Como los de muchos personajes históricos y santos, principalmente de la iglesia católica, los restos mortales de Napoleón Bonaparte no fueron respetados. Varias partes de su anatomía fueron sustraídas del cadáver y empezaron un periplo por el mundo. ¿Dónde está el pene de Napoleón?

¿Dónde está el pene de Napoleón?

En 1815, Napoleón tras su derrota en Waterloo fue desterrado a la isla de Santa Elena por los británicos. Allí murió en 1821 al parecer por problemas relacionados con el estómago, aunque análisis recientes de cabellos, que le fueron cortados tras su muerte, arrojaron una alta concentración de arsénico. Cuando murió, el cirujano Francesco Autommarchi certificó su muerte y le realizó la autopsia ante 17 testigos. Por orden del sacerdote  Paul Anges Vignali, que le dio la extremaunción, le fue cercenado el pene. Se desconoce a ciencia cierta si la intención del cura era comercial con él o se trataba de una venganza personal, ya que lo odiaba. En todo caso, el miembro viril de Napoleón permaneció en manos de Vignali.

¿Dónde está el pene de Napoleón?

La familia Vignali lo mantuvo en su poder hasta 1924 en que el librero estadounidense A. S. W. Rosenbach se lo compró. Mientras estuvo en su posesión fue exhibido en una exposición de Arte Francés en Nueva York en 1927. En 1999, ya muerto Rosenbach, el pene de Napoleón fue subastado y comprado por 3.000 $ por un urólogo norteamericano llamado John Lattimer aficionado a las reliquias históricas. A la muerte de este lo heredó su hijo, que fue entrevistado por un programa de la televisión inglesa. Evan Lattimer dijo que era de pequeño tamaño, unos cuatro centímetros. Este hecho podría concordar con las opiniones del endocrinólogo Robert Greenblat que en los años ochenta afirmó que, estudiando a Napoleón, creía posible que sufriera en las últimas etapas de su vida un problema hormonal por el que sus órganos sexuales se fueran atrofiando.

¿Dónde está el pene de Napoleón?
Repatriación de las cenizas de Napoleón a bordo de La Belle Poule, el 15 de octubre de 1840, Eugène Isabey, 1842

En 2014 el apéndice seguía en poder de Evan Lattimer que lo guardaba en New Jersey como una reliquia histórica y únicamente lo había mostrado a unas diez personas, afirmando además que nunca había sido ni fotografiado ni filmado. En 2016 parte de las reliquias conservadas por el urólogo fueron de nuevo subastadas y aquí las fuentes discrepan: unas afirman que el pene de Napoleón sigue en poder de Lattimer y otras que todo el lote fue adquirido por un coleccionista argentino. ¿Dónde está actualmente el pene de Napoleón? Nadie lo sabe con certeza. Como muchas partes de cuerpos humanos de personajes históricos y santos, andan por el mundo en manos de coleccionistas.

¿Qué te parece el periplo del pene de Napoleón? ¿Crees que conservar una parte de un personaje histórico puede tener sentido? Si quieres conocer otras reliquias históricas, te invitamos a leer el post:

– 8 ALUCINANTES cuerpos incorruptos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here