La escena: un cadáver descompuesto en medio de un maizal, sin signos visibles de violencia y con una nota llena de signos aparentemente incoherentes.

Bien podría ser el comienzo de una nueva temporada de True Detectives o alguna serie de televisión similar, pero no, se trata de un caso real, un misterio del siglo pasado que sigue esperando por una resolución, o al menos de una explicación que satisfaga a todos, desde agentes del FBI hasta familiares de la víctima.

El enigma McCormick: una extraña muerte y un código SIN DESCIFRAR

El 30 de junio de 1999, en un maizal del condado de Saint Charles, Misuri, se encontró el cuerpo de Ricky McCormick, un afroamericano de 41 años que había sido visto por última vez cinco días atrás.

mccormick

No es que lo hubiesen extrañado, McCormick había salido hacía poco de la cárcel, donde purgó condena por haber embarazado a una niña de catorce años; su madre había declarado a un periódico regional que era un poco “retrasado” (citándola) y su novia, la niña antes mencionada, informó que estaba moviendo un alijo de drogas para unos traficantes de la zona.

El campo donde fue encontrado, a 32 km de su casa, ya había sido usado anteriormente para abandonar cadáveres, por lo que las autoridades asumieron de inmediato que se trataba de un asesinato, aunque en el cuerpo no se encontraron señales de disparos o puñaladas. Pudieron haberlo matado a golpes, pero la rápida descomposición causada por el calor del verano no ayudó a comprobarlo.

Otro elemento que favoreció la tesis de su asesinato fue que a este sitio no se llegaba con transporte público, y McCormick no tenía ni vehículo ni licencia de conducir.

Pero el misterio no era tanto la causa de su muerte, sino dos papeles hallados en su ropa, escritos en lo que parecía ser un lenguaje codificado: treinta líneas en las que se mezclaban letras, guiones, números y paréntesis que no parecían tener ningún sentido.

Nota halladas en el cuerpo de McCormick
Nota hallada en el cuerpo de McCormick
Nota hallada en el cuerpo de McCormick
Nota hallada en el cuerpo de McCormick

La policía asumió que se trataba de un crimen asociado al narcotráfico, aunque no había pruebas ni físicas ni testimoniales que apuntasen en ésa o cualquier otra dirección, por lo que se enfocaron en intentar descifrar las notas halladas en el cuerpo, y para ello pidieron ayuda al FBI.

El FBI utilizó a sus mejores criptógrafos, convencidos también de que en las notas encontrarían la explicación del crimen, pero no lograron desentrañar el misterio y terminaron archivando el caso.

Casi doce años después, en marzo de 2011, el FBI publicó en las redes las dos notas halladas en el cuerpo de Ricky McCormick, con la esperanza de que alguien, entre los millones de usuarios de internet, pudiera dar con el sentido de estas líneas, si es que tienen alguno.

Desde entonces estas páginas son conocidas como el enigma McCormick, y han generado varias teorías, entre las que destacan dos: la primera propone que el mensaje no era de Ricky, que éste era un mensajero y que la nota fue escrita en clave por un narcotraficante; la segunda, que la nota sí era de McCormick y que ésta no tendría ningún sentido, que se trataría de un síntoma de alguna clase de trastorno mental, como la hipergrafía, que consiste en una compulsión por escribir cosas sin sentido.

En ambas teorías se sugiere que Ricky era casi analfabeta funcional, por lo que no se lo imaginan elaborando un código inaccesible a las mejores mentes del FBI.

Quién sabe, quizás la clave de este enigma, la resolución de este misterio, esté en manos o en la mente de un lector de Supercurioso. ¿Podrías ser tú?

Lee también:

6 desapariciones escalofriantes sin explicación

Imágenes: Wikipedia, Jo Naylor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here