Tunguska, Siberia, 30 de junio de 1908. Un bosque arrasado por una violenta y repentina bola de fuego. ¿Qué ocurrió realmente en este lugar a principios del siglo XX? El eco de aquel desastre se encumbra como uno de los mayores misterios de la historia de la rumorología, e incluso del mundo de lo paranormal y los foros de las conspiraciones… ¿Un meteorito? ¿Una prueba nuclear del gobierno zarista de la época, quizá? Si es que ya lo dijo Winston Churchill:«Rusia es un acertijo envuelto en un misterio y dentro de un enigma»…

Lo que vino del espacio

Lo único que queda claro, es que en la pequeña región de Tunguska, habitada únicamente por unos pocos nómadas mongoles, algo proveniente del cielo se precipitó sobre el suelo con una virulencia inusitada y nunca vista: la explosión alzó una estela tan cegadora que llegó incluso a la ciudad de Londres, un impacto que obligó al Transiberiano a detener su viaje en vista de que las vías del tren temblaron de pronto y no era seguro continuar el trayecto… los bosques de la región quedaron arrasados en un área de 2.500 km cuadrados, alterando los sismógrafos y dejando una luminaria tan llamativa en el cielo que durante varios días, no se necesitó luz artificial cuando llegaba la noche… Los arboles quedaron derribados en el sentido de la onda expansiva como se puede ver en las imagenes inferiores.

Tunguska

Los nómadas mongoles de Tunguska que presenciaron el fenómeno lo describieron como «Un hongo luminoso alzándose en el cielo».

La energía liberada en aquella explosión, según estudios posteriores, sería equivalente a unos 30 megatones, un suceso que en su momento no atrajo el interés del gobierno zarista (tal vez por alguna razón determinada), y no fue hasta 1921 con Lenin ya en el poder cuando se preocuparon nuevamente por el fenómeno Tunguska, enviando un equipo de científicos de la Academia Soviética de Ciencias para recoger pruebas y hacer una investigación, descubriendo que en realidad, no hubo una sola explosión, sino dos… ¿La razón? Desconocida.

Posteriormente en 1999, un grupo de científicos italianos se interesaron una vez más por el misterio de Tunguska, revelando la existencia de un cráter con una profundidad de nada más y nada menos de 5o metros y 450 metros de diámetro…

Hipótesis del fenómeno Tunguska: cometas y meteoritos.

Un cometa: es la teoría más aceptada por los científicos, un bólido celeste de hielo y polvo que explotó y que se vaporizó en aquella zona evitando que quedaran restos evidentes, de hecho los expertos advierten que el día anterior a la explosión hubo una llamativa lluvia meteórica, donde el Cometa 2P Encke paso muy muy cerca de la Tierra.

De hecho, en la actualidad y después de los muchos incidentes sucedidos en la zona de Siberia, existe el rumor de que esta zona dispone de una especie de imán para la caída de bólidos espaciales. El incidente de Tunguska fue sin duda el más espectacular y el que, a su vez, menos víctimas produjo, pero antes y después de este evento se han contado innumerables hechos relacionados con la presencia de meteoritos: en 1812, durante la batalla de Borodino cayó uno de casi medio kilo que hoy en día se expone en el museo de San Petersburgo, en 1922 cayo otro en Volgogrado de casi una tonelada y media pero disperso a lo largo de varios kilómetros, en 1947 vino el siguiente, también de dimensiones tan espectaculares que se lanzó incluso una colección de sellos con la forma del meteorito, en 1990 nos visitó otro en  Sterlitamak, precedido de una luz y un sonido que provocó el pánico durante largas horas…

El último y que aún se halla en nuestra memoria, aconteció el 15 de febrero en 2013, en los Urales, el mayor registrado en un siglo ¿Sus dimensiones? 10.000 toneladas y 17 metros. Aquí puedes ver videos e imagenes grabados durante la caida de este meteorito.

http://www.youtube.com/watch?v=aMygG4F0hk8

 

11 Comentarios

  1. Es increíble como las grande potencias se arman cada día mas para pelear entre ellas, pero ninguno a sido realmente capaz de crear algo para proteger al planeta de estas cosas, somos lo mas vulnerable posible ante todo lo que nos rodea que paradoja…..

  2. esta nota me hace recordar que no solo estamos a merced de donde caigan y sin previo aviso ya que no poseemos un escudo protector y es tal la basura sateltal que hay en el espacio que cuando chican contra estos sus piezas caen a la tierra, y si no retomemos el caso de la explosion de gas en buenos aires hace poco, que no fue una explosion sino la caida de chatarra de un satelite eeuu que no supieron controlar y ocultaron bajo la corrupcion de los gobiernos latinos

  3. […] inglés- lanzó a un largo acceso a la sonda espacial Rosetta, con el propósito de interceptar un cometa del que entendemos desde fines de la década de los sesenta, el […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here