Valora este post

Quizá te haya ocurrido alguna vez o puedas imaginártelo: el mundo que te rodea parece irreal, sientes que todo está detrás de un fino velo que lo hace lejano y diferente del mundo que percibes habitualmente con los sentidos. Esta sensación subjetiva e inquietante es un trastorno que realmente existe, pudiendo afectar a las personas por diversos motivos. Aunque solo en casos muy excepcionales se convierte en algo crónico, es muy interesante y curioso conocer ya que quizá lo padezcas o hayas padecido alguna vez. Se llama Desrealización y es un trastorno que cualquiera puede sufrir. ¡Acompáñanos a descubrirlo!

Desrealización: un trastorno que cualquiera podría sufrir

La psicología explica la existencia de un fenómeno llamado «disociación» y en este término se incluyen una gran variedad de experiencias consistentes en el distanciamiento de la realidad. Estas pueden ir desde algo leve relacionado con el ambiente que rodea al individuo hasta una experiencia que reviste gravedad al implicar tanto experiencias físicas como emocionales. No tienen nada que ver con la psicosis. Dentro de las disociaciones se enclava la desrealización. ¡Descubramos qué ocurre en este trastorno!

1. Qué es la desrealización

Desrealización | Un trastorno que cualquiera puede sufrir

La desrealización es «una alteración pasajera de la percepción o de la experiencia del mundo exterior» que deja de percibirse como habitualmente y que se presenta de una manera extraña o irreal. Los que lo padecen explican que el entorno parece carecer de espontaneidad o profundidad, que no tiene matices emocionales y que lo que lo rodea parece envuelto por un velo o neblina.

La desrealización implica la percepción que la persona tiene tanto de sí mismo como de su entorno y el sujeto vive la sensación de que no tiene el aspecto que tenía siempre. Es siempre una sensación subjetiva, pero como implica un entorno habitual o conocido, el sujeto que lo sufre suele vivirlo como algo amenazante, ya que no le encuentra explicación razonable. Todo parece carecer de «vida» y no tener tono emocional. El reconocimiento visual, incluso de las personas queridas, puede quedar reducido y los lugares habituales parecen diferentes.

Desrealización | Un trastorno que cualquiera puede sufrir

La desrealización afecta tanto al sentido de la vista, que es el más mencionado, como al del oído, el gusto o el olfato. El que lo padece parece encontrarse en un sueño en el que todo se percibe tras un velo o cristal lo que produce una sensación de irrealidad y confusión que provoca en el individuo una gran ansiedad. No importa que sea capaz de discernir que la sensación es irreal, el percibir que los objetos comunes han cambiado de color, forma o tamaño o sentir a las personas como robots afecta profundamente al que padece la desrealización.

Los profesionales apuntan tres miedos recurrentes entre los que sufren desrealización: el miedo a perder el control, el miedo a volverse loco y por último el miedo a morir. Aunque en realidad no es más que una molestia que afecta nuestra conciencia, puede perturbar profundamente al que lo padece ya que puede llegar a creer que padece una afección grave.

2. Causas de la desrealización

Desrealización | Un trastorno que cualquiera puede sufrir

La desrealización, según los expertos, puede tener diversas causas. Puede acompañar a algunas afecciones neurológicas como la epilepsia, la migraña o aparecer si se ha sufrido algún trauma craneal leve. Otra causa pueden ser algunos desórdenes del sistema vestibular que está formado por partes del oído interno y del cerebro, y que es el encargado de procesar una parte de la información sensorial, dando como resultado una lentitud en el procesamiento de las señales que llegan al cerebro y provocando por ello la sensación de desrealización.

El abuso del cannabis, alucinógenos, antidepresivos, cafeína o nicotina entre otras sustancias pueden producir la sensación de desrealización, pero también aparece en síndromes de abstinencia relacionados con el alcohol, opiáceos o benzodiacepinas. Por último, la desrealización puede producirse debido a algún trastorno de sueño o trastorno mental.

3. La despersonalización

Desrealización | Un trastorno que cualquiera puede sufrir

Existe una alteración de la percepción o la experiencia de uno mismo llamada despersonalización que está de alguna manera relacionada con la desrealización, aunque es diferente. El individuo se siente «separado tanto de su mundo como de su identidad y existencia física». La diferencia estriba en que la despersonalización centra la irrealidad en el propio sujeto y la desrealización siempre se refieren a la percepción del mundo exterior como irreal.

Los síntomas de la desrealización aumentan con la ansiedad y pueden llegar a desembocar en un ataque de pánico. Es importante visitar a un profesional, especialmente si los síntomas son difíciles de ignorar o se vuelven incapacitantes. Sin embargo, es importante tener en cuenta que aunque la sensación sea angustiante, en la gran mayoría de los casos, no es síntoma de ningún trastorno serio y la ansiedad no hace más que empeorar la sensación de desrealización. ¿Habías oído hablar alguna vez de la desrealización? ¿La has sufrido? ¡Cuéntanos tu experiencia! Estaremos encantados de leerte. Si quieres conocer otro curioso fenómeno que afecta nuestra mente, te proponemos que conozcas La extraña y peligrosa «hipnosis de la carretera».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here