¿Y tú, qué serías capaz de hacer por amor? Noticias como esta siempre nos alegran el día. Howes es un anciano agricultor que perdió a su mujer hace ya quince años. Lo que hizo para recordarla y conmemorar el amor que le profesó en vida ha dado su fruto al cabo de casi dos décadas. Lo realizado por este británico durará seguramente muchísimos años más. Un homenaje que bien merece la pena conocer. Estamos seguros de que te encantará.

Un bosque de robles en forma de corazón

No conocemos cómo fue la historia de amor entre Jane y Howes. Por las fotografías que se han publicado sabemos que su amor empezó en la juventud y que seguramente, tuvieron una vida estupenda en ese pueblecito de South Gloucestershire donde vivieron.

bosque-con-forma-de-corazon
Jane y Howes de jóvenes

La tristeza llegó cuando Jane falleció de improviso, hace ya algo más de quince años. Su esposo, desolado, pensó que debía hacer algo para demostrar su dolor a la vez que su cariño. Pero debía ser algo especial, algo que perdurara y que quedara para siempre como el escultor que crea una bella escultura, o el pintor que crea un bello lienzo recordando su amor perdido. ¿Y qué hizo Howes entonces? Está claro. Howes no era artista, sino agricultor. Sus manos estaban acostumbradas a la tierra y sus ojos al trabajo del campo y a la inmensidad de pastos y bosques. Pensó en sembrar todo un bosque de robles, ese árbol eterno con tanta tradición en la cultura británica y en el centro decidió dejar un corazón.

bosque-forma-corazon
Vista aérea del bosque con el corazón

El devoto agricultor de 70 años plantó nada más y nada menos que 6000 semillas en medio del campo, y cerca, muy cerca de su casa. Pero eso sí, antes de plantar las semillas delimitó un corazón muy grande en el centro. A partir de ahí, y respetando ese centro que quedaría vacío, empezó a esparcir las simientes de roble. Howes pasó semanas planificando el proyecto, no tenía prisa, ninguna en absoluto, solo la necesidad de cuidar cada aspecto de su idea para que un día ofreciera el resultado que esperaba. Y así fue.

hombre-planta-un-bosque-para-su-mujer-corazon
Jane y Howes adultos

Seis hectáreas cultivadas con semillas de roble que dieron resultado al cabo de 15 años. Para ver el bellísimo resultado tuvo que subir a una avioneta, desde las alturas pudo disfrutar de ese bosque en cuyo centro se distingue un gran corazón. La punta del mismo señala al hogar de infancia de su esposa. Al final, su esfuerzo trajo el resultado que él esperaba. El tributo que deseaba ofrecerle a Jane.

Solo esperamos que el amor que le demostró tras su muerte fuera el mismo que le demostró en vida. ¿Te ha gustado esta historia? ¿Te parece romántico?

Imagen: David C

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here