 y 24 años 3%
Entre 25 y 34 años 12%
Entre 35 y 44 años 29%
Entre 45 y 54 años 36%
Entre 55 y 64 años 13%
Mayores de 65 años 7%

Fuente: Kimbino.es

Este grupo de consumidores mayores se decantan por las opciones más económicas al estilo de la anteriormente mencionada Lidl, mientras que el público juvenil va por opciones más variadas como Costco, Carrefour, entre otras. Se trata de un cambio interesante de tendencia que demuestra que el e-commerce ya se vuelve una opción de las masas.

Pero no solo eso, el reporte también afirma que buena parte del consumo del público mayor también se realiza desde el móvil, y no desde un computador como parecería lógico en instancias previas. Se demuestra así que el consumidor español, sea cual sea su edad, prefiere las opciones que le brinden mayor comodidad y seguridad.

Aunque el español no se haya convertido en un ser completamente diferente en respuesta a la pandemia, este estudio revela que sí ha desarrollado una mayor dependencia a los canales digitales, las campañas de ofertas, y las estrategias de mercadeo poco ortodoxas. ¿Hacia dónde nos dirigimos? Aún es temprano para saberlo, sin embargo, estos datos nos dan a entender que la meta final será un consumo mucho más seguro, integral, y diverso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here