El Sudario de Turín o Sábana Santa es la tela con la cual supuestamente fue envuelto el cuerpo de Jesús de Nazaret después de su muerte. Esta tela tiene una impresión real del cuerpo de un hombre, lo más impresionante es que diversos científicos la han estudiado y han llegado a la conclusión de que es auténtica, ¿se estaría entonces frente al verdadero rostro de Jesús de Nazaret?

El misterio del Sudario de Turín

El Sudario de Turín ha sido una de las reliquias religiosas más controvertidas de todos los tiempos, frente a diversos sudarios que aparecieron en la antigüedad, éste sobresalió por encima de los demás por la imagen tan impactante que quedó impresa en la tela, se trata del cuerpo y rostro de un hombre.

El Sudario de Turín
El Sudario de Turín

En este sentido el ingeniero electrónico estadounidense, inventor y desarrollador del analizador de imagen VP8, Peter Schumacher declaró:

«La del sudario es una imagen sin precedentes, es la única en su género en todo el mundo, no hay nada igual, es un relieve tridimensional, el frontal y la parte trasera de un ser humano completo, el único del mundo, no hay otro en ningún lado de ningún modo, de ninguna manera»

La comunidad científica se propuso estudiar la tan famosa tela y descubrir que tan auténtica era, fue entonces cuando realizaron la prueba de carbono 14. El objetivo de esta prueba era determinar el año de elaboración de la sábana, de esa forma podría comprobarse si por lo menos pertenecía a la época de Jesús de Nazaret o no.

Fue así, como el año 1978 finalmente la Iglesia acepta que sea estudiado el Sudario de Turín, luego de realizar diversas pruebas, los científicos procedieron a cortar una pequeña muestra de tela  y someterla al proceso de la prueba de carbono 14. Los resultados del estudio arrojaron que esa muestra de tela pertenecía entre los años 1260 y 1390, con lo cual quedaba demostrado que no pudo haber envuelto el cuerpo de Jesús; sin embargo, la polémica estaba muy lejos de terminarse.

Nuevos descubrimientos

Al parecer el Sudario de Turín sufrió varios percances a través de los años, estuvo expuesto a los elementos sin ningún tipo de protección y además se sabe que sufrió un incendio, motivo por el cual unas monjas repararon la tela tiempo después.

Imagen en negativo del Sudario de Turín
Imagen en negativo del Sudario de Turín

Fue así, como personas ajenas al círculo de científicos opinaron que probablemente la muestra de tela tomada para la prueba de carbono 14 correspondía a la parte que se había quemado y que posteriormente fue remendada por unas monjas.

Tras estas declaraciones uno de los científicos y expertos más renombrados, Ray Rogers, quien además fue uno de los que en un principio defendió contundentemente los resultados arrojados por la prueba de Carbono 14, admitió tras nuevos estudios científicos que efectivamente la prueba de carbono 14 había sido incorrecta y la razón se debía a un error en la selección de la muestra para dicho estudio.

Otro aspecto controvertido es la imagen como tal, no hay una explicación científica que pueda explicar cómo pudo quedar una imagen tan nítida de este hombre, pareciera que hubiera ocurrido un estallido de luz tan fuerte que hubiera dejado la impresión por ambos lados.

Lo que sí es seguro es que el Sudario de Turín seguirá dando de qué hablar, sin duda alguna se ha convertido en una de las reliquias religiosas más polémicas por la cual científicos y creyentes se siguen disputando su autenticidad.

¿Será el Sudario de Turín la sábana con la cual fue envuelto el cuerpo de Jesús?  

7 Comentarios

    • Eso mismo me estaba preguntando yo ahora mismo… esperaba acabar encontrando el resultado de la segunda prueba al final, pero va a ser que no. Quizás sea algo que ni se sepa, a la iglesia no le interesa poseer «falsas» reliquias, quedarían expuestos a la razón.

      • Yo había leido, y visto en algunos documentales, que el problema no es realizar la prueba otra vez, que si se volvió a realizar, sino que hicieron pruebas cruzadas con telas actuales, somentiendolas a temperaturas como las que soporto la sabana santa de Turín durante el incendio, y todas las pruebas dieron fechas erroneas para la datación, con lo cual ((siempre fiandome de los documentales vistos…)) es que aunque se realicen más pruebas de carbono 14, seguira arrojando datos erroneos debido al incendio…

  1. Al final y curiosamente, como no podía ser de otra forma por un hecho u otro y con los avances científicos de hoy día seguirá tratándose y limitándose a una cuestión de fe, y no hay más. Era previsible que surgieran mil impedimentos y mil excusas pese a que la iglesia cediera finalmente y permitiese que se analizase… habría siempre con qué justificar todos aquellos resultados «incorrectos» y no sobre la marcha, eso seguro, no dudaré sobre si hubo o no un incendio, aunque debería, para el caso da igual, bien podría haber sido cualquier otra motivo, que no dudéis en que lo habría.
    Acabaré citando a Alexander Pope que decía lo siguiente y a mí razón, muy acertado: «El que dice una mentira no sabe qué tarea ha asumido, porque estará obligado a inventar veinte más para sostener la certeza de esta primera.» Si lo aplicáis a una gran mentira de la cual se sustenta y depende una institución (oligarquía, no nos engañaremos) del tamaño de la iglesia, os dará como resultado una de las grandes gracias y fraudes de la humanidad, la religión. Pese de lo ilógico que ellos impusieron, demasiado lógico acabará siendo todo. Un saludo y gracias Tsubasa por responder.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here