Una de las primeras verdades de la vida y de la naturaleza que te enseñan en la infancia es que debes prestar atención a la cola de los perros que no son tuyos: si la mueven están contentos, si la esconden se sienten culpables y si la mantienen quietas están alertas, o a punto de morderte.

Pero el “lenguaje de la cola” va más allá de estos tres movimientos, como parecen indicar las investigaciones más recientes en torno al papel que juega la cola de los perros.

El movimiento de la cola de los perros “habla”

Dos estudios, uno realizado por investigadores italianos y otro por irlandeses, publicados en 2013 en la revista científica Current Biology, apuntan a que la dirección en que mueven la cola los perros puede indicar el estado emocional del can. El equipo italiano, coordinado por Giorgo Vallortigara, director del Laboratorio de Neurociencia y Cognición Animal de la Universidad de Trento, encontró que los perros usualmente mueven la cola hacia la derecha cuando están contentos, por ejemplo, cuando están en presencia de su amo; y hacia la izquierda cuando enfrentan emociones negativas, como miedo o agresividad, como cuando están en presencia de un perro potencialmente hostil.

El movimiento de la cola de los perros "habla"

El estudio de los italianos mostró que este movimiento y la reacción emocional se reflejan en el cerebro de la mascota de la misma manera que en los humanos: el movimiento hacia la izquierda se refleja en el hemisferio derecho, y viceversa.

Si estás viendo la cola de tu perro ya habrás notado que no es tan fácil decir qué lado predomina en el movimiento. Vallortigara señaló que es casi imperceptible para el ojo humano, pero no totalmente imposible si se ejercita la observación.

Una investigación posterior mostró que los perros no sólo usan la cola para interactuar con sus dueños humanos, sino también para comunicar sus intenciones a otros perros, aunque eso no indicaría que se trate de un acto consciente. Los investigadores mostraron a los canes videos de otros perros en diferentes actitudes y registraron sus reacciones: cuando veían a otro perro moviendo la cola hacia la izquierda su ritmo cardiaco aumentaba y se ponían ansiosos o a la defensiva; y cuando el movimiento era hacia la derecha permanecían tranquilos.

El movimiento de la cola de los perros "habla"

Por otro lado, la psicóloga Louise McDowell, de Queen’s University (Belfast, Irlanda del Norte) afirma la siguiente:

“Esta investigación podría ser extremadamente importante para los dueños de perros. Si un perro mueve su cola hacia la izquierda estando con su amo esto podría ser una señal seria, al indicar que estaría activándose el hemisferio derecho del cerebro, donde se encuentran las emociones negativas, como el miedo o las actitudes defensivas”.

¿Sigues observando la cola de tu mascota? ¿Verdad que es hipnótica? No te preocupes, lo más probable es que esté contento de verte, y que los conocimientos recibidos en la infancia sigan siendo de utilidad. De todas maneras, en el siguiente artículo te decimos por qué los perros mueven la cabeza cuando les hablamos, y además, son capaces de reconocer caras tristes o alegres.

Imágenes: Simply CVR, ccbarr, llee_wu

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here