Valora este post

Seguramente hayas visto alguna vez algún perro al que le falta una pata o dos. Es algo que sucede, pero que les hace la vida un poco más complicada. ¿Qué pasa si un perro pierde las dos patas de delante? ¿Cómo podrá caminar y correr entonces? Esto es lo que le pasó a Derby, ¿te gustaría conocer su historia?

La historia de Derby

Derby es un perro de la raza husky que nació con una malformación congénita en sus dos patas delanteras. Estas no se desarrollaron con normalidad, lo que impidió que Derby pudiera desplazarse con facilidad. Esto redujo bastante la actividad física de Derby quien se vio recluido en espacios cerrados y superficies suaves y nada agresivas. Jugar fuera como los demás perros era algo que tan solo podía imaginar.

historia derby

Debido a esta malformación, los dueños de Derby decidieron abandonarlo en un refugio de animales. ¡No querían un perro minusválido! Sería una gran carga.

Pero la vida de Derby no mejoró entonces. Sus patas sufrían heridas continuamente y su estancia en el refugio estaba próxima a terminarse. ¡Nadie quería a Derby! Fue aquí cuando empezaron a pensar en la posibilidad de sacrificarlo.

Sin perder la esperanza

Fue Tara Anderson, una trabajadora en la compañía 3D Systems quien se interesó por Derby. Sin más dilación, adoptó a este pequeño con la esperanza de poder darle una vida mejor.

ruedas derby

Lo primero que hizo Tara fue ponerle un carrito de dos ruedas para que Derby pudiese moverse. Es cierto que ya podía correr, caminar y desplazarse mucho más que antes. ¡Derby estaba feliz! Pero la solución no era perfecta. La movilidad era reducida. Derby no podía jugar a la pelota ni con otros perros. Había que conseguir algo mucho mejor.

Las piernas impresas 3D

Tara decidió buscar ayuda en su lugar de trabajo. Preguntándole a los expertos de su área y contando con la ayuda de un ortopedista experto en perros, Derrick Campana, surgió la idea de diseñar unas piernas impresas en 3D.

derby 3D

La idea fue un auténtico éxito. Las piernas impresas se ajustaban a la perfección sin causar problemas de equilibrio. Además, Derby podía moverse ya sobre casi cualquier superficie. En cuanto Derby probó sus nuevas patas ¡echó a correr! Ya podía jugar como los demás perros, podía saltar, ¡ya no había límites!

Actualmente, la empresa 3D Systems continúa estudiando y mejorando nuevos modelos de piernas impresas que permitan un mejor agarre y comodidad para todos los perros que, como Derby, han visto su vida truncada.

Ahora Derby es feliz con sus nuevos dueños, Sherri y Dom Portanova, y sus piernas impresas que le permiten disfrutar de la vida como los demás perros. Cuéntanos qué te ha parecido esta emotiva historia. Porque todos los perros, ¡merecen una oportunidad!

5 Comentarios

  1. Q mono menos mal q tuvo una oportunidad el pobre tenía derecho a jugar y correr como otros perritos ahora s vida será perfecta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here