¿Los conoces? Hablar de Nanotubos de Carbono es hablar de futuro, es hablar de nuevas e increíbles posibilidades que aplicar a nuestra vida diaria gracias a estas pequeñísimas estructuras químicas de formas alotrópicas constituidas a base de carbono. Puede que nunca hayas oído hablar de ellos, o puede que estés familiarizado con uno de los elementos que más están revolucionando el mundo de la ingeniería y las tecnologías, y cuyas aplicaciones, pueden ser sencillamente infinitas. Te hablamos de ellos a continuación, pero eso sí… recuerda que estamos en el mundo de las nanotecnologías, elementos tan diminutos que ni siquiera puedes apreciarlos o intuirlos…Solo imaginar, incluso soñar.

El fantástico mundo de los Nanotubos de Carbono

Los nanotubos son formas alotrópicas de carbono, similares a los diamantes o fullerenos. Su forma es muy fácil de identificar: es una lámina de grafito enrollada sobre ella misma, y según su grado de enrollamiento tendremos nanotubos de diferente diámetro y geometría interna. Son sin lugar a dudas las fibras más fuertes que se conocen, lo creas o no, un solo nanotubo es 10 veces más fuerte que el acero, y más aún, conduce la corriente eléctrica cientos de veces más rápido que el cobre. Forman parte de la familia de los fullerenos y es, en teoría, el único material capaz de sustentar sobre sí mismo el peso de nuestro planeta, de ahí que se piense en él a la hora de construir ascensores espaciales gracias a su resistencia ténsil… ¿Interesante verdad?

Estructura nanotubos de carbono

Propiedades eléctricas.

Los nanotubos poseen una gran complejidad electrónica, pueden ser semiconductores y superconductores, y debido a las múltiples formas que pueden adoptar, son incluso apropiados para el estudio de los efectos cuánticos. Tienen además la capacidad de generar carga eléctrica cuando se deforman porque tienen una estructura sin centro de simetría, lo cual es realmente apasionante para los científicos e investigadores.

Propiedades mecánicas.

La estabilidad y robustez de sus átomos lo convierte en la fibra más resistente de la actualidad, apenas se deforma, es increíblemente elástico, es 100 veces más resistente que el acero y 6 veces más ligero… Realmente asombroso y lleno de posibilidades para la ciencia y a tecnología. Cómo hemos mencionado antes, es el material que haría viable el esperado ascensor espacial ya que este requeriría un gran cable que soportara todo el peso que generaría un ascensor en órbita.

Ascensor Espacial

Propiedades térmicas.

Puede parecer realmente asombroso, pero los nanotubos de carbono, tienen una conductividad térmica de 6000 W/mK, el doble casi que el diamante, y su estabilidad está a prueba de temperaturas tanto altas como muy bajas, lo cual los hace idóneos para por ejemplo, almacenar hidrógeno.

Aplicaciones de los Nanotubo de Carbono.

Los nanotubos de carbono son decisivos en el mundo y estudio de la nanotecnología, de ahí que se apliquen en el desarrollo de microscopios electrónicos de barrido, dispositivos nanoelectrónicos, dispositivos mecánicos y dispositivos nano-plana-pantalla.

¿Te imaginas los ordenadores o televisores de nueva generación que se pueden crear gracias a los nanotubos de carbono? Pantallas resistentes y flexibles, nuevas aplicaciones que ya se están desarrollando y que seguramente veremos dentro de poco en nuestro mercado.

En los años, se están haciendo investigaciones para utilizar los nanotubos de carbono en la fabricación de materiales resistentes a los golpes e incluso a las balas, creaciones que serían magníficas para diseñar por ejemplo coches indestructibles…

Pero todos estos nuevos desarrollos tecnológicos tienen varios inconvenientes:

1. Los altos costes en su producción, los nanotubos de carbono son increíblemente caros.

2. Los nanotubos de carbono son tóxicos, y algunos científicos afirman que los nanotubos son tan peligrosos como el amianto. Su inhalación puede causar graves problemas para la salud e incluso producir cáncer… y falta aún saber qué consecuencias tiene en el medio ambiente.

Así que a pesar de las grandezas de este pequeño elemento químico, parece que su aplicabilidad sigue siendo algo compleja. Aun así, seguiremos soñando en sus aplicaciones, en cómo sería nuestra vida con este supermaterial digno de las películas de ciencia-ficción…

Descubre:

– Grafeno, «el material de Dios»

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here