Los seres humanos siempre hemos tenido la necesidad y la curiosidad de explicar los extraños fenómenos de la tierra. Sin embargo, estos suelen ser mucho más grandes que nuestro entendimiento, por lo que por más que lo intentamos, hay ciertos eventos que siempre serán un misterio. Un claro ejemplo de esto fue lo que pasó cerca al río Tunguska, en el Imperio Ruso; muchos dicen que fue causado por un cometa, pero ¿será verdad? Acompáñanos en este nuevo artículo de Supercurioso a descubrir el misterio de Tunguska.

El misterio de Tunguska: ¿ocasionado por un meteorito?

Nos encontramos en el antiguo Imperio Ruso (1721-1917), en la región de Siberia. Era un 30 de junio de 1908 cuando algo muy extraño pasó en Tunguska. Aproximadamente a las 7 de la mañana, el cielo se abrió y de repente ocurrió una terrible explosión. Según los relatos, una extraña bola de fuego arrasó con un bosque de forma violenta. Sin saber qué pasó realmente, se crearon muchas especulaciones al respecto, pero nada certero. Se hablaron de hechos paranormales, de extraterrestres, de conspiraciones del gobierno y mucho más. Pero, lo más impactante de todo es que se dice que la explosión de Tunguska fue incluso 1000 veces más potente que la bomba atómica, que dejó las sombras de Hiroshima.

1. ¿Qué pasó en Tunguska?

taiga siberiana

Para ubicarnos, el misterio de Tunguska ocurrió específicamente en la taiga siberiana donde encontramos un río que lleva este mismo nombre, este es bastante caudaloso y a su alrededor hay muy poca población; estaba habitada únicamente por unos pocos nómadas mongoles. Sin embargo, a su alrededor se alzaba un gran bosque de unos 80 millones de árboles. No se sabe con exactitud qué fue lo que pasó en Tunguska, lo único que queda claro es que algo proveniente del cielo se precipitó sobre el suelo de esta pequeña región con una virulencia inusitada y nunca vista.

Aquella explosión alzó una estela de luz tan cegadora que llegó incluso hasta la ciudad de Londres. El impacto fue tal que obligó al Transiberiano a detener su viaje, pues las vías del tren temblaron de una manera inimitable. Aunque no se conocen víctimas humanas, unos 3,100 kilómetros de bosque quedaron completamente destruidos y, además, estos se encontraron desplomados por el suelo y de forma radial, siguiendo el sentido de la onda expansiva de la explosión. 

Igualmente, los sismógrafos se alteraron y en el cielo quedó durante varios días una luminaria muy llamativa e intrigante. Su potencia era tal que mientras perduró en el cielo, no fue necesaria la luz artificial ni siquiera de noche. Fueron miles los testigos que presenciaron este curioso fenómeno y lo describieron como: «un hongo luminoso alzándose en el cielo.» Se dijo que esta bola no emitía ruido y que su luz era blanca azulada. 

2. ¿Qué dice la ciencia sobre el fenómeno de Tunguska?

Después de ocurrido el misterio de Tunguska, se realizaron varios estudios que buscaban explicar qué era lo que había pasado. Según los primeros resultados, la energía liberada en aquella explosión sería equivalente a unos 10 y 15 megatones y que se había dado a unos 5 kilómetros de altura. 

A pesar de todo esto, el fenómeno de Tunguska no atrajo el interés del gobierno zarista. No fue sino hasta 1921, cuando Lenin ya estaba en el poder, que se preocuparon nuevamente por el evento de Tunguska. Entonces, enviaron un equipo de científicos de la Academia Soviética de Ciencias para recoger pruebas y hacer una investigación. Los esfuerzos de aquel equipo no lograron esclarecer la causa de este evento, pero llegaron a una conclusión que amplió aún más el misterio de Tunguska: en realidad no se trataba de una explosión, sino de dos. 

Posteriormente, en 1999, un grupo de científicos italianos se interesaron una vez más por el misterio de Tunguska. Los hallazgos de este nuevo equipo revelaron que existía un cráter con una profundidad de nada más y nada menos de 50 metros y 450 metros de diámetro. Este descubrimiento suscitó nuevas hipótesis que hablaban del posible colapso de un meteorito o un cometa. Además de esto, afirmaron que en este lugar no existen restos químicos pero que sí hay mutaciones biológicas, aumento de la biomasa, que los árboles crecían a una velocidad increíblemente rápida y alteraciones en el Rh de los habitantes.  Esto podría indicar que se trataba de una explosión de carácter atómico.😯 Como en aquella época no existía este tipo de tecnología, se creyó que podría tratarse de una nave espacial que se estrelló.

3. Las nuevas hipótesis sobre el misterio Tunguska

el misterio de tunguska

Para explicar el misterio de Tunguska se desarrollaron diferentes teorías que hablaban que lo había ocasionado un cometa. Esta es la hipótesis más aceptada dentro de la comunidad científica. Según dicen, un bólido (un meteoro brillante) de hielo y polvo impactó contra el terreno, causando aquella explosión de Tunguska para luego vaporizarse y desaparecer, lo que explicaría que no hubieran rastros evidentes del fenómeno. De hecho, los expertos advierten que el día anterior al evento de Tunguska hubo una llamativa lluvia meteórica, en la que el Cometa 2P/Encke pasó muy cerca de la Tierra. Incluso, en la actualidad y después de los muchos incidentes sucedidos en la zona de Siberia, existe el rumor de que esta zona dispone de una especie de imán para la caída de bólidos espaciales.

El misterio de Tunguska fue sin duda el más espectacular y el que, a su vez, menos víctimas produjo, pero antes y después de este evento se han contado innumerables hechos relacionados con la presencia de meteoritos en la zona. Aquí te presentamos algunos de ellos:

  • En 1812, durante la batalla de Borodinó, cayó un meteorito de casi medio kilo. Este cuerpo astronómico se exhibe hoy en día en el Museo de San Petersburgo.
  • En 1922, cayó otro en Volgogrado, una de las ciudades de Rusia, de casi una tonelada y media, pero que se dispersó a lo largo de varios kilómetros.
  • En 1947 vino el siguiente, también de dimensiones espectaculares. El impacto fue tal que incluso se lanzó una colección de sellos con la forma del meteorito.
  • En 1990 nos visitó otro en la ciudad de Sterlitamak, precedido de una luz y un sonido que provocó el pánico durante largas horas.
  • En 2013, relativamente hace poco, cayó uno nuevo en los Montes Urales el 15 de febrero. Este fue el de mayor tamaño que se ha registrado en un siglo ¿Sus dimensiones? 10.000 toneladas y 17 metros.

Hasta aquí ha llegado nuestro acercamiento al misterio de Tunguska. ¿Qué crees tú? ¿Piensas que se trató de un meteorito en la tierra? Déjanos tus comentarios que estaremos encantados de leerte. 😊 Además, si tienes una mente curiosa por los casos más misteriosos, no dejes de leer: Las trompetas del Apocalipsis, los terremotos del cielo.

11 Comentarios

  1. Es increíble como las grande potencias se arman cada día mas para pelear entre ellas, pero ninguno a sido realmente capaz de crear algo para proteger al planeta de estas cosas, somos lo mas vulnerable posible ante todo lo que nos rodea que paradoja…..

  2. esta nota me hace recordar que no solo estamos a merced de donde caigan y sin previo aviso ya que no poseemos un escudo protector y es tal la basura sateltal que hay en el espacio que cuando chican contra estos sus piezas caen a la tierra, y si no retomemos el caso de la explosion de gas en buenos aires hace poco, que no fue una explosion sino la caida de chatarra de un satelite eeuu que no supieron controlar y ocultaron bajo la corrupcion de los gobiernos latinos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here