El Antiguo Egipto, una de las primeras civilizaciones humanas, una tierra de misterios, de curiosidades y novedades. Hace unos 5.000 años se vivió una de las primeras sociedades del mundo, cuando finalmente el hombre decidió dejar de vivir como un nómada y asentarse en un solo lugar, o, mejor dicho, cuando las condiciones históricas y culturales permitieron que el hombre finalmente se asentara en un solo terreno. En el Antiguo Egipto nació la cultura, y por eso resultan tan interesante investigar un poco la respecto. Por ejemplo, ¿sabes cómo era la educación en el Antiguo Egipto? En Supercurioso nos hemos puesto a investigar un poco al respecto y en este artículo te traemos todo lo que debes saber sobre cómo se educaba en esta antigua sociedad.

¿Cómo era la educación del Antiguo Egipto?

Cómo era la educación del Antiguo Egipto

Cuando hablamos del Antiguo Egipto nos referimos a una sociedad milenaria que tuvo sus inicios unos 3100 años antes de cristo, aproximadamente, y que terminó unos 300 años antes de nuestra era, cuando ya se encontraban más desarrolladas las culturas griegas y romanas. Se trata de una cultura rica desde muchos puntos de vistas, que formó su propia religión y su propia civilización básicamente de la nada. Allí, también, se dio la primera revolución agrícola, la cual marcaría profundamente toda la civilización humana y, por supuesto, se generó uno de los primeros sistemas educativos del mundo.

Sin lugar a dudas, para tratarse de uno de los sistemas de educación más antiguos del mundo, la educación en el Antiguo Egipto no fue nada desestimable y, de hecho, contaban con herramientas y modos de transmisión de la información bastante avanzados para su época. Tal como en la actualidad, las escuelas de esta antigua sociedad contaban con su propio edificios y eran considerados espacios muy importantes para la cultura y para la continuidad de su civilización. Desde que esta sociedad se encontraba muy joven, uno de los primeros pasos que dieron en su continuidad fue desarrollar la educación y, con ella, la prosperidad de su civilización.

El sistema educativo de los egipcios era de gran importancia para su sociedad. Por supuesto, en una sociedad tan jerárquica como la egipcia, este sistema educativo no tenía sus puertas abiertas para todo el mundo, sino para aquellos que pudieran costearla. Más allá de eso, en Egipto de aquella época también existía un sistema educativo más informal, que era el de los oficios. ¿Quieres conocer las principales características de la educación en el Antiguo Egipto? Vamos a conocerlas.

1. Características de la educación egipcia

Sin lugar a dudas, una de las curiosidades del Antiguo Egipto que más sorprenden a los historiadores fue su sistema educativo, ya que los egipcios le daban gran importancia a la educación. Tal como en la actualidad, la educación en el Antiguo Egipto comenzaba desde muy temprana edad y en su sistema educativo los niños aprendían a escribir en piedras o en tablillas de madera cubiertas de yeso. Además de aprender a escribir y leer, durante su juventud los estudiantes aprendían diversas materias como astronomía, aritmética, geografía y matemáticas, esto era así, al menos, después de aprender los aspectos básicos de las materias base.

De las características más importantes sobre cómo era la educación en el Antiguo Egipto vale la pena resaltar: en primer lugar, que a las escuelas solo asistían niños, ya que para las niñas la educación estaba terminantemente prohibida (a no ser que fueras de la realeza). Por otro lado, es importante destacar que las escuelas estaban siempre, o casi siempre, ubicadas junto a templos o edificios gubernamentales, ya que eran consideradas uno de los edificios más importantes de la sociedad. Finalmente, otra de sus principales características era el horario, el cual iba desde la mañana hasta finalizada la tarde, aunque, por supuesto, este horario incluía también interludios o momentos de descanso, sobre todo durante las horas de más calor.

Con todo esto podemos ver que los egipcios de la antigüedad fueron pioneros en más de un elemento de gran importancia cuando hablamos de educación. De hecho, muchos de estos métodos fueron posteriormente tomados por los griegos, quienes a su vez lo pasaron a los romanos, y, finalmente, asimilados por el resto de las sociedades posteriores y, aunque usualmente lo atribuyamos a las sociedades greco-romanas, seguramente la educación no sería lo mismo hoy en día si los egipcios no hubiesen desarrollado ciertos elementos de esta mucho antes que cualquiera. Ahora bien, ya habiendo abordado las principales características de la educación en esta sociedad, cabe hacernos la pregunta: ¿existía un sistema educativo en el Antiguo Egipto?

2. ¿Existía un sistema educativo en Egipto?

¿Existía un sistema educativo en Egipto?

Como ya deducirás de lo dicho más arriba, la respuesta a la pregunta sobre si existía o no un sistema educativo en el Antiguo Egipto es sí. Y no solo existía un sistema educativo, sino que este estaba preparado para formar a quienes, para los egipcios de la antigüedad, eran lo mejor de la sociedad. De hecho, este sistema incluía, básicamente, un pensum de estudios bastante definido mediante el cual iban desarrollando las distintas habilidades de los jóvenes, siempre en función de lo que sería su futuro. Primero, por supuesto, se dedicaban a lo básico, para posteriormente ir abordando materias más complejas. Por supuesto, si bien existía un sistema educativo en el Antiguo Egipto, se trata de un sistema que se fue desarrollando con el tiempo y que vivió sus cambios y modificaciones de peso a lo largo de las distintas épocas de esta civilización.

Dentro de este sistema, primero recitaban ecuaciones matemáticas sencillas o aprendían a identificar símbolos y, luego, iban entrando en materias más densas: dejaban de recitar y comenzaban a aprender las razones de fondo de lo que antes habían aprendido y, así, se iban desarrollando cada vez más hasta las profundidades del conocimiento humano o, al menos, hasta las profundidades del conocimiento que para entonces se tenía, esto teniendo en cuenta que el Antiguo Egipto fue una de las primeras civilizaciones humanas y que para entonces el pensamiento no se encontraba tan desarrollado como lo estaría después.

Así, los jóvenes se iban desarrollando hacia una profesión, la cual asumirían posteriormente. Algunos se educaban para ser sacerdotes, otros para convertirse en escribas, y estaban también los que se educaban para cumplir alguna función real o para ser un funcionario del faraón. Ya pasada la juventud y dados los primeros pasos en su educación, los jóvenes ya formados pasaban a estudiar a la par que trabajaban con un maestro o asistían a casas de estudios más especializadas para sus fines, lo cual era considerado uno de los últimos pasos dentro de la educación en el Antiguo Egipto. Por supuesto, en una sociedad tan dividida como la egipcia, la educación no era algo de lo que gozaran todos los jóvenes. Pero, entonces, ¿a quiénes se les permitía acceder a la educación en el Antiguo Egipto? Vamos a averiguarlo.

3. ¿Quiénes recibían educación?

Pues bien, ya hemos visto cuáles eran las principales características de la educación en el Antiguo Egipto, y también hemos determinado (o, cuando menos, señalado) que había un sistema educativo en el Antiguo Egipto, pero ahora es hora de ver quiénes eran los que podían recibir una educación formal en las distintas ciudades de Egipto. No es una cuestión baladí, pues en las primeras sociedades humanas fue un factor común que estas fueran mucho menos igualitarias que las actuales y, por lo tanto, que no todos tuvieran derecho a gozar de los mismos privilegios y, por lo tanto, no todos tenían derecho a recibir algún tipo de educación. Este, claro está, no deja de ser el caso de las escuelas del Antiguo Egipto.

Ahora bien, las escuelas del Antiguo Egipto, tal como pasa en la actualidad, era el lugar al que los niños asistían para disfrutar de las primeras etapas de su educación, pero no todos los niños podían asistir. De hecho, en una sociedad tan dividida por los estratos sociales como la egipcia eran verdaderamente pocos los que podían gozar de este privilegio. En esencia, los niños que asistían a la escuela y que tenían acceso a los libros del Antiguo Egipto eran casi única y exclusivamente los miembros de familias adineradas. En otras palabras, era la élite de la sociedad egipcia la que asistía a las escuelas, pues la educación en esta sociedad no era económica y, por lo tanto, no todo el mundo la podía costear. Por supuesto, era impensable que un hijo de esclavo asistiera a la escuela, así como los hijos de la casta más pobre.

Como te señalamos más arriba, había otra limitante adicional si querías acceder a la educación en el Antiguo Egipto, y es que el sistema educativo de esta sociedad estaba compuesto casi exclusivamente por hombres. Las niñas se encontraban excluidas de este sistema educativo y la mayoría de las veces debían resignarse a quedarse en casa a cumplir con las labores del hogar, a no ser que formaran parte de la élite de la sociedad, en cuyo caso habían pocas escuelas que las admitían.

Pero, ¿y qué pasaba con todas las personas que no eran admitidas en los colegios del Antiguo Egipto? Pues, si bien era impensable que un hijo de esclavo o de la casta más baja de la sociedad asistiera a la escuela, estos no quedaban por completo sin educación. De hecho, el sistema educativo egipcio también señalaba que quienes no pudieran ir al colegio tenían que ser educados en casa. Por supuesto, no había un profesor que fuera a dictar algún tipo de clase, sino que eran los padres quienes enseñaban a sus hijos ciertos oficios para que pudieran desarrollarse en ellos más adelantes.

4. ¿Cómo eran las escuelas del Antiguo Egipto?

Cómo eran las escuelas del Antiguo Egipto

La palabra del egipcio antiguo que se utilizaba para referirse a la escuela pudiera traducirse, en la actualidad, como «lugar de la educación», y era exactamente esto lo que representaba. La escuela era de gran importancia dentro del Antiguo Egipto y, tal como te señalamos más arriba, solía tener su propio edificio y estar ubicado entre las instituciones más importantes de la sociedad como los templos o los edificios gubernamentales.

Había distintos tipos de instituciones educativas en el Antiguo Egipto, según las funciones que debían seguir. Por ejemplo, habían casas educativas dedicadas únicamente a los escribas, otras para los sacerdotes (una de las castas sociales más importantes de la sociedad egipcia) e incluso otra para los miembros más importantes de la sociedad: los hijos de las familias que gobernaban la sociedad egipcia. Dentro de las distintas casas de estudios que existían, en la mayoría predominaban los sacerdotes como instructores, pues eran estos, sobre todo, quienes tenían acceso al conocimiento más avanzado y, por lo tanto, quienes podían impartir las clases.

Dentro de todo el complejo entramado que era la educación en el Antiguo Egipto, la casta sacerdotal era la más relevante, de la mano de los escribas. Eran estos quienes hacían de profesores y quienes instruían a los estudiantes no solo en el mundo del conocimiento, sino también dentro del mundo religioso y de la mitología de esta sociedad. Sin duda, esto también era una manera de que quienes recibían una buena educación no solo se formaran en las ciencias, sino en la cultura predominante de la época, la cual le daba una importancia fundamental a la religión.

¿Qué te ha parecido nuestro artículo sobre cómo era la educación en el Antiguo Egipto? ¿Esperabas que los egipcios hubieran tenido un sistema educativo tan desarrollado como el que tuvieron? Y, ¿conoces más elementos de la educación en el Antiguo Egipto que posteriormente hayan sido asimilados por otras culturas? Sin lugar a dudas, se trató de una cultura única y que aportó mucho para el desarrollo de la humanidad, ¿no lo crees? No te olvides de dejar tu opinión en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!

 

 

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here